Tokio 2020: Roxana y Cristian sacan la cara en sinfonía atlética de Warholm (+Fotos)

Tokio 2020: Roxana y Cristian sacan la cara en sinfonía atlética de Warholm (+Fotos)
Fecha de publicación: 
3 Agosto 2021
0
Imagen principal: 
El noruego Warholm, meterórico sobre vallas.

El atletismo en los Juegos Olímpicos sigue captando la atención de todos, como no hacerlo cuando las fibrosas piernas del noruego Karsten Warholm volvieron a burlarse de su fresquito récord mundial de 400 con vallas y lo llevaron hasta marcianos 45.94 segundos.

Confieso que nunca imaginé se rebajaría de los 46 segundos en esta prueba, intuyo que casi nadie lo hizo de hecho. Imaginen entonces la magnitud de esta carrera, la más rápida de la historia en este evento, que seis de los ocho finalistas bajaron de los respetables 48 segundos; dos, el estadounidense Rai Benjamín (bestiales 46.17), y el brasileño Alison dos Santos (46.72) fijaron topes para las áreas de NACAC y Sudámerica, respectivamente, y otros dos estamparon primados nacionales, en los casos del cubano nacionalizado turco Yasmani Copello (47.81), y Kyron Mc Master (47.08) de Islas Vírgenes Británicas. ¡Menuda sinfonía!

Dato adicional: Warholm posee además de las dos primeras cotas de todos los tiempos (46.70 esa la otra), atesora cuatro de las diez mejores de la campaña 2021, todas inferiores a 47.30 segundos.

Luego de este arranque, como si del maillot del propio Warlhom se tratase al término de la carrera desgarrado por la euforia de saberse el mejor del planeta, dirigiremos la mirada hacia los rendimientos de los nuestros.

Roxana Gómez es una corredora de 400 metros bella, no lo digo solo por su estilizada figura y su sonrisa, me refiero a su elegante estilo para correr, a sus zancadas fluidas, a la elongación rítmico de su paso.

Con esa belleza que describo igualó su crono cimero de 50.76 segundos, cuando le quedaba algo más de combustible en su organismo, cuando sin tamaña exigencia cruzó segunda en su heat detrás de la fenomenal bahamesa Shaunae Miller-Uibo (50.50).

La clasificación la dominó la discípula del cubano Yasser Pérez e hija pródiga de República Dominicana Marileidy Paulino (50.06), en tanto la última agraciada a semifinales fue la austriaca Susanne Walli.

El otro antillano citado a la discusión de las preseas en su prueba fue el triplista Cristian Nápoles, quien con 17.08 pasó cuarto y sin contratiempos a la definición. Le antecedieron el también hijo de la mayor de las Antillas, pero que viste la casaca de Portugal, Pedro Pablo Pichardo (17.71); el turco Necati Er (17.13), y el chino Yaming Zhu (17.11).

En otra final electrizante, y al parecer con la cábala de un último salto ganador puesta de moda, la alemana Malaika Mihambo ratificó su condición de favorita y mejor del planeta en la actualidad al clavar sus pinchos en 7.00 metros exactos y relegar a la plata a curtidísima estadounidense Brittney Reese (6.97). El bronce para la nigeriana Ese Brume caprichosamente también dueña de 6.97.

Pero si de atletas curtidos y admirables se trata debemos ir hacia la jaula del martillo, y allí hacerle una reverencia a la polaca Anita Wlodarczyk (78.48). Qué manera la de competir la suya en grandes lides, pues luego de no haber transitado por una campaña ni por asomo a la altura de su calibre, logró el mejor registro de la temporada.

Le escoltaron ahora, con la resignación como premisa desde Londres 2012 al enfrentársele, la china Zheng Wang (77.03), y su coterránea Malwina Kopron (75.49), ambas también con lo mejor exhibido anualmente.

También en materia de lanzamientos, y de polacas, Maria Andrejczyk (65.24), comandó la clasificación de la jabalina femenil, segmento cerrado por la letona Madara Palameika (60.94) y en el que lastimosamente la veterana de mil batallas y plusmarquista mundial, Barbara Spotakova (60.52), quedó fuera de la clasificación.

Otros líderes de rondas preliminares en sus respectivas pruebas resultaron ser el belga Ismael Debjani (3:36.00) en los 1 500 metros, una centésima por encima del keniano Timothy Cheruiyot; el vallista estadounidense Grant Holloway (13.02 segundos), honrando su condición de plusmarquista universal indoor de esa modalidad con 7.29; y con el camino un tanto allanado tras la descalificación del cubano-español Orlando Ortega, y el ruso Sergey Shubenkov.

Esa misma condición de liderazgo entre los ocho que tomarán los carriles en la final del doble hectómetro ostentó el canadiense Andre de Grasse (19.73), con cota doméstica incluida. La tendrá dura cara a cara con el tridente de estadounidenses que comanda Noah Lyles (19.99) sin tamaño rigor.

Casi doblamos la segunda curva, pero lo hacemos a ritmo de otras tres finales endemoniadas: en la pértiga varonil el fenómeno Mondo Duplantis se alzó con el título cerca de los dioses, a una altura de 6.02 metros, incluso estuvo próximo a establecer un feudo en “cielos de nadie, pues casi supera el listón sobre 6.19, solo que su brazo se lo negó cuando parecía que la “ingravidez” le sonreía nuevamente.

No menos enervante y fenomenal la definición en la doble vuelta al óvalo. Nostalgia de no ver a Rose Mary Almanza en esa salsa, como nos deleitamos años atrás con Ana Fidelia Quirós, Zulia Calatayud e Indira Terrero, por solo citar algunas.

Lo cierto es que estuvimos en presencia de una carrera durísima, con siete chicas estampando cronos insospechados y la estadounidense Athing Mu (1:55.21 minutos) a la cabeza, registrando el mejor tiempo de su país, e imitada en semejante condición por la británica Keely Hodkingson (1:55.88), y su coequipera Raevyn Rogers (1:56.81), plata y bronce por ese orden.

Y el cierre no podía ser a otro ritmo que el de vértigo, que el salido de las humeantes zapatillas de la jamaicana Elaine Tohmpson, heredera de Marlene Ottey, Verónica Campbel-Brown, y Shelly-Ann Fraser-Pryce; una bala que no solo repitió el doble cetro de río de Janeiro 2016, sino que ahora en ambos tramos estampó los segundos mejores cronos de la historia, a razón de respectivos 10.61 y 21.53 segundos.

Casi sobrenatural, Florence Griffith-Joyner debe estar preocupada. Tambalean sus descomunales 10.49 y 21.34 segundos. Simplemente FE-NO-ME-NAL!!!!!! Secundó a Thompson en esta oportunidad con primacía del orbe entre juveniles, la Christine Mboma (astronómicos 21.81) y con un remate de miedo!!!

Cuba ascendió a un respetable escaño 14 del medallero global de Tokio. Nos ampara botín de (4-3-4) que pudiera incrementarse de las manos de nuestros púgiles y algún luchador del estilo libre. China (32-20-16) se mantiene firme en la primera posición y parece poco probable que Estados Unidos (24-27-20) y Japón (19-6-11), puedan rebasarla en su condición de más cercanos persecutores. y hasta luego amigos, casi no me queda combustible en el tanque, al menos hasta que me recargue en las próximas horas.

Buen paso y con fuerzas se vio Roxana en los 400 metros.
La martillista polaca, otra extraclase dle Deporte Rey.
La gloria absoluta y dos dobletes olímpicos de otra dimensión para la velocista jamaicana Elaine Thompson
Nápoles hizo su mejor salto de la temporada en su intento inicial de preliminares.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video