Donde quiera que haya un médico cubano, hay un Fidel (+ FOTOS)

Solapas principales

Donde quiera que haya un médico cubano, hay un Fidel (+ FOTOS)
Fecha de publicación: 
3 Septiembre 2020
0
Imagen principal: 

Un joven médico cubano es hoy el único especialista en Gastroenterología que brinda servicios médicos en la isla de Timor Leste, como parte de la brigada cubana en ese país, al cual nos unen fuertes lazos de colaboración y no solo en la labor asistencial, sino también en la preparación y formación de nuevos profesionales de la salud. 

Desde su llegada a esa nación, el 26 de mayo del 2016, Yunier Acosta Hernández labora en el Hospital Nacional Guido Valadares, contribuyendo a la salud digestiva mediante las consultas de gastroenterología y hepatitis, prestando servicio también en la Atención Primaria de Salud. Es, además, uno de los pioneros del programa nacional de tratamiento de la hepatitis B, formando parte del equipo médico que lo implementó a partir de enero de 2018, gracias a lo cual se ha logrado una evolución satisfactoria de los pacientes atendidos, pues esta es una patología de elevada incidencia en la población de esa nación del sudeste asiático.

Con él dialogamos vía WhatsApp.

¿Cómo resumir las múltiples misiones que desempeña?

En el plano asistencial realizo procederes videoendoscópicos de alta tecnología permitiendo el diagnóstico y tratamiento temprano de patologías digestivas premalignas, así como la terapéutica endoscópica de urgencia en pacientes con sangrado digestivo. Imparto docencia de pregrado en las asignaturas de Prevención a segundo año, Propedéutica clínica a tercero y Medicina interna a tercero y sexto año. En el área de postgrado imparto cursos de actualización a médicos timorenses y colaboradores cubanos abordando temas como el manejo de la dispepsia y el tratamiento de la Hepatitis B en Timor.

En el componente investigativo he sido tutor de trabajos de terminación de la carrera a internos y trabajos científicos a estudiantes de otros años discutidos en las Jornadas científicas estudiantiles. Como docente he presentado también varios trabajos en las Jornadas científicas profesorales, siendo premiados en varias ocasiones y he fungido como tribunal en numerosos eventos científicos, contribuyendo a elevar el  nivel investigativo de los participantes.

¿Cómo cambiaron las rutinas de trabajo a partir de la aparición de la COVID-19 y cómo se han preparado para enfrentarla?

Con la aparición de la COVID-19 y a pesar de la reducción de la afluencia de pacientes a las instituciones de salud, se mantuvieron las consultas en el hospital y en la Atención Primaria, así como la realización de los procederes endoscópicos, garantizando la atención a la población y cumpliendo estrictamente con las medidas de protección personal para evitar el contagio. Y aunque se suspendieron las entregas de guardia en todos los servicios del hospital, se utilizó el grupo de WhatsApp de la brigada para orientar las principales indicaciones de trabajo, así como recibir las informaciones referentes a la guardia y a la labor realizada diariamente por los colaboradores. 

Así también recibimos un curso sobre el uso adecuado del traje de protección en el enfrentamiento directo a los pacientes infectados y en el plano docente seimpartieron con la mayor calidad posible las clases virtuales para dar continuidad al curso escolar.

¿Cuánto cree que deja Cuba en Timor Leste?

La labor de la BMC en Timor Leste es valorada por la población como ejemplo de entrega, actitud eminentemente altruista y humanitaria, materializada en el acompañamiento al pueblo timorense, incluso en circunstancias adversas como la que vivimos en la actualidad con la pandemia de la COVID-19, donde brigadas médicas de otros países se han retirado y los profesionales cubanos nos hemos mantenido en nuestros puestos de trabajo.

Con respecto a la docencia hay que destacar que la Escuela Superior de Medicina es el único centro que forma médicos en este país, arribando a 1018 graduados hasta el año 2019 y sobrecumpliendo así el compromiso de Fidel  con este pueblo, pues se ha diseminado por toda la nación profesionales de la salud con elevado sentido del humanismo, aplicando una medicina con enfoque preventivo que se materializa en el mejoramiento de los indicadores de salud de la isla, lo cual deja un saldo positivo que prestigia la formación médica cubana entre los países del área geográfica.

¿Cuánto le ha aportado esta misión como profesional, como revolucionario y como ser humano?

Desde el punto vista profesional esta misión me ha dejado un aporte significativo, pues como especialista he ganado experiencia en el manejo de patologías digestivas muy frecuentes en este país, he enriquecido mis habilidades en los procederes diagnósticos-terapéuticos de alta tecnología y he logrado aportar mis conocimientos al resto del equipo médico que me acompaña. Como revolucionario he tenido la posibilidad de extender las conquistas de la Revolución cubana a este país, aportando salud y educación que se traduce en bienestar de la población timorense. Me siento realizado como ser humano al poder servir a la humanidad, garantizándole lo más preciado: la salud.

¿Regresaría a Timor Leste o a otros lugares del mundo a salvar vidas?

Desde el día que decidí estudiar medicina supe que estaría dispuesto a ejercer mi profesión en cualquier lugar de la geografía de mi país u otra nación que requiriera de mis servicios como médico, de hecho, recién graduado trabajé durante un año en la provincia más oriental de Cuba: Guantánamo y Timor constituye mi tercera misión internacionalista después de Honduras y Venezuela. Por supuesto que regresaría a esta bella isla del continente asiático o a cualquier país donde pueda salvar vidas y contribuir a mejorar los indicadores de salud de la población.

¿Alguna anécdota o experiencia que le haya marcado de manera especial?

Sí, tengo una anécdota para compartir que me llena de alegría y satisfacción. Resulta que después de un año de trabajo en el departamento de Endoscopía del hospital, una de las enfermeras timorenses que comparten su labor a diario conmigo se acerca y me dice con una sonrisa dibujada en su rostro: ʺDoctor Yunier, estoy embarazada y quisiera que si mi hijo fuese varón, llevara su nombre. En el tiempo que llevo trabajando aquí con usted veo la dedicación y el amor que les ofrece a todos los pacientes que atiende y eso es digno de admirar, por eso quisiera que mi hijo llevara su nombre para recordarlo siempreʺ. Aquellas palabras difíciles de olvidar me marcaron de por vida; siete meses después nació Yunier Godinho Aditya Alves, niño que en la actualidad tiene dos años de edad y corre por los pasillos del departamento transmitiendo alegría y esperanza a todos los presentes.

¿Qué pasa cuando, al concluir cada día, piensa en su familia y amigos, por solo mencionar algunas de las personas más importantes de su vida?

Diariamente me comunico con mi familia y con frecuencia con mis amigos, nos ponemos al corriente de todo lo que nos sucede en el día, les transmito mucha confianza, serenidad y sobre todo tranquilidad, en estos tiempos donde la pandemia de la COVID-19 azota el mundo y ha cobrado tantas vidas. Ellos tienen conocimiento de la importante misión que estoy cumpliendo en esta lejana tierra y a pesar de su enorme preocupación, confían en mí y saben que algún día nos reuniremos nuevamente. Al concluir cada día de trabajo, pienso en lo orgullosa que está mi familia de mí y yo de ellos, por apoyarme tanto.

Si tuviera que transmitir un mensaje al pueblo de Cuba, a sus familiares y amigos y a los colegas que salvan vidas hoy por todo el mundo, ¿qué les diría?

Como miembro del ejército de batas blancas, transmito al pueblo de Cuba, familiares, amigos y a todos los colegas, los que se encuentran actualmente en nuestra tierra y a aquellos que salvan vidas en otras naciones, un mensaje de optimismo basado en la fidelidad a nuestros principios de solidaridad y altruismo, teniendo en cuenta que la imagen de cada colaborador cubano es la cara de Cuba, que la calidad de los servicios de salud que hoy prestamos habla del nivel de formación de los profesionales, porque donde quiera que haya un médico cubano, hay un Fidel.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video