Quiero jugar con las Avispas de Santiago de Cuba, afirmó Juan Manrique Jr.

Quiero jugar con las Avispas de Santiago de Cuba, afirmó Juan Manrique Jr.
Fecha de publicación: 
23 Abril 2021
1
Imagen principal: 

Juan Elías Manrique, más conocido como Juan Manrique Jr., exjugador del equipo de béisbol Cocodrilos de Matanzas, manifestó su anhelo de jugar en el conjunto de las Avispas de Santiago de Cuba.

"Quiero jugar con el equipo de Santiago de Cuba, pues siempre sentí atracción por las Avispas, desde niño, por la forma agresiva de jugar al béisbol, su tradición de tierra de grandes figuras", afirmó en exclusiva para la Agencia Cubana de Noticias.

Tiene este joven de 24 años el deporte de las bolas y los strikes en el ADN, porque lo heredó de su padre, el estelar receptor Juan Manrique.

Liberado definitivamente del equipo de la provincia de Matanzas, comentó que vendrá en mayo a disputar un puesto en las filas de las Avispas santiagueras; su sueño es vestir la camiseta rojinegra y defenderla como si fuera indómito, declaró.

Sobre su pasión por el pasatiempo nacional, refirió que se duplica, al saberse hijo de uno de los jugadores más grandes del país, y porque también desde pequeño estuvo en un terreno de pelota.
   
Como difíciles calificó Juan Elías sus inicios, debido a ciertas injusticias, con cierta frecuencia cometidas por los directivos de la base, lo cual le indujo a abandonar la disciplina a los 12 años. 
   
Yo no pasé por todos los niveles, nunca estuve en ningún equipo nacional hasta que debuté en el sub 23; como se dice popularmente me forjé en la calle, y demostré estar al nivel de los de la Academia, gracias a mi inspiración por el béisbol, la entrega y el sacrificio en cada entrenamiento, dijo.
   
El joven receptor  jugó tres series sub 23 (2017-2018-2019) con Matanzas; en el primer año tuvo algunos juegos como titular y tercer bate del elenco, y ya en su segunda temporada recibió más oportunidades y estuvo en la columna vertebral de la alineación.
   
Pero en el tercer año cambió el panorama y no tuvo muchos chances como regular; sobre esto explicó que fue una decisión de la dirección técnica del equipo, que prefirió poner a jugar al novato Andrys Pérez, recién salido del juvenil, por encima de los otros tres receptores.
   
Durante tres años sub 23, Manrique Jr promedió para 234 de average, 29 hits, 12 carreras anotadas y 16 empujadas en solo 124 veces al bate.
   
Debutó con el team grande en la edición 57 de la Serie Nacional, con el manager Víctor Figueroa, y participó en la 58 también, pero ambas con escasos chances: solo 44 veces cogió el madero.
   
Para la temporada 59 no conformó la selección yumurina; al respecto, dijo que no entendió la decisión, porque el cácher Orlando Arencibia decidió retirarse del equipo, pero nunca lo llamaron, y luego optaron por incorporar a un receptor que estuvo en la preselección del sub 23 y no entró al plantel por no estar en óptimas condiciones. 
   
Cuando se iniciaron los entrenamientos de la preselección de Matanzas, su nombre no figuró en el listado, motivo de reclamo por parte de los aficionados pues durante la liga provincial del 2020 figuró como uno de los mejores bateadores del equipo Cárdenas.
 
Me agregaron al listado por el debate generado en las redes sociales, ya que para la preparación inicial optaron por dos receptores de otras provincias, cuando tenemos jóvenes con talentos para desarrollar la receptoría, subrayó.
   
Renuncié a ejercitar por un buen tiempo y le empecé a deber al terreno, por ello en una práctica de toque de bola lancé a primera y me lesioné el brazo, incidente que me cerró las puertas definitivamente para integrar la plantilla, aseveró.
   
Este bateador derecho aseguró que orienta su mente en demostrar su valía en el juego, y aunque ha sentido en todas las categorías un ambiente de comparación con su padre, siempre piensa que su progenitor no emprendió su trayectoria deportiva como figura, sino que como todo jugador presentó deficiencias y progresó.
   
Juan Manrique Jr., que como beisbolista se considera un bateador de fuerza que defensivamente trabaja la receptoría -advirtió sentirse más seguro ante los lanzadores zurdos- afirmó que también asume otros roles como jardinero y primera base.
   
Apuntó a Yosvani Alarcon, Yulieski Gurriel y Juan Manrique como sus ídolos, y consideró importante limar aspectos a la defensa, pues la receptoría es una posición de tiempo.

Comentarios

Espero que la oportunidad de jugar acá en el Equipo de las Avispas de Santiago toque a tu puerta y demuestres de que estás hecho. Aunque bien dices, la receptoría es una posición que requiere tiempo para formarse, pero tiempo jugando en el terreno no sentado de espectador. Suerte.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video