Mar de espuma y arena fina… pero no

Mar de espuma y arena fina… pero no
Fecha de publicación: 
18 Septiembre 2021
0
Imagen principal: 

Este fue ya el segundo verano que las playas cubanas no vivieron la dinámica que por estos meses siempre las caracterizó. 

Aunque el calor ha sido y sigue siendo muchísimo, la situación epidemiológica nos impide –como muchas otras cosas- también ir a la playa para evitar aglomeraciones y otros riesgos que sin dudas comportaría acudir a esos balnearios.

Y no son poca cosa las playas cubanas. Una reciente encuesta de la conocida web de viajes TripAdvisor, dio a conocer que las playas de Cayo Santa María y Varadero son ubicadas en los puestos dos y 12 de las mejores 25 playas del mundo.

 


Opiniones de millones de usuarios aportaron a la lista de TripAdvisor que sitúa en el lugar 2 a Cayo Santa María y en el 12, a Varadero

 

Aunque resulta halagüeño, no hace falta de ningún aval para extrañar por estos tiempos el tradicional chapuzón en alguna de las más de 200 playas con que contamos, y que suman 588 kilómetros de costa. Y si a ello se suma que el 18 de septiembre se celebra el Día Mundial de las Playas, viene al caso evocar esos espacios tan vinculados a nuestra existencia de isleños, para quienes el mar tiene especial significado hasta identitario.

Tantas son las razones que abonan la importancia de las playas cubanas, que La Tarea Vida, el Plan de Estado para el Enfrentamiento al Cambio Climático, aprobado por el Consejo de Ministros en abril de 2017,  incluye como su tarea tercera “Conservar, mantener y recuperar integralmente las playas arenosas del archipiélago cubano, priorizando las urbanizadas de uso turístico y reduciendo la vulnerabilidad estructural del patrimonio construido”. 

 

Se vertió arena en el sector de playa Las Coloradas, en Jardines del Rey, una de las acciones contra el cambio climático comprendida en la Tarea Vida. Foto: Ortelio González

 

En consecuencia, una de las acciones registradas a inicios de este año fue el vertimiento de arena en  los balnearios de Cayo Guillermo y Coco, a la vez que, junto a esfuerzos por la regeneración natural, se trabajó y trabaja en la reforestación con especies nativas que protegen de la erosión.

“Hay sol bueno, mar de espuma y arena fina”… pero Pilar no pudo salir de casa; y ahora que comenzaron las teleclases como preámbulo de un curso escolar presencial, mucho menos podrá vérsela en la playa.

Pero la vacunación avanza cada vez más, incluyendo a la población infantil, y quizás para el verano que viene el panorama de las playas cubanas sea diferente.

 

Así fue, y así volverá  a ser el verano en nuestras playas

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video