Una pandemia de feminicidios recorre América Latina

Una pandemia de feminicidios recorre América Latina
Por: 
Fecha de publicación: 
17 Junio 2024
0
Imagen principal: 

Protesta contra los feminicidios en Buenos Aires, el 3 de junio último. Foto: Ricardo Ceppi / Gettyimages.ru
 

En 2023, una mujer fue asesinada por razones de género cada dos horas en la región latinoamericana. Se trata de un dato inquietante divulgado en el más reciente informe de la asociación Mundosur, una organización francoargentina que desde 2021 ha recopilado datos mensuales de feminicidios de entre 10 y 16 países de América Latina.

El último reporte incluye información de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela, con Honduras y Guatemala a la cabeza del 'ranking' de mujeres cuya vida fue truncada por la violencia machista.

Especialistas como la antropóloga venezolana Aimee Zambrano precisan que los feminicidios constituyen el último eslabón de la cadena de la violencia basada en género, es decir, son el culmen de situaciones de abuso que generalmente se han prolongado en el tiempo. Se trata de un asunto complejo cuyas raíces penetran en la estructura misma de las sociedades.

Si bien en las últimas décadas la presión creciente de los movimientos feministas ha conseguido que en muchos Estados se adopten legislaciones que tipifican los asesinatos por cuestiones de género y se han impuesto severas penas a los feminicidas, tales medidas acusan insuficiencia frente a la emergencia de un fenómeno que no se detiene: a las mujeres las siguen matando por ser mujeres y la impunidad no es excepcional.

De esta manera, aunque las cifras de feminicidios y de casos en los que los responsables evadieron cualquier condena son dolorosos y alarmantes, su volumen no parece hacer mella en una práctica añeja y legitimada socialmente; antes bien, despersonalizan a las víctimas y sobrevivientes y no permiten cuestionar las razones por las cuales, pese a la barbarie, los crímenes por razones de género forman parte del paisaje.

En conversación con RT, Zambrano apunta al núcleo del problema: "El feminicidio, históricamente, es una práctica, es una violencia que vienen sufriendo las mujeres y que, por supuesto, está arraigada. Tiene que ver con este sistema, que es el sistema patriarcal, que además está presente en todo el mundo". Dicho de otro modo, no se trata de un asunto contingente y aunque tiene expresiones concretas en las diferentes culturas, abreva de la misma fuente.

"[…] mientras no desmontemos el cimiento patriarcal que funda todas las desigualdades y expropiaciones de valor que construyen el edificio de todos los poderes […], mientras no causemos una grieta definitiva en el cristal duro que ha estabilizado desde el principio de los tiempos la prehistoria patriarcal de la humanidad, ningún cambio relevante en la estructura de la sociedad parece ser posible", sentencia al respecto la investigadora argentino-brasileña Rita Segato.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.