Jasiel Rivero y el Burgos: Otra final de Champions y a la historia

Jasiel Rivero y el Burgos: Otra final de Champions y a la historia
Fecha de publicación: 
8 Mayo 2021
1
Imagen principal: 
Jasiel, piesa clave en el accionar del Hereda San Pablo Burgos.

Confieso que vi el partido entre el Hereda San Pablo Burgos y el SIG Strasbourg francés por internet en un puro nervio. El básquet es uno de esos deportes que me llega a la médula y luego de un primer cuarto adverso 15-25 la adrenalina se destapó.

Justo tras la mitad el segundo parcial, la inyección de energía del capitán Vitor Benite, y el trabajo sólido en defensa y ataque de la dupla de centros compuesta por Jasiel Rivero-Kravic, comenzó a carburar el Burgos, para dominar el cuarto, amén de unos compases finales inciertos que los llevaron al descanso debajo 37-43.

En todo ese vendaval y lucha campal por abrir el marcador, igualar acciones o remontar el ala-pívot cubano fue crucial. La confianza que en él deposita el técnico Joan Peñarroya crece por día y su responsabilidad este viernes fue tal que se erigió como el jugador con más minutos en cancha (30:13 minutos).

Justificó su presencia en el tabloncillo con 16 puntos, seis rebotes, dos asistencias y dos robos, además de una valoración de +19.

De hecho, junto con Benite fueron los máximos anotadores del quinteto burgalés, que también vio culminar con dobles dígitos a Kravic (11), McFadden (12), y Horton (10).

La reacción burgalesa tras el descanso pasó por forzar en el costado defensivo, con dobles marcajes sobre los perimetrales galos, efectividad en las transiciones y un cerco en la pintura.

Ese, uno de sus principales argumentos, les trajo notorios dividendos que se tradujeron en puntos tras recuperaciones y en contrataque. Jugadas en las que Rivero mantenía su protagonismo.

Tales esfuerzos se tradujeron en ventaja en el marcador, una que no abandonarían después del tercer parcial (26-14) y que culminaría con el 81-70 definitivo.

Del costado perdedor, los más sobresalientes fueron los estadounidenses Brandon Jefferson y Bonzie Colson, ambos con 14 unidades, y en el caso de este último acabado de elegir el MVP de la temporada 2020-2021.

Por cierto, el Burgos se inscribe en la historia como el primer elenco en la Basquetbol Champions League que reedita presencia en la final luego de haberse coronado en la edición precedente.

Sus rivales de mañana domingo, el Pinar Karsiyaka turco.

Radiografía en primera persona con Rivero

Pudiera pensarse que Jasiel no rendiría al máximo en esta recta final de la Champions. A su responsabilidad habitual como jugador agrega la de convertirse en padre dentro de poco, a finales de mayo específicamente.

Afortunadamente tanto su esposa como la beba que viene en camino están bien, según me comentó “El Papi” en nuestra plática vía Messenger, y eso a pesar de la distancia entre Rusia y Burgos, lo hizo enfocarse en el desafío:

¿Qué sucedió y ha venido pasando en los primeros cuartos de partido?

“Lo primero es hacerles saber mi enorme alegría y la del equipo por estar de vuelta en la final de la BCL. Es un orgullo tremendo estar acá y representar a Cuba en ese escenario.

Al principio estamos entrando un poco relajados y desconcentrados. De ahí que en los primeros cuartos las cosas no nos estén saliendo bien. A medida que van avanzando los juegos, entramos en ritmo y mejoramos, pero no debemos tener esa falta de concentración inicial en el juego. Necesitamos entrar enfocados desde el pitazo inicial”.

¿Cuán importante son la defensa y el juego interior para el Burgos?

“El juego interior de Burgos es un factor fundamental. La defensa y la intensidad con la que aplicamos todas nuestras variantes defensivas es algo muy bueno que tenemos. De hecho, es algo de lo que nos ha traído hasta esta posición en la que estamos.

Considero que nuestros perimetrales y su acción son la base, pero nuestro trabajo como complemento es sumamente determinante. De hecho, esperamos hacerlo mejor de cara al choque final, el más importante de toda la temporada y en el cual confío en que las cosas nos salgan bien”.

¿Cómo fluye la comunicación con el capitán Vitor Benite y el resto de la escuadra?

“La comunicación con Benite siempre nos estamos hablando, como que apoyándonos, regañándonos mutuamente. Eso es algo que nos caracteriza desde el primer día de la temporada. Siempre me da instrucciones, ayudando a mejorar, con la energía al máximo…

Eso es algo que nos ha ayudado mucho, para sacar al equipo siempre adelante. Cuando uno está muy positivo, con un nivel y energías bien arriba, contagia lógicamente al resto del grupo.

Viendo al conjunto, nuestra química es algo fundamental en nuestros resultados. Es algo bien difícil de lograr con jugadores de diferentes nacionalidades, culturas, formas de juego…

Ese vínculo que nos ha convertido en uno solo, ha sido una de las piezas claves en nuestros resultados y esperemos que sigamos así para seguir en el camino a la gloria. En Burgos somos una familia, incluso hasta con los aficionados. Ese es el sentimiento que se respira.

¿Qué elementos viste como vulnerables en el transcurso del juego?

“Lo más difícil fue la defensa en ese primer cuarto. Esa relajación con la que entramos ellos la supieron aprovechar y sacaron ventaja. Afortunadamente en la segunda mitad engranamos nuestra mejor arma y la compenetración fluyó.

De cara a la final veo al equipo bastante bien. Atravesamos por un buen momento, estamos muy unidos y eso creo que hay que aprovecharlo.

Será un partido sumamente difícil, pero no imposible, si mantenemos esa misma filosofía, y salimos concentrados, con la disposición que siempre tenemos, podemos imponernos.

En lo personal me siento súper bien. En camino viene lo más preciado, estamos muy emocionados y eso es un estímulo incalculable. Afortunadamente estaré en Burgos para el nacimiento de la beba y toca cada día salir a pelear, como decimos los cubanos, ahora por ella más que nada.

Por suerte todo lindo mi hermano, un abrazo grande y gracias siempre por estar al tanto de mí y del baloncesto”.

Esas fueron sus palabras de despedida casi entrando en las dos de la madrugada hora de Rusia.

Realmente el agradecimiento es mío, por su tiempo y siempre responder solícito a mis interrogantes.

Un Jasiel que vi crecer desde su etapa escolar y que ahora es eje del Burgos en la segunda Liga de baloncesto más fuerte del planeta, en la que promedia por cierto 12.7 cartones y 5.7 rebotes en 23 encuentros disputados, de los 33 jugados por su armada, que con balance de 20 y 13 marcha sexta de la tabla de posiciones. Las estadísticas compiladas hasta el desafío número 31.

El ala-pívot antillano, verdadero azote de las defensas rivales, cn su juego físico y trabajo de piernas.
La comunicación entre todas sus piezas, elemento crucial en el andar exitoso del elenco burgalés.

Comentarios

Dobles felicidades, una por alcanzar un titulo de la Liga Europea de Clubes, y el otro por iniciarte en la Liga de los papas segun estamos enterandonos.. Enhrabuena muchachos, ahora tienes dos razones por la que luchar por los titutlos junto a tu club, y el otro por la bebe en camino y la nueva familia que ya haz creado., los cubanos te estimamos y respaldamos dondequiera y no obstante el resultado q ue alcanzas , sabemos que lo das todo cada dia y dejas bien alto el nombre de tu pais y de su escuela basquebolistica.
metauten54@yahoo.es

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video