Halterofilia cubana y la espera por los cupos olímpicos

Halterofilia cubana y la espera por los cupos olímpicos
Fecha de publicación: 
11 Junio 2021
0
Imagen principal: 
Juan Columbié ha sido uno de los atletas más estables del ciclo, a pesar de que aún no se acerca del todo a los rendimientos de élite en los 109 kg. Fotos: Del Autor.

Desde que Daniel Núñez abrió la estela dorada de la halterofilia cubana en los Juegos Olímpicos de Moscú 1980, ha llovido mucho. Acostumbrada a campear en el sector varonil a este lado del Atlántico durante décadas, y con la incorporación tardía de las chicas a la práctica oficial previo los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Cartagena de Indias 2006, hoy día esta disciplina espera por el otorgamiento de los cupos olímpicos, para saber en definitiva cuántos exponentes tendrá Cuba en Tokio.

Una preselección de siete halteristas entrena con ese velo de incertidumbre que provoca aguardar en el gimnasio del Cerro Pelado. Lo ideal, al decir del jefe del colectivo técnico Félix Machín sería que pudieran inscribirse dos varones y otras tantas chicas, pero él mismo confiesa que eso será sumamente difícil.

Sobre esa y otras cuestiones, dialogó con CubaSí:

“La ruta crítica planificada como parte de la preparación rumbo a Tokio la cumplimos satisfactoriamente. La última etapa concurrimos al Campeonato Panamericano de Santo Domingo, categoría oro; luego en el Open de Colombia (circuito plata); y cerramos con un atleta en el Mundial juvenil, que es el caso de Otto Oñate (61 kg).

Estos tres eventos tienen carácter acumulativo y teniendo en cuenta el impasse que tuvimos producto del azote del Coronavirus, los muchachos se han ido reinsertando poco a poco en su nivel y han ido cumpliendo por etapas con la planificación”.

En esos dos eventos; ¿cómo se comportaron en relación a sus totales precedentes y los % de realización de alzadas?

“Tomando que estuvieron entre ocho-nueve meses sin entrenar con seriedad, podemos decir que los objetivos se cumplieron, tanto en materia de % de realización de intentos, como el % de cumplimiento de pronósticos.

Hubo que hacer reajustes en consideración con el tiempor real de preparación que acumularon y a raíz de eso evaluarlos. Puedo decirte que cuando llegamos a cada escenario, el resto de los países pudo cumplimentar su preparación durante la pandemia, lo que se reflejó con los resultados que obtuvieron.

En nuestro caso retomamos los entrenamientos en el mes de octubre, concentrados en la base de Bayamo, Granma.

Por mucho que realizaron en sus casas y con seguimiento individual online, no es igual.

A eso súmale el rebrote acá en la instalación y muchos de nuestros atletas tuvieron que ir para casa de los entrenadores, y otros a sus provincias. De nuevo entrenar a distancia, con las agravantes que siempre esto implica.

Así, nos volvimos a concentrar en el Cerro Pelado apenas 15 días antes de partir al Panamericano. Tomando en cuenta todo eso, los rendimientos pueden evaluarse de muy positivos”.

Etapa de espera, búsqueda de cupos por América, pues ninguno de nuestros preseleccionados se halla entre los ocho primeros del ranking Mundial de sus divisiones… ¿Perspectivas reales?

“El proceso debió haber cerrado el 30 de abril del 2020. Producto de la Covid-19 se alargó un año más. Hasta después del 10 de junio no se conoce la cantidad de plazas definitivas a clasificar por cada Continente.

Hemos hecho varios estudios, pero eso puede variar. Contamos con siete atletas:

  1. Ludia Montero (49 kg). Número 18 del ranking con 175 kg (80-95) en el Panamericano de Santo Domingo.
  2. Marina Rodríguez (64). Puesto 11, avalada por 219 (95-124) en la propia justa
  3. Melissa Aguilera (76). Peldaño 17 con 220 (98-122) en Quisqueya.
  4. Otto Oñate (61 kg). Posición 16 gracias a 276 (120-156).
  5. Arley Calderón (61 kg). Lugar 17 con 274 (119-155).
  6. Olfídes Záens (96). Ha competido por estrategia en los 96 y 89 kg. En esta última recala en el puesto 12 con 355 kg (160-195).
  7. Juan Columbié. Se coloca en la posición 19, al amparo de 375 (166-209).

En el caso de Olfídes compitió en 89 para acumular puntos en el ranking, luego de completar sus dos eventos reglamentarios en los 96. De esa forma acumula mayor número puntuación para los 96.

Así, estamos en espera de que la Federación Internacional otorgue las plazas para cada continente.

Así cada nación traza su estrategia respecto a cuál o cuáles llevar, siempre en base a estos siete que te mencioné. La perspectiva es que entre dos y tres hagan el grado”.

¿El tema peso corporal o déficit de este en los entrenamientos con Olfídes?

“Olfídes es un atleta que generalmente entrena sobre los 90-91 kg. Realmente es un 89 kg natural y no un 96. Nos favorece más que compita en 89 para su puntaje, y no en 96. Sus dos eventos en esta última categoría fueron los Juegos Panamericanos de Lima, y el Open de Colombia en 2019.

En los 89 sus resultados se aproximan más a los estándares Mundiales”.

¿Valoración física y psicológica del selecto club de preseleccionados?

“Desde el punto de vista físico y médico, todos se hallan en perfecto estado de salud. Están muy optimistas, sin bajar la guardia, entrenando fuerte y a la espera, pues hasta el último minuto no se sabrá quiénes serán los afortunados.

Esa es la tarea crucial del colectivo y el enfoque de todos”.

 A tono con los últimos tiempos, ¿siguen nuestros pesistas siendo mejores en el envión?

“Es cierto que en el envión nuestros atletas desarrollan más potencia. A pesar que hemos trabajado desde el punto de vista técnico sobre algunos errores que venían presentando nuestros atletas, en el arranque, que es un ejercicio más técnico, se mantiene el envión como el de mayores virtudes.

Se ha ido equiparando esa diferencia, pero indudablemente aún nos resta por recorrer”.

Tokio, la espera de plazas, y el trabajo constante de nuestros halteristas, con kilogramos, barras e incertidumbre sobre la plataforma.

Tokio aguarda por 196 forzudos repartidos entre 14 categorías de peso. Solo se premiará el biatlón en el Forum International Arena de la capital nipona.

En ese concierto bajo los cinco aros, Cuba atesora la posición 27 del medallero histórico, respaldada por 2-1-5 metales.

 

 

Ludia intenta establecerse en los 49 kg, una categoría donde las asiáticas son muy fuertes.
Melissa la tendrá bien difícil en pos de su clasificación. los 76 kg son feudo de europeas.
Olfídes siendo un 89 kg natural, incursionará, de hacer el grado en los 96, que son el peso olímpico en definitiva.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video