LA BIBLIOTECA: Entre el orgullo y el prejuicio

LA BIBLIOTECA: Entre el orgullo y el prejuicio
Fecha de publicación: 
1 Abril 2021
0
Imagen principal: 

La novelista inglesa Jane Austen (1775-1817) fue una de las mejores cronistas de su tiempo. En sus novelas recreó con una fidelidad y una gracia ejemplares el cambio de siglo británico, las veleidades de una sociedad que se debatía, como reza el título de uno de sus libros esenciales, entre el orgullo de una clase y sus prejuicios.

Los que creen que las obras maestras son lecturas difíciles deberían acercarse a su Orgullo y prejuicio, una de las primeras comedias románticas en la historia de la literatura, que ha devenido clásico.

Austen entrega una historia de un delicioso lirismo, muy bien contada y con cierta carga de ironía, en la que se narra la vida de las jóvenes y la sociedad en la campiña inglesa del siglo XVIII, partiendo de una meticulosa caracterización psicológica de los personajes.

A algunos críticos, no obstante, les ha llamado la atención de que la autora no haga referencias en la trama a los dramáticos acontecimientos históricos de la época. La vida de esta familia transcurre, hasta cierto punto, dentro de una burbuja. Pero en esa burbuja se desarrolla una incisiva sátira social… con los toques románticos que agradecerán ciertos lectores.

En Orgullo y prejuicio no hay regodeos: desde la primera frase (una de las más célebres de toda la literatura inglesa) se va al grano. Por eso no hay tiempo para el aburrimiento.

A más de 200 años de su primera publicación, la novela sigue cautivando a nuevos lectores. Y ha sido muy versionada por el teatro, el comic, el cine y la televisión. Y pensar que fue escrita por una joven de apenas veinte años…

PRIMERA PÁGINA
 
Es una verdad mundialmente reconocida que un hombre soltero, poseedor de una gran fortuna, necesita una esposa.

Sin embargo, poco se sabe de los sentimientos u opiniones de un hombre de tales condiciones cuando entra a formar parte de un vecindario. Esta verdad está tan arraigada
en las mentes de algunas de las familias que lo rodean, que algunas le consideran de su legítima propiedad y otras de la de sus hijas.

–Mi querido señor Bennet –le dijo un día su esposa–, ¿sabías que, por fin, se ha alquilado Netherfield Park?

El señor Bennet respondió que no.

–Pues así es –insistió ella–; la señora Long ha estado aquí hace un momento y me lo ha contado todo.

El señor Bennet no hizo ademán de contestar.

–¿No quieres saber quién lo ha alquilado? –se impacientó su esposa.

–Eres tú la que quieres contármelo, y yo no tengo inconveniente en oírlo.

Esta sugerencia le fue suficiente.

–Pues sabrás, querido, que la señora Long dice que Netherfield ha sido alquilado por un joven muy rico del norte de Inglaterra; que vino el lunes en un landó de cuatro caballos para ver el lugar; y que se quedó tan encantado con él que inmediatamente llegó a un acuerdo con el señor Morris; que antes de San Miguel vendrá a ocuparlo;
y que algunos de sus criados estarán en la casa a finales de la semana que viene.

–¿Cómo se llama?

–Bingley.

–¿Está casado o soltero?

–¡Oh!, soltero, querido, por supuesto. Un hombre soltero y de gran fortuna; cuatro
o cinco mil libras al año. ¡Qué buen partido para nuestras hijas!

–¿Y qué? ¿En qué puede afectarles?

–Mi querido señor Bennet –contestó su esposa–, ¿cómo puedes ser tan ingenuo? Debes saber que estoy pensando en casarlo con una de ellas.

EL LIBRO SE PUEDE DESCARGAR GRATUITAMENTE AQUÍ: http://www.cubaliteraria.cu/download/orgullo-y-prejuicio-de-jane-austen/

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video