El PRI admite que usó tarjetas para pagar a representantes de mesas

El PRI admite que usó tarjetas para pagar a representantes de mesas
Fecha de publicación: 
20 Julio 2012
0

El PRI, el partido del presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, admitió el jueves que usó tarjetas de prepago para remunerar a personal de su campaña y representantes de mesas de votación en la elección del 1 de julio, pero dijo que fue bajo contratos legales.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) indicó en un comunicado que en marzo pasado, estableció un contrato con la empresa Alkino Servicios y Calidad, para obtener "7.851 tarjetas de prepago con recursos disponibles, por un monto total de 66.326.300 pesos (unos 4,9 millones de dólares)".

El partido entregó esta información como parte de una denuncia ante la Procuraduría General de la República "para que se investiguen las falsas imputaciones" hechas su contra por los partidos de la Revolución Democrática (PRD, izquierda) y Acción Nacional (PAN, conservador) por lavado de dinero.

"Demandamos los hechos ante la acusación de lavado de dinero que nos hicieron", dijo en una entrevista radiofónica Jesús Murillo Karam, coordinador jurídico del PRI.

El gobernante PAN se sumó el jueves a la demanda de la izquierda para que se investigue el presunto lavado de dinero en el que, según estos partidos, incurrió PRI para beneficiar a Peña Nieto.

Esta formación había rechazado categóricamente unas acusaciones de los partidos de rivales de que utilizó tarjetas de prepago de una cadena de supermercados y telefónicas para remunerar a sus representantes en las mesas de votación sin haber declarado esos gastos y para comprar votos.

El PRI señaló en cambio que la contratación de las tarjetas de prepago de Alkino fue totalmente legal y que erogó el impuesto correspondiente por cada una de ellas.

Las tarjetas fueron para reforzar la estructura del PRI con contratación de personal para cumplir metas y objetivos de la elección, así como para pagar a representantes de casillas el día de los comicios, explicó en su comunicado del jueves.

El candidato de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador, quien obtuvo tres millones de votos menos que Peña Nieto, impugnó ante el Tribunal Electoral la elección, alegando que el PRI compró votos y rebasó los gastos de campaña autorizados, entre otras acusaciones.

A diferencia de la izquierda, el PAN reconoce el resultado oficial del cómputo, que ubicó en tercer lugar a su candidata, la ex ministra Josefina Vázquez Mota, pero dijo tener la obligación legal de oponerse a prácticas fraudulentas.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video