Roxana Gómez, el Olimpo, y mensajes en clave de relevos

Roxana Gómez, el Olimpo, y mensajes en clave de relevos
Fecha de publicación: 
25 Abril 2021
0
Imagen principal: 
Roxana, a la derecha, constituye una de las mayores esperanzas cubanas en la velocidad de cara a un posible rendimiento loable en Tokio.

Roxana, a la derecha, constituye una de las mayores esperanzas cubanas en la velocidad de cara a un posible rendimiento loable en Tokio.

Hay algo en el paso de Roxana Gomez que asemeja a una gacela de prestancia. Algunos entendidos ponderan su ritmo. Una virtud que entre los varones también poseía William Collazo (44.93 segundos de marca personal).

A mí, en lo personal, me gusta verla devorar la vuelta al óvalo con esa frecuencia de pasos, sin poseer ese físico deslumbrante, ni una potencia o fibra que la haga sobresalir a simple vista, como muchas de sus homólogas.

En ese sentido se me da un aire a Zulia Calatayud, otra de las buenas exponentes en los 400 y 800 metros que defendió a Cuba en este siglo, amén de que considero la mejor versión de la cienfueguera nacida el 7 de enero de 1999 está por llegar.

Toca ahora centrarnos en su registro reciente de 51.13 segundos, que le valió la clasificación a los Juegos Olímpicos y que lanzó una clarinada sobre las potencialidades reales que posee para rebajar de los 51 segundos, un crono respetable y que de materializarlo pudiera dejarla coqueteando o inmersa en la final bajo los cinco aros.

De hecho, su progresión, desde mi perspectiva, hubiese sido mayor de no haberla golpeado las lesiones durante las últimas dos temporadas, además de la presencia del Coronavirus el último año.

Lo cierto es que Roxana ha iniciado este 2021 con fuego en sus pinchos: Dos carreras y par de cotas personales: 51.39 y los mencionados 51.13.

La discípula de Ricardo Molina Chiu intensifica su preparación en el Estadio Panamericano junto a Lisneidy Veitía (52.46 que se erigen como lo mejor en este 2021); y Zurian Echevarría (52.74 igualmente alentadores); pues el objetivo inmediato es incursionar en el Mundial de Relevos de Chorzow, Polonia (1-2 de mayo próximos).

Esa posta se completa con las especialistas en 800 metros Rose Mary Almanza y Sahily Diago, quienes bajo0 la égida de Francisco Ayala optimizan su forma en el Complejo Deportivo de Quetzaltenango, en Guatemala.

Mirada profunda a Roxana

Una radiografía más pausada a Roxana arroja que su crono le sitúa en el décimo escaño del top de la presente temporada, el cual es comandado por dos sensaciones de 18 años namibias: Christine Mboma (49.24), y Beatrice Masilingi (49.53).

Para entender la magnitud de sus registros, baste señalar que en la historia de la vuelta al óvalo femenil solo 90 mujeres han rebajado de los 50 segundos.

La Mayor de las Antillas cuenta el privilegio de poseer en ese selecto club a Ana Fidelia Quirot. La tormenta del Caribe recala en el 48 de todos los tiempos con soberbios 49.61.

De vuelta a Gómez, situada en el peldaño 30 del ranking de 400 metros con 1 182 unidades, hallamos que por el año 2014 con apenas 15 primaveras corrió los 400 en 54.53 segundos.

Eso hizo que captara la atención de todos y que se ganara un puesto en la preselección nacional.

En lo adelante, continuaría evolucionando, si bien a veces no logró sus mejores registros en las carreras más importantes:

  1. Año 2015: 52.79
  2. Año 2016: 52.24
  3. Año 2017: 51.46
  4. Año 2018: 51.95
  5. Año 2019: 51.56
  6. Escabroso Año 2020: 54.73.

Y los ya reflejados 51.13 en lo que va de campaña, crono que estoy convencido mejorará aún más, si eleva en alguna medida sus parámetros de fuerza, y la resistencia a la velocidad en los últimos 50 metros.

Imaginen que en la actualidad Roxana se inscribe como la séptima cubana en dicha especialidad, la que cierra el área de velocidad en el campo y pista.

Le anteceden además de Ana Fidelia, Aurelia Pentón (50.56 segundos), Julia Duporty (50.61), Zulia Calatayud (50.83), idalmis Bonne (50.95), e Indira Terrero (50.98).

Habrá que soltarla en otros escenarios de confrontación en la presente etapa, donde se eleven sus niveles cualitativos ante cuatrocentistas de la élite. Cuando se vea más exigida, confío en que quebrará la barrera de los 51 segundos, y seguirá rebajando sus cotas.

Los relevos en la salsa

Es innegable que los relevos siempre despiertan un interés diferente dentro del Deporte rey, velocidad, resistencia, entendimiento, técnica de cambio de batón, sincronización…

Múltiples factores que intervienen en un rendimiento X.

Ante la cercanía de la lid universal de relevos, la posta corta masculina, y el 4x400 sin algunas de sus piezas claves han ido enseñando lo que poseen en sus piernas.

Así, la cuarteta compuesta por Shainer Rengifo; Roberto Skyers, Reynier Mena y Jenns Fernández cronometró 39.21 segundos que constituyen su mejor tiempo de 2021, pero que deberán mejorar si de aspiraciones de clasificación olímpica y colarse en la final del mundial de relevos se trata.

Ese tiempo los coloca en el puesto 15 de los mostrado hasta ahora, con China (38.29) a la cabeza.

Aquí también las cuartetas insulares han gozado de notorio prestigio, con los legendarios 38 flatt plateados en Barcelona 19992 materializados por Andrés Simón, Joel Isasi, Jorge Luis Aguilera y Joel Lamela.

Esa misma posición alcanzaron antes Hermes Ramírez, Juan Morales, Pablo Montes y Enrique Figuerola (38.40) en México 1968.

Tras esas dos demostraciones, lo mejor bajo los cinco aros ha sido ha sido el bronce de Sydney 2000 logrado por Luis Alberto Pérez Rionda, Iván García, Freddy Mayola y José Angel César (38.04).

Después de eso, en los Mundiales de Relevos, la mejor ubicación de una posta antillana ha sido la décima plaza del estreno en 2014 con 38.60 segundos. De esa cuarteta Skyers y Mena aún permanecen en activo.

Habrá que ver si en dos semanas pueden rebajar los muchachos de los 39 segundos. En el entorno de 38.40-38.60, pudieran incluso incluirse en la final.

En la foto, tres integrantes de nuestra posta del 4x400 femenino.

Mientras, las mayores esperanzas están cifradas en el 4x400 femenino, no solo por lo evidenciado en el orden individual por casi la totalidad de sus miembros, sino también porque se antoja un relevo más maduro.

Recientemente cronometraron 3:32.28 al Este de La Habana, sin dos de sus efectivas, registro que las deja en una momentánea plaza 14. Además, la renuncia a participar de los elencos de Estados Unidos y Jamaica, así como también en un segundo grado de importancia el de Australia, por la alarmante situación epidemiológica y el azote del coronavirus, de seguro le allanará el camino a nuestras cuartetas. Claro, estadounidenses y jamaicanos, tienen prácticamente su presencia segura en la capital nipona por las respectivas ubicaciones de sus postas en los rankings del orbe.

Eso sí, tienen la herencia con el listón bien alto colocado por sus predecesoras. Coquetearon con el podio de premiaciones y en definitiva quedaron cuartas en Beijing 2008 con récord nacional de 3:23.21. Roxana Díaz, Zulia Calatayud, Susana Clement e Indira Terrero.

En Atlanta 1996 se colocaron sextas de la mano de Ana Fidelia, idalmis Bonne, Julia Duporty y Surella Morales (3:25.85); mientras Sydney 2000 vio anclar octavas a las nuestras.

En citas del orbe de relevos, las antillanas dominaron la final B (3:30.94) en la versión del 2015, entiéndase novenas, en definitiva.

Panorama atlético ante la proximidad de eventos de calibre. La cuatrocentista Roxana Gómez y los relevos en el foco de atención.

Roberto Skyers y Reynier Mena, al centro, continúan siendo los ejes del 4x100 varonil.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video