España elige su futuro en medio de la crisis

España elige su futuro en medio de la crisis
Fecha de publicación: 
20 Noviembre 2011
0

Con la apertura de las urnas comenzaron hoy las elecciones generales en España, marcadas por la peor crisis económica en décadas y en las que la derecha emerge como favorita, tras casi ocho años de gobierno socialdemócrata.

   
Repartidos en ocho mil 116 municipios, los 23 mil 92 colegios electorales y sus 59 mil 859 mesas de votación abrieron sus puertas a las 09:00 hora local (08:00 UTC).

A esta cita con las urnas, prevista inicialmente para marzo de 2012, están convocados 35 millones 776 mil 615 electores, de los cuales un millón 479 mil 314 son españoles residentes en el extranjero.

Los comicios para elegir a los 350 diputados y 208 senadores de las Cortes Generales (Parlamento español) -undécimos que se realizan en la llamada etapa democrática, inaugurada en 1977- llegan en el momento de mayor zozobra social de este país europeo.

Castigada por una crisis económica que tiene a casi cinco millones de trabajadores en el desempleo, España sufre además el acoso de los mercados.

En ese contexto, todos los sondeos apuntan al hundimiento electoral del gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE), artífice en el último año y medio de impopulares medidas de ajuste para reducir el déficit público.

Esas encuestas, difundidas el pasado domingo, último día permitido por ley para su publicación, conceden al derechista Partido Popular (PP) una ventaja de 17 puntos sobre el PSOE, que presenta a Alfredo Pérez Rubalcaba como candidato a la presidencia del Gobierno.

El descalabro del PSOE explicaría la abrumadora victoria que todas las pesquisas adjudican a los conservadores, incluso con una mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados (Cámara alta).

Los resultados en la Cámara baja determinan qué agrupación encabezará el próximo gobierno. De confirmarse las predicciones, el líder del PP, Mariano Rajoy, acumulará el mayor poder institucional de la democracia, pues tras las elecciones municipales del pasado 22 de mayo su agrupación administra 11 de las 17 comunidades autónomas españolas.

Con ese viento a favor, el candidato del PP a la presidencia del Gobierno ni siquiera ha tenido que hacer grandes promesas para convencer a un electorado desencantado con la gestión de la crisis de los socialistas, a los que muchos atribuyen un giro a la derecha.

En su último acto antes del cierre de la campaña, el viernes último, y con la crisis de la deuda soberana en su peor momento, Rajoy pidió a los españoles un amplio respaldo a su partido en las urnas como mejor mensaje para Europa y los mercados.

"Estoy preparado para ser el presidente del Gobierno de todos los españoles", proclamó el líder del PP, quien en la carrera hacia la Moncloa (sede del poder central) fracasó en sus dos intentos anteriores (2004 y 2008) frente a José Luis Rodríguez Zapatero.

Pérez Rubalcaba, por su parte, reclamó por enésima vez el voto del electorado progresista para frenar lo que calificó de plan oculto de la derecha para aplicar severos recortes en la salud, la educación y en los derechos sociales y laborales.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video