Tokio 2020: Todas las cabezas del boxeo aún en su lugar e invictas

Tokio 2020: Todas las cabezas del boxeo aún en su lugar e invictas
Fecha de publicación: 
30 Julio 2021
0
Imagen principal: 
La Cruz parece tener los argumentos suficientes para abrirse camino en su nueva categoría de 91 kg. Ya está en semifinales.

Para ser profeta en el ring se necesita ganar a fuerza de puños, antes que de palabras. Comenzaré diciendo que, afortunadamente todas las cabezas de los púgiles cubanos continúan en su sitio en Tokio, y que, por demás, tanto Roniel Iglesias (69 kg), Arlen López (81), como Julio César La Cruz (91) aseguraron una presea de bronce al menos, al ganar sus respectivos pleitos de la madrugada de viernes.

Y lo confieso, además de Idalys Ortiz y su pletórica plata en el judo; la posibilidad de un salto mayúsculo de Liadagmis Povea, y ver a la ochocentista Rose Mary Almanza tensar sus piernas “en la caliente”; lo otro que más interés despertaba en mí era el duelo entre La Cruz y el también cubano nacionalizado español Enmanuel Reyes.

Un pleito precedido de cuatro victorias previas de “La sombra” sobre Reyes acá en Cuba, historia que repitió en Tokio a fuerza de certeros y vertiginosos golpes, esquiva felina, y wavings de torso para hacer fallar a su oponente en la media y larga distancias.

El veredicto de los jueces no se hizo esperar 4-1 favorable al capitán de Los Domadores, amén de un segundo asalto un tanto más parejo en cuanto a combinaciones y puñetazos. Solo el imparcial kazajo Yermek Suiyenish, vio imponerse a Reyes.

En semifinales, La Cruz cruzará guantes con el brasileño Abner Teixeira, victimario por idéntica pizarra del jordano Jusein Iashaish.

También con sólida demostración de calidad pasó arlen López 5-0 (unánimes 30-27) sobre el mexicano Rogelio Romero, un oponente que no encontró los argumentos para inquietar al guantanamero, superior de campana a campana en cuanto a golpes y dominio de las distancias.

Había cierta preocupación sobre la capacidad de Roniel para imponerse al rocoso estadounidense Delante Johnson, máxime cuando el pinareño sudó la camiseta para imponerse en su primer duelo frente al mejor púgil de la armada japonesa.

Pues bien, sacudidas todas las interrogantes luego de su convincente 5-0 (triple 30-27 y doble 29-28) sobre el norteño y de paso asegura su tercera presea bajo los cinco aros.

Sigue la estela de nuestro buque insigne, invicto en ocho presentaciones hasta el momento, pero habrá que tener sumo cuidado y brindar demostraciones de calidad para obtener el favor de los jueces, pues ahora es que comienzan a “cancanear” en sus fallos, algo que advirtió el timonel de la escuadra Rolando Acebal, quien además aseguró que hasta este minuto los imparciales han obrado bien.

Laina, lágrimas de grandeza

Hay una imagen de Laina Pérez que nunca podré olvidar. Y lo digo porque el llanto puede encerrar muchas emociones juntas. En las suyas se traduce en el sacrificio acumulado durante cuatro ciclos para poder llegar a Tokio, en todos los escollos sorteados, y en la vergüenza y redención hallada en cada disparo de su excelente tirada en la pistola a 25 metros.

Sí, excelente. No solo por esos 582-17x puntos que la colocaron en el puesto 14, a solo dos de la zona de clasificación y desglosados en 289 (94-96-99) en la ronda de precisión; y 293 (97-98-98) en la de tiro rápido. Sino por el hecho de que en ambos casos constituyeron registros sin precedentes en su carrera deportiva.

Digamos con certeza que el mejor rendimiento en su ansiado debut olímpico con 32 abriles.

D4e hecho, en la fase de tiro rápido las 293 unidades de Laina estuvieron a la altura de dos finalistas y por encima de la actual reina, la griega Anna Korakakai 584-24x (294-290). En definitiva, en una final en la que hubo serie de desempate y récord olímpico de 38 dianas deshechas, la rusa Vitalina Batsarashkina se llevó el gato al agua sobre la sudcoreana MinjungKim.

En declaraciones al colega Raúl Rodríguez de Radio Habana Cuba expresó:

… “Muy contenta con el resultado, es mi marca personal y hacerla en unos Juegos Olímpicos satisface mucho más. Se disparó muy bien, las tiradoras mostraron un tremendo nivel, incluso una muchacha se quedó fuera de la final con 584.

Haber tirado 582 me alegra mucho, pude hacer el trabajo técnico que esperaba, que quería, que estaba buscando, sostuvo visiblemente emocionada.

Agradezco a mi entrenador por el apoyo, a mi familia y a todos los que han estado aquí ayudando para que lograra un buen resultado y mejorara el ánimo y la estancia en Tokio. Aspiro a que a partir de ahora este sea el piso y no el techo. Seguir buscando más arriba y mejorando. Hay que tirar bien alto para estar entre las mejores del mundo” …

Arrancó el deporte Rey con sensaciones encontradas

Ahora sí como se dice en el argot popular estaré como tres en un zapato. Independientemente de que nuestra comitiva atlética es de las más reducidas presentadas en citas estivales, pretenden dejar su impronta en el Estadio Olímpico de Tokio. Lo cierto es que la fecha me dejó sensaciones encontradas. El saltador de altura Luis Enrique Zayas tuvo un día pésimo según el mismo confesó. Tres fallos sobre la varilla a 2.21 metros decretaron su temprano adiós, en una fecha en la cual confesó al semanario Jit no haberse encontrado nunca con su carrera de impulso. Muy distante entonces de los 2.30 exigidos para ser finalista en su primera incursión. En la concreta, todos los clasificados accedieron a la definición con 2.28.

La talentosa y novel triplista Leyanis Pérez, no se asomó al tanque de saltos por haber sufrido una contractura muscular en una de sus últimas sesiones de entrenamiento en la capital nipona, y la plana mayor del campo y pista decidió preservar su condición y no arriesgarla a una lesión severa.

Su homóloga Davisleydi Velazco estuvo a punto de colarse en la fiesta de las 12 mejores, pues en el último salto fue desplazada a la posición 15, con 14.14 metros, en definitiva.

Dejo para el final a Liadagmis Povea. Lia lanzó su candidatura al podio y en su primer estirón clavó los pinchos a la distancia de 14.50, quinta entre todas las clasificadas, y eso regalando 20 centímetros o más en la tabla.

El festín clasificatorio lo comandó la galáctica venezolana Yulimar Rojas (14.77) con holgura y desenfado, igualmente regalando 40 centímetros o más en la plastilina. Tan dura fue la ronda preliminar del triple femenino, que la finesa Kristiina Makela, con 14.21, yseis chicas con registros superiores a los 14 metros verán los toros desde la barrera.

También contundente se mostró Rose Mary Almanza en su serie de 800 metros. La Rosa de Camagüey cronometró 2:00.71 minutos para liderar sin presión alguna el heat y anclar séptima entre las 24 semifinalistas. No hubo casualidades, pues accedieron a la siguiente fase todas las pesos pesados.

Milena y las playeras lograron el consuelo

Pese a terminar quinta en la final C y en el puesto 17 entre todas las singlistas peso abierto inscritas en Tokio, la remera Milena venega guardó su mejor ritmo de boga para sus últimas dos regatas, eso sí, las menos trascendentales. Crono de 7:47.40 minutos la vieron cruzar la línea de meta separada por 7.87 segundos de la ganadora del segmento, la bielorrusa Tatsiana Klimovich (7:39.53).

Por su parte la dupla de voleibol de playa de Leila Martínez-Ldiannys Echevarría finalmente encontró la senda del triunfo, al imponerse a las italianas Menegatti-Orsi en sets corridos de idénticos 21-16 en el tanteador. Ocho puntos con el servicio agresivo y ligera superioridad en ataque 24-21 efectivos, inclinaron la balanza a favor de las nuestras, que todavía tendrán opciones de continuar mejorando su imagen en el certamen.

Claro amigos míos, como ha sido habitual les dejo mi hasta luego con la barra de las energías titilando en rojo intermitente, pero sin olvidarme del medallero. China (19-10-11) mantiene la cima del medallero, con los anfitriones japoneses gastándose el mejor performance de su historia (17-4-7), Estados Unidos acechando y sin poder enseñorearse aún (14-16-11), pese a poseer el mayor global de preseas, y el Comité Olímpico Ruso (10-14-10) y Australia (9-2-11) completando el quinteto de vanguardia. Hasta aquí este recorrido amigos. Las pinceladas generales se las dejo en la próxima entrega. Apenas pude ganarle por votación dividida a Morfeo en la mañana de viernes.

Sólida Rose Mary en las preliminares de los 800 metros. Fiel a su estrategia y con dominio de principio a fin.
Lia (a la izquierda), el rostro contundente y desenfadado del triple antillano. Foto: Cortesía de Yorgelis Rodríguez.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video