Los republicanos se preparan para una convención tormentosa

Los republicanos se preparan para una convención tormentosa
Fecha de publicación: 
25 Agosto 2012
0

Esta semana ha sido tormentosa para el Partido Republicano, pero las cosas podrían ir a peor si un huracán se abate sobre su convención nacional en Tampa, Florida.

El camino de la tormenta tropical Isaac podría llevarla hasta la ciudad convertida en huracán el lunes, justo cuando comienzan los cuatro días de congreso. En prevención, la organización republicana levantaba tiendas, reunía paraguas y seguía con nerviosismo los posibles cambios de agenda de los ponentes.

Las previsiones indicaban el viernes que Isaac podría llevar a Tampa lluvias torrenciales, fuertes vientos y tornados, aunque siga siendo una tormenta tropical y se quede en el golfo de México, lejos de la orilla.

El partido insiste en que su convención seguirá adelante, aunque tenga que cambiar sus horarios. El momento estrella, el discurso de Mitt Romney aceptando la candidatura a la presidencia, sigue previsto para el jueves.

La convención tiene reservados ponchos y chubasqueros para los delegados, y la organización señaló que tiene un gran suministro de paraguas, en el característico color rojo del partido.

La cita llevará unos 50 000 visitantes a la región de Tampa y St Petersburg, donde viven más de cuatro millones de personas.

Los temores por el clima coronan una dura semana para los republicanos, que vieron desaparecer sus esperanzas de titulares positivos antes de la convención ante el escándalo por los comentarios sobre "violación legítima" del congresista republicano Todd Akin.

El parlamentario conservador ha desafiado las peticiones de Romney y muchos líderes de partido de que se retire de la carrera por un escaño en el Senado en representación de Missouri.

Algunos demócratas se han burlado de su partido rival por organizar su convención en Florida durante el cénit de la temporada anual de huracanes. Pero la última Convención Republicana, celebrada en 2008, también se vio afectada por una tormenta a pesar de que se organizó en St Paul, Minnesota, una ciudad situada a miles de kilómetros de la zona de huracanes.

Ese año, el huracán Gustav golpeó la costa de Luisiana cuando se esperaba que comenzara la convención. El partido, aún escarmentado por las críticas a la gestión del presidente republicano George W. Bush del devastador huracán Katrina en 2005, se apresuró a retrasar el congreso por respeto a las víctimas Gustav.

Para la próxima semana, las autoridades locales señalaron el lado bueno de tratar con Isaac. Es probable que la tormenta llegue el lunes y se marche el mismo día, dejando una previsión de sol y cielos despejados para los tres días de convención restantes.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video