Ryan Crouser, balas endemoniadas y Cuba… lejos

Ryan Crouser, balas endemoniadas y Cuba… lejos
Fecha de publicación: 
27 Enero 2021
0
Imagen principal: 

Cuba no tiene esos balistas portentosos en la élite Mundial. Repaso la historia de esta especialidad y salvo el recuerdo dorado de Yumileidi Cumbá (19.59 metros) no aparecen otros pasajes en extremo memorables.

De hecho, la Cumbá no superó la barrera de los 20 metros, cifrando su mejor registro en 19.97. El mejor impulso de una balista antillana lo posee Belsy Laza (20.96), para el puesto 34 de todos los tiempos.

Entre hombre el panorama es menos alentador aún. Recuerdo todavía el desagradable incidente de Carlos Véliz en Londres 2021, en quien estaban cifradas esperanzas de al menos acceder a la final si lograba emular sus 20.76 cimeros.

No había entonces esa endemoniada lucha que hay ahora en dicha modalidad, con una legión de hombres por encima de los respetables 22 metros y la “pandilla” estadounidense a la vanguardia.

Para sellar el capítulo Cuba tenemos que, entre hombres, con el puesto 216 de todos los tiempos ha sido Alexis Paumier (20.78) quien más lejos ha llevado el peso.

Ahora bien, volvamos nuestras miradas hacia el norteño Ryan Crouser, quien hace pocos días destrozó el récord mundial bajo techo, al llevar su bala hasta los 22.82 metros.

Desde hace varias campañas es el nacido en Portland, Oregón el exponente más sólido de la armada de Estados Unidos en dicho evento. Lo demostró con su cetro olímpico en Río de Janeiro, y su plata más recientemente en el certamen del orbe de Doha 2019, por lo que su candidatura a la reedición de la corona en Tokio la ha lanzado con contundencia desde los mismos albores de la campaña.

Hablamos de una mole de 2.01 metros y 145 kg de peso (unas 320 libras). El nacido el 18 de diciembre de 1992 es un torreón inexpugnable, pues en su carrera deportiva no ha sufrido traumatismos severos, como parte de una prueba que puede considerarse longeva dentro del campo y pista.

Siguiendo su hoja de ruta hallamos que en la campaña precedente consiguió emular al aire libre el tercer mejor registro de todos los tiempos (22.91), con el cual le acompañan su coterráneo Joe Kovacks, y el italiano Alessandro Andrei.

Tienen el privilegio de ser sus predecesores el también estadounidense y plusmarquista absoluto Randy Barnes (23.12), y el alemán Ulf Timmermann (23.06).

Profundizando un poco más en materia de rendimientos hallamos que Crouser comandó las acciones en la rocosa temporada precedente.

Casi un metro le sacó al transalpino Leonardo Fabri (21.99) en la segunda plaza; mientras completaron el top-five el polaco Michal Haratyk (21.88), el norteño Nick Ponzio (21.72), y el curtido neozelandés Tomas Walsh (21.70).

Para tener una idea más exacta del poder de fuego de Crouser tenemos que en el año 2013 ya había superado los 21 metros, específicamente 21.09.

En el 2016 por primera ocasión sobrepasó los respetables 22 metros, 22.52, al punto de que en la actualidad ha superado en 35 ocasiones esa barrera. En lo adelante su rendimiento máximo anual se comportaría de la siguiente manera:

2017-22.65

2018-22.53

2019-22.90

2020-22.91

Una verdadera lección de: cómo enviar una bala más lejos y ser constante en tus rendimientos. Clase en la que los representantes de la Mayor de las Antillas han tenido deudas, a pesar del poderío exhibido en el resto de las modalidades que componen el área de lanzamientos.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video