Elisbet Gámez: «Entrenar con todo pues Tokio sí es posible»

Elisbet Gámez: «Entrenar con todo pues Tokio sí es posible»
Fecha de publicación: 
16 Febrero 2021
1
Imagen principal: 
Elisbet confía en mejorar sus registros, fundamentalmente ne los 200 metros.

El desánimo es un enemigo mortal para la psiquis de cualquier ser humano. En el caso de los deportistas, cuando usted se somete a largos períodos de inactividad, este aflora enseguida y es muy difícil de derrotar.

Precisamente una lucha campal contra el desaliento han librado nuestros nadadores desde marzo del 2020, pues justo una semana antes de competir y poder chequear un macro-ciclo preparatorio el Coronavirus dijo presente y truncó de golpe sus aspiraciones en ese momento.

La librista Elisbet Gámez (17 de enero de 1997) fue una de las que más padeció el impasse. Asegura que disfrutó parte de sus prolongadas vacaciones en su natal Baracoa, incluso el reencuentro con sesiones de entrenamiento en el río, pero objetivamente aseveró que el panorama ha sido bastante complejo en el último año.  

Sin embargo, en el control realizado en diciembre último, la ondina rebajó los dos minutos en los 200 metros libres, específicamente 1:59.76, con lo cual se hubiese ubicado en el puesto 58 del listado anual de esa modalidad, compartido con la israelí Andrea Murez.

Por cierto, el feudo en esta distancia correspondió a la fuera de serie estadounidense Katie Ledecky (1:54.59).

A propósito de su posible clasificación a Tokio, y el estado de su preparación, asaltamos el Complejo de Piscinas Baraguá y dialogamos con la discípula de la experimentada María Luisa Mojarrieta:

Atendiendo a tantos meses de inactividad, ¿cómo valoras lo realizado en este tiempo y luego en la base de entrenamiento en Granma?

“Al mandarnos a nuestras provincias producto de la Covid-19 estuve aproximadamente cinco meses sin hacer nada. Me tomé un descanso. Aunque siempre en casa realicé algo de físico, para no alejarme mucho de mi tono muscular, pero pocas frecuencias y muy esporádicamente iba a nadar al río.

En julio-agosto me reincorporé al gimnasio todos los días, y comencé a entrenar con el entrenador Eliécer, quien me entrenaba en ocasiones cuando era niña, y con él trabajé un mes previo a la base de Granma.

Al llegar a Granma me encontraba en mejor forma que lo que pensaba la profe Lulú. Normalmente cuando salgo de pase descanso y regreso prácticamente en cero.

De hecho, allí poco a poco ella fue incorporando kilómetros, cuestiones intensivas y nos fuimos recuperando bastante rápido.

Qué bueno que están así, nos dijo a todos.

Luego nos reincorporamos acá al Complejo de Piscinas, y mantuvimos el ritmo, independientemente de los problemas de climatización de las piscinas que siempre nos persiguen, en esta época tan incierta más.

De hecho, estamos entrenando todos en el tanque de clavados, amén de que ya debiéramos estar entrenando en piscina de 50 metros, pues se supone que el mes próximo debemos tener otro control”.

A propósito, ¿valoraciones del control de diciembre?

“Diría que demasiado bien en correspondencia con tres meses de preparación nada más y venir y realizar prácticamente los mejores tiempos o muy cerca de estos acá en Cuba.

Luis Vega hizo récord personal y otros se acercaron. Eso nos puso súper contentos y nos llenó de aliento”.

¿El inicio de 2021 y el régimen de burbuja acá en el Complejo?

“Complicado para mí. No había petróleo y tuvimos que lidiar con el agua fría; el clima tampoco ha ayudado y tuvimos que suspender varias sesiones de piscina. Ahora apareció el petróleo e intentamos suplir ese bache.

Además, se fueron los muchachos de pase. Ahora estoy entrando en caja, cuando se fueron el resto de los muchachos me deprimí un poco, pues mi pareja se marchó en ese grupo.

En ese momento, eso me chocó un poco, y la incertidumbre de cosas relacionadas con los Juegos Olímpicos también influyó.

Por suerte tengo bien claro mi objetivo y sí quiero clasificar a Tokio.

Además, sin estar al 100% de mi forma deportiva logré hacer un tiempo aceptable en los 200, cercano a mi tope personal, por qué cuando todo se normalice y las proyecciones sean más claras las cosas no van a mejorar.

Confío en que preparándonos mejor debo igualar mis marcas personales o mejorarlas”.

¿Más cómoda en los 200 o en los 400 metros?

“En los 200. Me gustan más de siempre. A mi entrenadora le gusta ponerme a nadar 400 y 800 porque dice soy buena y tengo mayores potencialidades en esas distancias. Inclusive mi mejor resultado internacional en una fase de Copa del mundo fue en 800, pero yo… qué va, me quedo con los 200.

El medio fondo y fondo no me gusta. Pero mi organismo los asimila bien. Si mentalmente me digo que quiero nadarlos, me salen bien, pero si psicológicamente me tranco, no fluyen.

Ahora estoy enfocada y me estoy preparando fuerte para los 200. En esa distancia fui a Río y es la que más puntos me da para el ranking. Precisamente por esa razón es en la prueba en la que más centrada estoy”.

Elisbet es una muchacha como otra cualquiera, humana, con sus fortalezas y debilidades, exacerbadas todas en este escenario tan complicado que ha impuesto el Coronavirus.

Sus mejores cronos en cada uno de los tres segmentos son los siguientes:

  1. 200 metros libre: 1:58.02 minutos (Copa del Mundo de Singapur 2018).
  2. 400 metros: 4:13.05 minutos.
  3. 800 metros: 8:41.88 minutos (Copa del mundo de Singapur-3ra).

Para ella, con esos mismos tiempos, se materializaría una vez más el sueño olímpico.

 

 

 

 

La ondina guantanamera estampó 1:59.76 metros en los 200 libres, como parte del ocntrol de diciembre último.
En el nuevo régimen de burbujas de entrenamiento los nadadores oscilan entre 6-8 horas de preparación diarias.
Mejorar los parámetros de fuerza es crucial en las aspiraciones de Elisbet, quien entrena con Andrea Becali de pareja en el gimnnasio.

Comentarios

Esas Calderas del Complejo Baragua que datan de los Panamericanos del 1991 y que funcionan con Gasoleo o sea Petroleo , son ya obsoletas y ademàs consuman màs de lo debido si fueran màs modernas y funcionaran con Gas Metano. Pensè que cuando se habia hecho la restauraciòn capital a la estructura se habian procurado Calderas Nuevas para que nuestros atletas pudieran entrenar sin perder dias y tambien sin que ello afectara su salud por el agua fria mientras entrenan. Esperemos en INDER reclame este problema porque ya son muchos años con las Calderas defectuosas y por demàs Obsoletas.
vita.ramon@libero.lt

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video