De las Redes: “No quiero que anden copiando mi estilo”

De las Redes: “No quiero que anden copiando mi estilo”
Fecha de publicación: 
20 Septiembre 2021
2
Imagen principal: 

Foto: Instagram @dansurig 

Nadie puede proponerse por sí solo salvar al mundo; pero, al menos, debiéramos no vivir totalmente de espaldas a sus penurias.

Sin embargo, así pudiera interpretarse la postura de un rapero mexicano, Dan Sur,  quien de un tiempo a esta parte ha saltado a la opinión pública luego de publicar en TikTok videos donde muestra su cabeza cubierta por cadenas de oro de 24 k implantadas a modo de cabello.

En uno de los audiovisuales presume de ser el primero en ponerse ese tipo de implantes de oro, sobre cuya autenticidad insiste con desparpajo, al punto de mostrar cómo el oro usado va al fondo de un vaso con agua. “Si es plástico, va a flotar…”, aclara con orgullo.

“Me corté el pelo y me implanté oro, soy el primero en ponerse pelo de oro, amigos; ahora, no quiero que anden copiando mi estilo, ¿ok?”

Este mexicano ha asegurado en otras publicaciones que es como  un “semidiós”, cuya misión especial en este planeta es “Revivir el reguetón”.

Interrogado por los cibernautas aseguró: “¿Qué si no tengo miedo de que me arrastren y me quiten la cabeza? Por algo estudié jiu jitsu, yo no le tengo miedo a nadie”.

Debiera tenerse miedo a sí mismo este músico, pero tan liviano parece ser el peso de su cabeza –de lo que lleva por dentro- que probablemente no le alcance para  justipreciarse.

Estas líneas no son motivadas por su imagen. Cada cual se pone en la cabeza lo que desea.

Pero sucede que en estos tiempos en que el mundo anda de luto, en que algunos de los que poco tienen donan la mitad para ayudar a sobrevivir a los que no tienen nada, ofende ver cómo alguien se pavonea con su cráneo sembrado de oro.

 

Y, asombrosamente, no solo el chico del pelo de oro es el único cegato. Al detenerse en los comentarios de los cibernautas, resulta que la mayoría andan interesándose en si son reales o de fantasía las cadenas, por cómo se las quita para dormir, por si lo van a asaltar, y hasta hubo quien le sugirió tener cuidado con las tormentas eléctricas debido a la conductividad del oro.

Esta redactora no encontró una sola opinión llamando al joven a mirar en derredor, a enterarse de cómo van las cosas entre la vida y la muerte por estos días, a donar al menos una de sus cadenas a aquel que agoniza por Covid sin atención ni alimento, al joven de su edad que duerme en el portal más cercano… 

Tampoco las redes y los medios que se hicieron eco de la “noticia” vertieron opinión alguna, solo reiteraban la novedad, lo inédito, lo nunca antes visto en el mundo.

¿Y el mundo?...

Ah, bien, gracias.

 

 

 

 

Comentarios

que feo... todo un escandalo.
magyuli.lara@ranluna.cfg.tur.cu
Es verdaderamente una postura que para mí, no tiene belleza ni es digna de alabar. Pero sabrá usted, Vladia Rubio, escritora de este reportaje si ese hombre ha donado de alguna otra manera? No se me mal interprete. Cada quien es libre de decir y ahcer lo que bien le parezca, pero solo es digno de respeto el comentario que se hace con conocimiento de causa.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video