Perú: Los desafíos de Pedro Castillo

Perú: Los desafíos de Pedro Castillo
Por: 
Fecha de publicación: 
28 Julio 2021
0
Imagen principal: 

Pedro Castillo, el maestro de primaria, agricultor y sindicalista de 51 años, ingresará oficialmente mañana miércoles a la Casa de Pizarro en Lima como el 130mo presidente de la República del Perú, cargo que asumirá con el gran reto de despejar inquietudes en un país profundamente polarizado y golpeado por la crisis generada por la pandemia del Covid-19.
    Castillo prestará juramento en un día especial, porque hace exactamente 200 años, el 28 de julio de 1821, el Libertador y general argentino, José de San Martín, tomó posesión al frente del nuevo e independiente Estado peruano.
    Si bien obtuvo una ajustada ventaja de 44.263 votos sobre la líder de derecha Keiko Fujimori, la victoria de Castillo en las urnas con el partido de izquierda Perú Libre tuvo el efecto de un látigo para la clase política peruana involucrada en interminables disputas de poder.
    Ocurrió dentro de un Congreso (Parlamento unicameral) dividido en una miríada de partidos, estos enfrentamientos han visto a cuatro presidentes de la República alternarse en cinco años en Lima.
    En sus primeras decisiones Castillo, quien prometió gobernar "para todos los peruanos", inevitablemente tendrá que ser prudente, visto que los partidos de derecha demostraron su fuerza al ganar recientemente la presidencia del Congreso.
    La mesa directiva del parlamento estará presidida por la abogada María del Carmen Alva, de la centrista Acción Popular (AP), y que recibió el apoyo del partido Fuerza Popular, de la candidata presidencial derrotada Keiko Fujimori.
    Pero los objetivos de Castillo son claros: desmantelar las instituciones estatales que a su juicio operan solo a favor de los sectores pudientes del país, y llegar a la definición de una nueva Constitución, archivando la de 1993, deseada por el entonces presidente Alberto Fujimori, autor de un "autogolpe" que provocó la disolución del Parlamento.
    Es por eso que Castillo deberá demostrar sus capacidades negociadoras con el poder Legislativo.
    Para hacer entender su filosofía de gobierno, Castillo anunció que renunciará a su sueldo de presidente para quedarse con el de maestro de primaria, pidiendo un gesto de austeridad también a ministros y parlamentarios.
    En el plano internacional, Perú abandonará la zona conservadora y pro estadounidense, actualmente mayoritaria en América Latina, para pasar a posiciones más avanzadas, cercanas a las de países como México, Argentina y Bolivia, que acogieron con entusiasmo su elección.
    Cabe recordar que Castillo criticó el embargo y las sanciones impuestas por Estados Unidos a Cuba y Venezuela, sugiriendo que ya no quería apoyar al Grupo de Lima a través del cual Estados Unidos, Canadá, Brasil y Colombia estaban presionando para derribar el 'régimen' del presidente venezolano Nicolás Maduro.
    Sin embargo, a partir de mañana será la política interna la que atraerá las preocupaciones del nuevo jefe de Estado. La última encuesta realizada por el instituto especializado Ipsos también dejó entrever que, otorgándole un favor del 52% de la opinión pública, destacó que la gente espera mejoras rápidas en la salud y la lucha contra el Covid-19, para la economía y el empleo, y para educación.
    Castillo, en tanto, asumirá la presidencia para el quinquenio 2021-2026 en una ceremonia que contará con la presencia de varios gobernantes de la región, entre ellos los de Argentina, Chile y Ecuador, así como por el rey de España, Felipe VI. 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video