Moldavia: Congelada en el tiempo

Moldavia: Congelada en el tiempo
Fecha de publicación: 
27 Junio 2019
0
Imagen principal: 

De una república soviética de buen nivel de vida y con esperanza de un futuro mejor, Moldavia, también mencionada como Moldova, se convirtió, tras la separación de la ex Unión Soviética, en 1992, en el país más pobre de Europa, donde impera el miedo, el narcotráfico, la prostitución, el suicidio infantil y el ansia de huida de los más jóvenes hacia otros lugares con presunta bonanza.

A estos desbarajustes provocados por el capitalismo en su peor expresión, se añade una grave crisis política que se intenta comenzar a solucionar con una anticipada convocatoria a elecciones generales para el 6 de septiembre venidero.

En una declaración aprobada por el Parlamento se dice que la corrupción está muy extendida en Moldavia, y los oligarcas han ganado el control total sobre los tribunales. Además, los parlamentarios expresaron su preocupación por las violaciones de los derechos humanos y las libertades.

La declaración es un voto de no confianza para el Tribunal Constitucional. Prevé la renuncia del Fiscal General, el jefe del Servicio de Información y Seguridad, los miembros de la Comisión Central Electoral, la dirección del Centro Nacional Anticorrupción, la Corte Suprema y otras instituciones.

Las fuerzas presuntamente progresistas hablan de la necesidad de adoptar con urgencia los documentos indispensables para la liberación de estas instituciones y la abolición del sistema electoral mixto.

Asimismo, hay un ambiente contra la Organización del Tratado del Atlántico Norte, que tiene una oficina en la capital, Chisandau, y trata de establecer una base militar allí, a lo que se opone la mayoría de la población, que critica el intento oficial de ingresar en la agresiva entidad.

Además, una cuarta parte de las dos millones 804 801 habitantes quiere incorporarse a Rumania, y cada vez más la pequeña nación europea de sólo 33 851 kilómetros cuadrados, enclavada entre el territorio rumano y el ucraniano va perdiendo identidad, cuestión que no pasaba en la época soviética.

Antecedentes

La crisis política en Moldavia comenzó inmediatamente después de las elecciones parlamentarias de febrero pasado, debido a que los partidos clave no lograron ponerse de acuerdo en crear una mayoría y formar un gobierno.

A inicios de junio se publicaron varios vídeos grabados por una cámara oculta, que muestran supuestamente las conversaciones del presidente de Moldavia, Igor Dodon, y el líder del Partido Demócrata, Vladimir Plahotniuc. Los políticos discutían un acuerdo, que debía firmarse en presencia del embajador ruso.

Dodon y Plahotniuc argumentaban que la parte rusa prometió cerrar todos los casos criminales contra Plahotniuc, a cambio de un acuerdo sobre la federalización de Moldavia.

Después de la aparición de estos videos, el Partido Demócrata, que controlaba el gobierno, exigió la renuncia del presidente.

Al comentar la situación en Moldavia, el representante especial del Presidente de Rusia para el desarrollo de las relaciones comerciales y económicas con este país, Dmitri Kozak, dijo que sugirió realmente concluir acuerdos secretos con el Partido de los Socialistas de Moldavia con obligaciones de cambiar diametralmente el vector de política exterior de Moldavia de occidental a oriental.

"Como sabemos con seguridad, estas propuestas fueron rechazadas categóricamente. La práctica histórica muestra que cualquier acuerdo político secreto conduce en última instancia al desastre tanto para los políticos involucrados en tales conspiraciones, como para los ciudadanos", dijo Kozak.

Según él, Rusia insiste en la necesidad de una mejora radical de la situación política actual en la república. Además, Kozak confirmó que Moscú considera que la crisis política en Chisinau es un proceso político exclusivamente interno.

"Pero para Rusia es extremadamente importante que las fuerzas que determinan el vector de desarrollo de la política exterior de Moldavia reflejen la verdadera voluntad de sus ciudadanos", dijo.

Lo triste de todo esto es que las filas de los que abogan por la pérdida de la independencia aumentan constantemente, porque las condiciones de vida se deterioran debido a la corrupción total, la crisis económica y la dictadura oligárquica establecida por el Partido Demócrata.

Para analistas moscovitas, reporta Sputnik, “Plahotniuc es el verdadero jefe de Moldavia. Es más, es el oligarca buscado por los agentes de la ley rusos por un intento de asesinato, y también está acusado de participar en el plan de retirar 37 000 millones de rublos (589 000 dólares) de Rusia”.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video