Trabaja Recursos Hidráulicos para garantizar agua a la población en tiempos de COVID-19

Trabaja Recursos Hidráulicos para garantizar agua a la población en tiempos de COVID-19
Por: 
Fecha de publicación: 
24 Marzo 2020
0
Imagen principal: 

Un grupo de medidas organizativas y el trabajo en obras para facilitar los servicios a la población, se cuentan entre los pasos dados por el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) en tiempos en que del lavado de las manos depende la prevención y el control de la COVID-19.

     Así lo dio a conocer hoy Antonio Rodríguez, presidente del INRH, al comparecer en el programa televisivo Mesa Redonda, espacio donde explicó que cada día se trata por la alta dirección del país como prioridad la situación del agua, se identifican los principales problemas y se piensan soluciones.

      A nivel nacional, dijo,  el acumulado de precipitaciones no ha sido el mejor, en los meses en los que más ha llovido han sido enero y febrero (con un llenado aproximado general de poco más del 60 por ciento) y,  de acuerdo con los estudios de vulnerabilidad y riesgo, la lluvia seguirá comportándose con déficit al cierre de marzo y en abril.

      En el país, hay unas 111 fuentes afectadas, 89 de forma parcial y 22 de forma total, lo que hace que haya más de medio millón de personas con problemas en cuanto al acceso al agua en el país: 469 mil en el occidente, 23 mil en el centro y 21 mil 600 en oriente.

       A esto se suman las 246 mil personas con ciclos de más siete días para recibir el agua, y las 500 mil que tienen acceso al preciado líquido por medio de pipas, lo cual crea una situación complicada, insistió.

       La capital muestra un panorama también complejo, pues las principales fuentes que tributan, en Artemisa y Mayabeque, no tienen buenas condiciones, y de las cinco cuencas solo hay una con situación favorable, señaló.

       Dijo que en La Habana hay unas 468 mil 721 personas afectadas en cuanto al acceso al agua, y 58 mil 500 abastecidos por pipa, en tanto los municipios con más incidencias son Arroyo Naranjo, Centro Habana, La Habana Vieja, La Lisa y Boyeros.

       En tal sentido ilustró que se han ideado un grupo de obras para mitigar los efectos, las cuales están en correspondencia con los planes del Instituto y de la economía para el 2020.

       Según refirió, entre estos se encuentran los trabajos en una nueva cuenca, la perforación de pozos para la población y la instalación de dos pequeñas plantas desalinizadoras: una en Cojímar y otra en La Puntilla, donde la población tendrá un punto de fácil acceso.

       Otras medidas son la instalación de metrocontadores, la reparación de los salideros en conductoras y en las redes hidráulicas, y el envío de pipas.

       En definitiva, se trata de obras a mediano y largo plazo y medidas técnico-organizativas, en las que se trabaja para tener mejor situación en la próxima sequía, apuntó Rodríguez.

       Como parte de su intervención además hizo referencia al sistema que tienen creado para recibir las críticas y responder las inquietudes de la población, a través del número 7 643 4949.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video