Añadir nuevo comentario

Muy lindo artículo Ernesto, con una redacción que de forma automática me hizo viajar en el tiempo. En mi caso particular te puedo decir que soy de la generación de los denominados "pioneros" porque llegamos a la música rock tomándola como una cosa más, es decir, algo más que nos gustaba e incitaba al baile y a la distracción pero que, en nuestra inocencia, no veíamos por qué comenzamos a chocar tan duramente con determinadas fuerzas que hacían lo indecible por hacernos "ver" o "querer demostrarnos" que eso que tanto admirábamos y nos gustaba era una pseudomúsica salida del infierno o, pero aún, era la música y los gustos del enemigo (esto era a mediado de los años 60). Esa rebeldía propia e innata de nuestra adolescencia nos hizo aferrarnos aún más a la música rock de la época (rock y hard rock) y a su defensa a ultranza y bajo cualquier circunstancia, todo un desafío, y por supuesto renegábamos de forma total y absoluta todo lo que no fuera rock. Así pasaron los años, muchísimos años y de forma muy lenta, extremadamente lenta comenzamos a incorporar en nuestros gustos toda esa otra música muy bien y correctamente mencionada por ti. La moraleja de esto que escribo es que lo prohibido gusta más que lo permitido y, esas ignorantes medidas adoptadas por incultos de la época me conllevaron a un retraso en el acercamiento y correcta apreciación de todas esas otras maravillosas manifestaciones musicales ajena al rock. Muchas gracias.
victoriano@cdir.copextel.com.cu
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video