Añadir nuevo comentario

Hechos como estos merecen todo nuestro repudio pero también imponerles las sanciones que merecen por difamadores, mentirosos, farsantes. No podemos ceder ni un milimetro frente a los continuos y futuros intentos que harán elementos apatridas, mercenarios capaces de cambiar por un plato de comida la verdad y la tranquilidad ciuidadana. Cuba es un país de leyes y hay que respetarlas por lo que debiera valorarse una advertencia general ante las propias cámaras, que sin constituirse en amenaza colectiva, eduque y aclare a personajes que están confiados en que en Cuba no les pasará nada, que están violando varios preceptos jurídicos. Honor y gloria para los jóvenes y valientes periodistas que defienden la verdad frente a los continuios intentos del imperio que nos desprecia, empeñado en fracturar nuestra principal arma, nuestra unidad y seguridad ciudadana. Adelante cubanos, denunciemos estas agresiones y farsas, impongamos el peso de la ley sobre los infractores que actuan aferrados a sus estómagos y no piensan como país sino como mercenarios, como bandidos. A humberto nuestra mas absoluta solidaridad, apoyo y reconocimiento sincero por su profesionalismo y entrega. Cuba vive, Cuba salva y a Cuba se le respeta.
amieva59@nauta.cu
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video