Liadagmis Povea: La madurez, factor clave en su andar hacia el Olimpo (+Videos)

Liadagmis Povea: La madurez, factor clave en su andar hacia el Olimpo (+Videos)
Fecha de publicación: 
21 Julio 2021
0
Imagen principal: 
Lia tiene ambiciones objetivas de podio olímpico, y 15 metros.

Es Liadagmis Povea (6 de febrero de 1996), una de las cartas más sólidas del Atletismo Cubano de cara a Tokio. Lia, como diríamos en el argot popular, le saca un susto a cualquiera si de correr, atacar la tabla, y establecer la secuencia brinco-paso-vuelo se trata para caer en el tanque de arena más allá de los 14.50 metros.

En definitiva eso ha venido haciendo la estelar triplista desde la temporada del 2019 con cierto desenfado, a tal punto que en este minuto, y desde hace 39 semanas aparece tercera del ranking (1 347 ptos) mundial de esa especialidad, únicamente superada por la fuera de serie venezolana Yulimar Rojas (1 469), y la jamaicana Shanieka Ricketts (1 419).

Justo ellas son dos de las candidatas más serias al podio en Tokio, puja a la que además de Lia se sumarán seguramente la estadounidense Keturah Orji, la también hija del reggae Kimberly Williams, la portuguesa Patricia Mamoma, la española Ana Peleteiro, y la también antillana y juvenil Leyanis Pérez, por solo citar algunas.

Discípula de Yoelbi Quesada y Mabel Gay, y sin ese físico prominente, mide 1.65 y apenas pesa 55 kg, Povea ha deleitado a todos con sus saltos durante este 2021, año en el que además de fijar su tope personal en 14.93 se impuso en el World Indoor Tour. Con tales credenciales, es lógico que muchas miradas estén posadas sobre sus hombros.

CubaSí tuvo la oportunidad de dialogar con Liadagmis, quien estará acompañada en la capital nipona de Davisleydi Velazco y la portentosa juvenil Leyanis Pérez.

Más de dos años de estabilidad de resultados en el primer nivel. ¿Cómo asumes esta responsabilidad y a qué atribuyes el cambio?

“He tenido una gran progresión en todos los aspectos que definen a una triplista, físicamente, mental y técnicamente. Debido a eso han llegado los resultados estables.

Eso ha venido acompañado de la precisión en el ataque a la tabla, elemento que más me golpeaba; un aumento en los parámetros de fuerza y rapidez, lo cual se ha reflejado en mis marcas. Seguimos haciendo énfasis en pulir cada detalle, pues no soy una triplista alta y debo compensar esto con técnica, coordinación y otras virtudes”.

Veo que le adicionaste dos pasos a tu carrera de impulso, ¿el trabajo de adaptación con esta modificación?

“Ciertamente a la carrera le incorporé dos pasos después de los Panamericanos de Lima 2019. Ya en la Liga de Diamante de París comencé a saltar con 13 pasos. Me ha ido bastante bien, estabilicé en el rango de poco más de una semana las marcas, y ahora, después de haberlo entrenado mucho más y dominado mi carrera, he ganado aún más en mis rendimientos, con la marca de 14.93”.

 

Marca personal, próxima a 15 metros. ¿Qué representa acercarse a esa barrera que solo en Cuba han superado Yamilé Aldama (15.29) y Yargeris Savigne (15.28)?

“Los 15 metros son una barrera dura de superar. La he saltado en dos o tres ocasiones, pero siempre con viento a favor. Sueño con poder rebasarla, aunque a pesar del viento decir 15 metros es súper respetable.

Me satisfaldría mucho ser la tercera cubana en superar los 15 metros. Pero no soy conformista, quiero ir más allá e implantar el récord del triple salto en Cuba. Sé que me costará mucho esfurerzo, pero quiero correr siempre ese riesgo. En pos de lograrlo tengo que enfatizar en la transición del brinco al paso, sostener un poco más el dos y ejercer un apoyo más fuerte sobre la pista cuando caigo para buscar mayor empuje de ahí hacia el vuelo”.

¿Podemos deducir que en la primera mitar de tu estructura de salto es dónde concentras las mayores virtudes?

“Indiscutiblemente, en la carrera de impulso y el brinco están mis mayores virtudes y es a lo que más provecho le saco. Reitero que me gusta pensar que no hay imposibles, pero se trata de trabajar un poco más con énfasis en esas cuestiones del paso.

Por lo demás el trabajo ha estado fluyendo muy bien, y en lo personal el año de retaso por causa de la pandemia del Coronavirus contribuyó a adentrarme en una fase de maestría deportiva. Corroborar en el tanque de salto toda pequeña ganancia en cada variable”.

Rivalidad en casa, tres triplistas cubanas clasificadas a Tokio, la mirada de Yoelbi y Mabel. ¿Cómo se manejan esas cuestiones de tensión y química o entendimiento?

“Esa presión y rivalidad con las muchachas me ha ayudado bastante a mejorar y esforzarme más. No se puede pestañear con un equipo tan fuerte detrás. Considero que tienen mucho talento, están en un buen momento, e incluso tienen margen de mejoría, sobre todo Davileydi, que necesita creérselo un poquito más.

Nosotras dos estamos bajo la tutela de Yoelbi y Mabe, Leyanis entrena con el profe Ponce, pero es talentosísima. No me confío, pero no me preocupo en demasía. Nos apoyamos entre las tres, a pesar de los caracteres y formas de saltar diferentes. También los niveles individuales de exigencia varían en nosotras.

¿Comunicación con los mentores?

Yoelbi y Mabe aparte de haber sido excelentes triplistas son muy buenas personas. Eso hace que exista una muy buena comunicación y han sido claves en nuestra madurez con su respaldo y comunicación. Tenemos un psicólogo, pero los mayores psicólogos de nosotros, con las mismas experiencias o más vividas son ellos. Saben lo que podemos experimentar en una competencia: presión, pre-arranque. Sobre esas bases también trabajan, en aras de que esas cuestiones no nos perjudiquen.

¿Cómo manejas a las demás triplistas de la élite en medio de un escenario de élite con tamaña competencia? ¿Cómo se ve Lia en dicho entorno?

“Con las rivales ya nos conocemos. Hemos medido nuestras capacidades en varias ocasiones y he sentido que me voy ganando su respeto y preocupación. Saben que si se confían pueden pecar… no soy de pensar mucho en mis contrarias.

Me concentro en mejorar mi técnica y mis marcas personales. Siempre que lo consiga ellas estarán mucho más alertas y yo mucho más cerca de mis objetivos supremos.

Los escenarios competitivos históricamente me han ayudado a obtener la forma deportiva más rápido. Soy una triplista muy competitiva”.

Además del impasse de la pandemia, en tu caso no has sufrido lesión o molestia y pudiera decirse que todo ha ido fluyendo, ¿Perspectivas individuales de lia tomando en cuenta todos los elementos expuestos?

“Cuando nos incorporamos en esta última etapa la encaré sin interrupciones de ningún tipo. Las dos bases de entrenamiento en Camagüey, y Portugal luego, me demostraron que pude mejorar mis registros. Llevé mi marca personal bajo techo hasta 14.54 metros, y pudo haber sido mejor, pero los periodos de aislamiento atentaron contra la participación en una o dos competencias más.

En Cuba las confrontaciones sustituyeron la presencia en la Liga del Diamante y todo fluyó bien. Los resultados se ratificaron y ese es el mejor medidor de que las cosas marchan bien. Que esperen lo mejor de mí, Lia siempre lo da en cada salto”.

Lia habló con una seguridad esperanzadora, igual o mayor a la que han venido clavando sus pinchos en cada salto.

En la presente campaña sus mejores registros han sido de 14.93-14.88 y 14.70. Con cualquiera de esos tres registros bien pudiera acceder al podio en tierras del Sol Naciente.

Su curva evolutiva desde el lejano 2021, cuando saltó 12.88 en Las Tunas se ha comportado de la siguiente manera:

2013- 13.54 metros.

2014- 14.02.

2015- 14.08.

2016- 14.56.

2017- 14.45.

2018- 14.30.

2019- 14.77.

2020- 14.55.

Por si eso no bastara se inscribe como la tercera triplista cubana de todos los tiempos, y la número 31 del escalafón histórico, comandado por la ucraniana Inessa Kravets (15.50). Una mirada más profunda a sus oponentes las coloca, a tenor con sus registros en el actual 2021 de la siguiente manera, solo mostrando a la decena de vanguarida, lo cual da la medida de cuan cruenta será la pugna por los restantes peldaños del podio en Tokio, con Rojas ciertamente en otra dimensión:

  1. Yulimar Rojas (VEN-15.43).
  2. Shanieka Ricketts (JAM-14.98).
  3. Keturah Orji (USA-14.92).
  4. Kimberly Williams (JAM-14.69).
  5. Nubia Soares (BRA-14.68).
  6. Patricia Mamoma (POR-14.66).
  7. Senni Salminen (FIN-14.63).
  8. Yekaterina Koneva (RUS-14.62).
  9. Ana Peleteiro (14.61).
  10. Leyanis Pérez (14.53)
La carrera de impulso y el brinco son las principales armas de Liadagmis.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video