Guillermo Carmona: “La meta es jugar bien desde el inicio”

Solapas principales

Guillermo Carmona: “La meta es jugar bien desde el inicio”
Fecha de publicación: 
12 Septiembre 2020
0
Imagen principal: 

Fotos: Autor

Han transcurrido casi 22 años, desde aquel domingo 18 de octubre de 1998, cuando en la inauguración de la Serie 38, regresaría la magia de Germán al gran Coloso y junto con él, un hombre modesto y valiente, de voz pausada y obrero incansable del béisbol, haría su debut en el timón de mando de la escuadra más emblemática de las Nacionales.

A Guillermo Carmona lo recibieron los terrenos cubanos en la temporada 1994-1995 al frente de los extintos Metropolitanos. Con ellos tuvo foja de (155-129/.546) en cuatro zafras y fue el primer timonel de su historia que los transportó a una postemporada (1998). Un año antes, en 1997, había clasificado también a los Metros a la II Copa Revolución.
 

carmona-dentro.jpg

Estas fueron sus cartas credenciales para ser promovido al eje de mando de Industriales en la campaña (1998-1999). En su primer año lideró la liga en victorias con (58) y alcanzó el subcampeonato, al caer en siete juegos ante Santiago de Cuba, en una de las Finales más recordadas del béisbol cubano. 

En el siguiente curso obtuvo la tercera plaza con 57 triunfos y se despidió de la institución azul, con el octavo puesto, en 2001, luego de caer en cinco peleados choques, en otro afamado play-off, esta vez versus una poderosa escuadra de Pinar del Río que tenía a Omar, Yobal, Contreras, Lazo y Faustino como principales estrellas.

De acuerdo con los datos del sabermétrico Yirsandy Rodríguez, Carmona ganó 183 partidos, perdió 121 y registró promedio de .602, ubicándose en el segundo mejor puesto entre los nueve managers que han dirigido Industriales durante al menos 200 encuentros. Por si fuera poco promedia 55 victorias en temporada regular, récord solamente superado por el desaparecido José Miguel Pineda (61). En postemporada presenta balance de (20-19).

Tres años atrás estuvo al centro de la polémica con el controversial Víctor Mesa, luego de habérsele prometido las riendas de los Leones por parte de la Comisión Provincial de Béisbol en La Habana, pero finalmente fue desechado irrespetuosamente por las autoridades deportivas capitalinas y todos conocen la historia. En aquel entonces declaró: “Me engañaron y no vuelvo a dirigir en La Habana”.

Para conocer qué ha cambiado, el porqué de su regreso y cómo asumió esta responsabilidad, CubaSí ha dialogado con él…

“Me sentí muy decepcionado con aquellos sucesos. Cuando Javier tuvo problemas familiares que le impedían seguir dirigiendo, la Comisión Provincial me llamó para asumir la encomienda. Yo realicé todo el chequeo de los atletas desde la Serie Provincial y el sub-23. Después sucede lo de la designación de Víctor y realmente me chocó mucho aquello. No propiamente porque Víctor dirigiera, de hecho yo consideraba que él podía hacerlo con suficiencia y resolver a modo personal algunos aseguramientos que nos eran esquivos a nosotros, sino por la manera en la cual sucedieron las cosas. Realmente fue decepcionante”, sostiene.

-Creo que tu regreso al béisbol tuvo mucho que ver con la llegada de Rey Vicente Anglada al banquillo azul en 2018, ¿qué me puedes decir al respecto?

-Mira, Rey en primer lugar es un hombre, es una persona que da gusto trabajar a su lado y siempre hemos tenido muy buenas relaciones de amistad. Él me llamó inmediatamente para pedirme que lo ayudara como parte del grupo de entrenadores y por eso accedí regresar en aquel momento. Posteriormente dijo que propondría mi ascenso porque me consideraba con las condiciones necesarias para ser el director cuando se alejara de esa función. Francamente yo no tengo palabras para agradecerle las cosas que hizo por mí…

-¿Cuán importante fue desempeñarte como coach de tercera del equipo antes de ser nombrado director?

-El coach de tercera es el más importante del juego porque es la representación del manager en el terreno y se encarga de trasladar sus indicaciones a los jugadores. Por ahí comienza todo, el montaje de las jugadas, las órdenes de seguir o detenerse. En fin, para mí fue muy importante llevarla a cabo durante estas dos campañas y me permitió conocer mucho más a los jugadores que voy a dirigir ahora…

-¿Cómo enfrentará Industriales la versión 60 de la Serie Nacional?

-Nosotros comenzamos los entrenamientos en febrero, pero apenas pudimos entrenar unas seis semanas de manera grupal por el tema de esta grave pandemia. Los muchachos continuaron preparándose en sus casas, aunque sabemos que nunca es igual. Después reanudamos la preparación grupal en agosto y ha transcurrido sin contratiempos. Me siento satisfecho con el equipo que voy a arrancar la Serie y nuestra meta es jugar bien a la pelota siempre.

-En las últimas temporadas el equipo azul se ha visto errático a la defensa –a tal punto de promediar para (.973) en los últimos cinco años- y ha sido el factor derrota muchas veces. ¿Qué se hizo en la preparación para erradicar esta tendencia negativa?

-Desde el primer día nosotros identificamos a la defensa como la principal debilidad del plantel y para ello diseñamos un plan de trabajo. Aquí la ayuda de Anglada ha sido fundamental con los jugadores de posición. Regresamos a los fundamentos, al pensamiento táctico, los cortes de pelota, a no tirar cuando no haya oportunidades, a la concentración de la atención y a la importancia de concretar el out en las jugadas de rutina. Si logramos eso, estaríamos en la carrera por el campeonato…
 

carmona1.jpg

-La ofensiva sí luce enorme, el regreso de Lisbán Correa como cuarto madero, Juan Carlos Torriente a la intermedia y una muy buena banca…

-La mayor fortaleza del equipo es sin dudas la ofensiva. Ellos saben que pueden fabricar muchas carreras y eso nos ofrecerá ventajas sobre los rivales. Lisbán será el cuarto madero y esperamos una buena temporada. A Torriente lo vemos bien, pero no queremos apurarlo y abrirá como séptimo bate. Me iré con Alomá en el tercer turno y campo corto. La tanda zurda de Calderón como  Lead-off y Peñalver de segundo debe aportarnos mucho también. Desde la banca vendrán Urgellés como primer emergente frente a lanzadores derechos, Raudelín Legrá frente a zurdos y Wilfredito Aroche también lo puede hacer.

-El pitcheo es una asignatura pendiente de casi todos los equipos de la Serie Nacional, ¿cómo valoras tu staff?

-De nuevo es un cuerpo con jóvenes valores, pero algo importante es que es más o menos el mismo de la campaña pasada. Bryan Chi será el líder de la rotación y esperamos mucho de él. Yandy Molina ha estado muy bien en la preparación y hemos incluido a José Pablo Cuesta dentro de los iniciadores. Tengo confianza en un gran talento como Pavel Hernández (1.90cm-23 años) y una bola rápida que sobrepasa las 90 millas. Ha mejorado su comando y le daremos el puesto de cuarto abridor. 

-Desde hace mucho tiempo para ganar un campeonato se debe tener un bullpen con solvencia, háblame de Andy Rodríguez…

-Andy fue el caballo del staff la temporada pasada. Encabezó los salvamentos y apagó muchas veces la candela que le dejábamos en las postrimerías. Es mi garantía para ganar los encuentros. Al ser uno de los mejores prospectos del pitcheo cubano, estaremos muy atentos a su rendimiento durante la Serie Nacional.

-¿Quién será el receptor titular de la escuadra?

-Me voy con Frank Camilo Morejón, pero tengo a otros dos buenos receptores como Oscarito Valdés y Raudelín Legrá. Esta es otra área que consideramos sólida y en la cual jugarán los tres.
 

carmona3.jpg

-Otra vez tendrán la presencia de un sabermétrico del calibre y la profesionalidad de Yirsandy Rodríguez, quien maneja datos de enorme valía a la hora de leer y entender los encuentros. Sin embargo, eres un manager de la vieja escuela. ¿Cómo asumes la aplicación de la denominada ciencia de la estadística?

-Ciertamente no fui formado con ese tipo de herramientas. Eso es algo de los nuevos tiempos, pero la considero de vital importancia a la hora de ganar. Tenemos una química personal muy buena con él y lo consideramos de gran ayuda para el desempeño del equipo. Estaremos muy al pendiente de los datos que nos aporte su trabajo para, en determinadas situaciones de juego, tomar decisiones siguiendo esa nueva herramienta del béisbol moderno…

-Hay una pregunta que no me puede faltar porque jamás olvidaré aquella Final de 1999. Tengo intacto el niño que fui, con 13 años por aquel entonces, y ese noveno inning del sábado 3 de abril ante un Norge Luis Vera crecido. Germán abre con infiel hit y ordenas el toque de bola con Vargas. Pienso que es la decisión más controvertida de tu vida. ¿De qué manera caló en ti?

-Ufff, eso me ha acompañado por más de 20 años. Perdíamos 1X0, era el sexto juego de la Final. El Latino estaba repleto y teníamos la ventaja de 3-2 en la Serie. Ya en el primer inning Vargas había fallado en fly a segunda con dos corredores en bases sin outs. Entonces tomé la decisión para que Scull viniera con corredor en posición anotadora y considerábamos que ellos le lanzarían porque era riesgoso poner el gane en primera. De lo contrario, un bateador oportuno como Padilla podía darnos la victoria con un batazo y dos corredores en circulación. Pero el toque salió de frente y el famoso doble-play. Cuando Scull falló en elevado a manos de Benavides en el campo corto y Vera comenzó a saltar en el box, supe que el campeonato se me había ido de las manos. Yo creo sinceramente que Vargas debió batear, pero es la vida. Eso lo llevaré siempre por dentro. Al día siguiente Adrián Hernández, quien fue nuestro caballo durante toda la postemporada con record de 5-0, no pudo sostenerse y Santiago nos apaleó 9X0 en casa. Fue muy triste todo aquello…

-El 2020 será inolvidable para el mundo porque nos vimos obligados a parar por la pandemia del Coronavirus, a quedarnos en casa, no hubo Juegos Olímpicos y los deportes sólo pudieron continuar su marcha sin su principal aliado: el público. ¿Qué llamado haces a la afición cubana?

-Esto comenzará el sábado y verdaderamente será muy diferente jugar sin la presencia de los aficionados. Pero nada en este mundo puede estar por encima de los cuidados de la salud humana. Por nuestra parte vamos a cumplir con estricta severidad las medidas higiénicas para evitar el contagio y llamamos a los aficionados a que nos sigan desde sus casas, por las redes sociales y los medios de comunicación. Ojalá que en el transcurso de la temporada bajen los índices de transmisión en el país para poder disfrutar del sonido del respetable en la grada…

ANGLADA EN EL CAJÓN DE BATEO

“He estado ayudando en la preparación y me siento muy satisfecho con los resultados de los muchachos. Estaré trabajando con los jugadores de la reserva mientras el equipo esté de gira. Tengo plena confianza en Carmona debido a su gran experiencia en estos menesteres. Es un manager que ha visto mucho béisbol y estoy seguro que guiará a Industriales con sapiencia”, declaró el legendario segunda base habanero.
 

carmona4.jpg

Ante la interrogante de si forma parte del grupo de entrenadores que trabajan en el Programa de Talentos priorizados por la Dirección Nacional del Béisbol relató que no fue llamado por ningún federativo para formar parte de esa tarea. “Simplemente seré analista del Canal Habana durante las transmisiones televisivas de los Industriales”, finalizó Anglada.

Alineación para el Día Inaugural

Alberto Calderón CF, Yosbani Peñalver RF, Jorge Alomá SS, Lisbán Correa BD, Stayler Hernández 1B, Jorge Luis Barcelán 3B, Juan Carlos Torriente 2B, Frank Camilo Morejón C, Dairon Blanco LF

Rotación: Bryan Chi (LD), Yandy Molina (LD), José Pablo Cuesta (LD), Pavel Hernández (LD)

Relevos 
Largos: Eddy Abel García (LD), Elder Nodal (LD), José A. Pérez (LD)
Medios: Raimel Pérez (LD), Frank Herrera (LD)
Preparador: Héctor Ponce (LD)
Cerrador: Andy Rodríguez (LD)

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video