Añadir nuevo comentario

Canciones como el Chupi deberían no existir, son incalculablemente obscenas y carecen de estética artística. Es lamentable que lleguen a nuestros hogares y que nuestros hijos escuchen una sarta de barbaridades que lejos de inculcar valores artísticos y humanos, constituyan una fuente de desviación de la verdadera cultura que ha alcanzado nuestro pueblo durante todos estos años de revolución. Señor Osmany, ¿qué más se puede esperar de usted? Recuerde que sus canciones llegan a nuestros niños y adolescentes, ¿qué mensajes pretende trasmitirles a ellos? No quiera fingir ingenuidad en la letra de una canción utilizando metáforas, en Cuba todos somos bien instruidos. Juzgar al Dr. Abel Prieto, es un verdadero atrevimiento de su parte, quisiera por un momento usted, poseer el nivel de intelectualidad de semejante personalidad de la cultura cubana.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.