Tokio 2020: Roniel, Resurrección zurda dorada y asiento entre Stevenson y Savón (+Fotos)

Tokio 2020: Roniel, Resurrección zurda dorada y asiento entre Stevenson y Savón (+Fotos)
Fecha de publicación: 
3 Agosto 2021
0
Imagen principal: 
Roniel fue quirúrgico en su golpeo y mostró excelente capacidad física.

¿Imagina usted lo que significa transitar por cuatro Juegos Olímpicos en un deporte de combate? ¿Lo ha sopesado en el caso del boxeo, dónde tantos golpes a su cabeza y anatomía puede sufrir un púgil durante más de 16 años al máximo nivel?

La respuesta a esas dos interrogantes la hallará en el cubano Roniel Iglesias, quien se agenció su tercera presea bajo los cinco aros al doblegar en la final de los 69 kg al británico Pat McCormack y con categoría colgarse su segundo oro bajo los cinco aros, luego del cetro en los 64 en Londres 2012.

Imaginen que de paso, Roniel se reservó un asiento en el Olimpo junto a los Dioses, sino que también allí le recibieron los tricampeones Olímpicos Teófilo Stevenson y Félix Savón. “El qiupi” como cariñosamente le dicen al zurdo pinareño, se convirtió en el tercer boxeador en la hisoria olímpica antillana, en hacerse de tres preseas en estas lides, tras su debut de bronce en Beijing 2008 cuando estaba próximo a cumplir los 20 años.

Y no hablábamos de un pleito para nada sencillo el de su definición en la arena Kokugikan. McCormack llegaba precedido del subcampeonato del orbe en Ekaterinburgo 2019 y los Juegos Europeos de Minsk en el propio año.

Pero Roniel hizo caso omiso a la hoja de servicios de su oponente y saslió desde el gong inicial a imponer su ritmo de pelea. Condición física envidiable, técnica de golpeo medular y mayor provecho en las combinaciones en la corta distancia, especialmente con los opers y ganchos cortos al cuerpo de su rival, Iglesias mereció el favor unánime de los jueces quienes lo votaron por triple 30-27 y doble 29-28.

Dos primeros asaltos en los que Roniel sacó la mayor ventaja, con velocidad de piernas, poderoso a la hora de culminar con su siniestra luego de taladrar con el jab a su oponente, y un incombustible gancho al tronco.

Lo dijo en declaraciones posteriores a su triunfo a los colegas enviados especiales en Tokio: “Ha sido un camino largo, cinco días para llegar a tokio, no tenía pronóstico de oro, pero me sentí muy bien y creo que terminé como el 'Salvaje Mijaín López', a todo tren. Para aquellos que pensaron que a Roniel no le quedaba gasolina en el tanque, acá estoy. Por ahora no me retiro y… ¡a París a ver la Torre Eiffel!”

 

Videos cortesía del colega Guillermo Rodríguez hidalgo, enviado especial de Rario Rebelde.

Esa fue la sentencia de Roniel, quien a sus 32 años dio su demostración más sólida en el contexto del olimpismo, superior incluso a la de cuando obtuvo el vellocino en la capital británica hace nueve años.

En el camino, luego de ese dividido 3-2 inicial Quinci Okazawa, y que levantó dudas sobre un posible performance suyo, se dedicó a desterrarlas a fuerza de puños, con veredictos contundentes sobre otros dos boxeadores escabrosos como el estadounidense Delante Johnson y el ruso Andrei Zamkovoi, su victimario en Ekaterinburgo y a quien le hizo comer del plato de la vendetta.

Para aquellos que gustan de las estadísticas, Roniel atesora brutal saldo de 12-2 en este excelso panorama, donde solo el tailandés Mamus Boonjumnong (10-5 en semis de Beijing 2008), y el uzbeko Shrakam Giyasov (3-0 en cuartos de Río 2016).

Cuba además, retoma la senda de podio en una categoría en la que no lo conseguía desde el subtítulo de Carlos Banteux en la capital china en 2008. Además, en los puños de Roniel se deshizo un reinado de Kazjastán en esa división, en la cual fueron capaces de eslabonar cuatro cetros en línea (Atenas 2004-Río 2016).

 

Equilibrio de dos-dos agridulce en otros pleitos

El boxeo antillano tuvo otros dos deselnaces airosos en la jornada.

El ligero Andy Cruz (63Kg) se aseguró presencia en semifinales, al imponerse al brasileño Wanderson Oliveira por 4-1 (triple 30-27, 29-28 y 28-29). Cruz, flamante rey del orbe en 2019, sacó la mejor parte con su técnica depurada y vertiginosas entradas de golpeo frnte al as de los Juegos Sudamericanos de Cochabamba 2018. Un buen pleito, ganado por el mejor boxeador, tanto física como técnicamente.

El otro triunfo correspondió a Julio César La Cruz (91kg) quien signó su avance a la discusión del título trads dejar en el camino al también auriverde y bronce de Lima, Abner Teixeria. La Cruz, con sus entradas de sombra y pegada quirúrgica, sacó la mayor tajada en un pleito en el cual su rival no halló la fórmula en definitiva para

Revertir el 4-1 de los imparciales (triple 30-27 y 29-28 favorables, y adverso 27-390 del australiano Carl Ruhen.

También la fecha deparó la despedida de Lázaro Álvarez (57 kg) y Yosbany Veitía (52).

El tricampeón mundial y doble medallista de bronce en las citas de Londres 2012 y Río 2016, repetirá ese palmarés por tercera ocasión, al ceder en una batalla extremadamente difícil y cerrada versus el ruso Albert Batyrgaziev 2-3.

El europeo de 23 años llegaba precedido de tres peleas profesionales airosas por la vía del nocaut, mantuvo un intenso ritmo de ataque durante casi todo el pleito. Álvarez, de riposta, fue desde mi perspectiva más certero en sus golpeos, pero no bastó para inclinar la balanza a su favor.

Mientras, Veitía se vio superado por el excelente fondo físico del incombustible británico Galal Yafai, plata y bronce en campeonatos del Viejo continente. Tercera incursión de Veitía, tercera oportunidad en la que se despide sin colgarse una presea.

Ciertamente la pelea mantuvo un ritmo enervante, un espectáculo digno, pero que no tuvo un desenlace feliz para el púgil espirituano, perdedor por 1-4 en las boletas.

Adiós en los 49 en Londres 2012 en la ronda de 16 mejores, y luego cuatro años más tarde en cuartos, instalado ya en los 52.

Este miércoles a las 4.35 AM (hora de Cuba) subirá al cuadrilátero el semipesado Arlen López en busca del segundo metal dorado de nuestra armada, ante el británico Benjamín Whittaker.

 

 

 

Gloria por segunda ocasión para el púgil pinareño, tercera presea en este entorno.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video