Frei Betto: No hay «un modelito» para el Plan de Soberanía Alimentaria y Educación Nutricional

Frei Betto: No hay «un modelito» para el Plan de Soberanía Alimentaria y Educación Nutricional
Fecha de publicación: 
26 Noviembre 2021
0
Imagen principal: 

La necesidad de tener alimentos en la mesa, respetando y valorando la cultura y experiencia de los principales actores de la agricultura, otros sectores económicos y sociales, fue expresada por el teólogo brasileño Frei Betto, al inicio del Taller de formación de formadores impartido en el Ministerio de la Agricultura.

Argumentó que en estos talleres y en la vida cotidiana cada quien puede explicar su experiencia, pero aclaró que no hay “un modelito”, “lo importante es que el Plan de Soberanía Alimentaria y Educación Nutricional funcione de abajo hacia arriba y con calidad”.

Por estos días Brei Betto está en Cuba acompañando la implementación del Plan de Soberanía Alimentaria y Educación Nutricional, y disfrutando de un apretado programa de actividades que incluye visitas a productores y comunidades en Mayabeque y La Habana (días 24 y 25), encuentros con periodistas, estudiantes, entre otras.

“Hay culturas distintas que integran los saberes”, dijo el teólogo, y comentó que en las casas de la clase media y alta, en Brasil, tienen cocineras, un ente importantísimo porque se puede poseer mucho dinero, pero si no les cocinan no comen y por tanto, no viven. Cada persona tiene su valor social en la integración de los conocimientos.

¿Cómo hacer mejor la agricultura para que haya más alimentos?, se preguntó y aseguró que para eso es preciso la educación popular, la comunicación. Frei Betto lanza preocupaciones, conceptos e incita a la capacitación sobre la base de su experiencia en el desarrollo del Proyecto Hambre Cero, de Brasil, una propuesta de política de seguridad alimentaria presentado en el 2001.

Aseguró que muchas veces las personas no son conscientes de sus conocimientos, por lo que es preciso conocer a los campesinos, a los productores y usar herramientas de la comunicación que permitan sacarlos a flote y socializarlos.

Sus herramientas son el sacacorchos para destapar los saberes y el destornillador, que permite afilar las puntas, ajustar la materia prima que viene de la experiencia.

Sobre la situación que enfrenta Cuba,  citó al bloqueo de Estados Unidos y las limitaciones internas como los factores condicionantes, aunque falta mucha comunicación de la cultura de los pueblos, de la gente.

Y comentó que la gente tiene que aprender a degustar otros tipos de pan, no solo el de harina de trigo, lo que entra en la educación nutricional, para diversificar los alimentos en la mesa y no crear esa sensación de escasez que hay en el mundo.

El programa de actividades de Frei Betto en Cuba concluye en la tarde del próximo viernes con la presentación de su libro Cartas desde la cárcel.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video