Perfiles Olímpicos: Laina Pérez, la viva imagen de la perseverancia (+Fotos)

Solapas principales

Perfiles Olímpicos: Laina Pérez, la viva imagen de la perseverancia (+Fotos)
Fecha de publicación: 
13 Septiembre 2020
0
Imagen principal: 
Laina intenta desprenderse de toda tensión cuando encara su puesto de tiro. Fotos: Cortesía de la entrevistada.

En la vida hay metas por las que merece sacrificarse una y otra vez. Ceñirse el atuendo de la perseverancia y luchar por ese objetivo como si en su consecución nos fuese la vida. En mi caso, sentarme a escribir se antoja como un maratón constante, en el que dejo una gota de sudor, un pedacito de mí en cada texto.

La historia de hoy, entra dentro de nuestro ciclo de Perfiles Olímpicos, pero es una oda a la perseverancia y la ambición. Nuestra protagonista, la pistolera Laina Pérez (Jagüey Grande, Matanzas, 27 de octubre de 1988), tuvo que esperar a su cuarta incursión en Juegos Panamericanos para acariciar un boleto de clasificación olímpica y poder derramar sus lágrimas sobre una presea de oro, exactamente sobre dos, pues además de coronarse en la modalidad de aire a diez metros individual femenina (237.1 récord continental en la final), lo hizo en el mixto de la propia especialidad junto a su coequipero Jorge Grau (475.0, igualmente primacía de América en la definición). Antes, había conseguido en sus albores, la plata en la pistola a 25 metros de Río de Janeiro 2007.

Así, luego de más de cinco meses sin tocar su pistola y con la mente fría, pero feliz de lo que le dejó el año 2019, la solícita y elocuente atleta, además graduada de psicología, accedió a dialogar con CubaSí:

¿Cómo, en un deporte con un componente psicológico tan determinante, has enfrentado estos más de cinco meses de cuarentena?

“Ha sido muy difícil en varios aspectos psicológicos cómo dices, pues la incertidumbre que ha generado sobre el futuro a veces es aterradora.

No saber hasta cuándo será esta situación, no poder abrazar y besar a la familia, los amigos, compartir con ellos con normalidad me ha golpeado porque soy muy cariñosa y eso de saludarse de lejos o con el codo, ¡no me gusta nada!!!!!

Ahora mismo recuerdo el último día q vi a una tía y unas primas muy queridas en La Habana y tuve q despedirme de lejos sin ese abrazo necesario para expresar y sentir ese cariño. También el hecho de ver pospuestos sueños, metas, poner en pausa la vida como la conocemos y desconocer cuándo podremos seguir el camino es muy duro”.

¿Qué has estado haciendo desde el punto de vista físico?

“He tratado de mantenerme haciendo algunos ejercicios de fortalecimiento general, sobre todo tríceps y muñecas que es de los aspectos que más necesito para trabajar con las pistolas.

Pensaba que ya pronto nos incorporaríamos a los entrenamientos de nuevo, pero con el retroceso de la capital aún toca esperar así que quiero retomar ejercicios más completos”.

Con la pistola en la armería del Enrique Borbonet, ¿cómo has lidiado con el repaso de tu técnica y especialmente la secuencia de disparos?

Desde que empezamos a trabajar con nuestro entrenador actual, Dariel Suárez Grecesqui, retomé un ejercicio que había aprendido en Jagüey en mis inicios, hacía mucho que no lo hacía y realmente ayuda.

En ocasiones los atletas sabemos la teoría y no siempre la aplicamos cómo deberíamos, si tenemos un error que nos está molestando nos preocupamos a veces demasiado, y nuestra atención se dispersa con pensamientos negativos.

Incluso tenemos momentos en que no sabemos exactamente qué estamos haciendo mal por eso siempre digo que tener la dicha de contar con un BUEN ENTRENADOR que esté pendiente, que te recuerde el ABC de la técnica, que te guíe a posibles soluciones es importantísimo.

No siempre se le da la importancia que lleva. Retomando el ejercicio, consiste en mirar la mano con que disparas y como si tuvieras la pistola en ella, sin extender el brazo, solo mirar de cerca, ir haciendo el movimiento de apriete del disparador, trabajándolo, buscando que solamente el dedo índice se mueva, que no intervengan los otros dedos…

Así perfeccionamos el apriete y cuando tengas el arma en la mano será más fácil. A mí me gusta trabajar más así, realizar la acción directamente para afianzarla, para grabarla mejor en la memoria, suelo hacer también levantes cómo si estuviera en la fase de tiro rápido de la pistola deportiva, más conocida como duelo, hago el movimiento del brazo como si tuviera el arma conmigo. También pensar en la técnica desde el primer paso, recordando cada detalle para cuando tengas la oportunidad de ponerla en práctica”.

 

¿Cuánto significaron esas lágrimas de clasificación olímpica y cómo valoras Lima en todos los sentidos?

Esta pregunta me gusta muchísimo. Yo por lo general me emociono mucho y en el deporte ni te cuento, casi siempre termino llorando después de cada final, sobre todo porque es el resultado, malo o bueno, de muchas horas de trabajo, de estrés, de preocupaciones, de compromisos, internos y externos, de tiempo lejos de la familia, de no tener vacaciones por estar entrenando.

Nosotros los cubanos, por las dificultades económicas del país y por el bloqueo estadounidense, que aunque algunos no sepan la magnitud que alcanza, a quienes nos toca de cerca sabemos lo que implica, fundamentalmente en cuestiones relacionadas con las municiones… Por estas razones como te decía, no tenemos la posibilidad de competir tanto como deberíamos y a veces tienes sólo una oportunidad para lograr tus objetivos y sueños, te lo juegas todo en un evento y si no lo logras el sentimiento de frustración y fracaso es inmenso.

Así que imagínate después de tantos años, (cuatro ciclos), buscando la clasificación olímpica, la alegría no se puede describir!!! Las lágrimas son mi manera de descompresionar, de relajarme, de soltar toda la angustia, los nervios, todas las sensaciones que te provocan eventos de gran importancia como los Juegos Panamericanos.

A eso súmale que me fui para Lima con una lesión en el brazo derecho, el de tirar, y tenía la preocupación añadida de no poder hacer un buen trabajo, de no soportar las exigencias físicas y mentales que demandan las competencias y finales, pues la mayoría piensa que en el Tiro Deportivo todo es fácil, que no requiere esfuerzos pero nada más lejos de la verdad, nos pasamos horas en la misma posición haciendo movimientos repetitivos que nos desgastan y lesionan y los cuales nos exigen un nivel de concentración y atención que también pasa factura.

Lima significó un escalón más en mi carrera deportiva, un recordatorio de que se pueden lograr los sueños a pesar de la larga espera. Valorando otros aspectos de estos Juegos, punto importante el clima: un frío horrible para mí, yo que con un vientecito discreto ya quiero un abrigo, estar por debajo de los 20 grados y a veces menos de 15 no fue fácil y con la llovizna diaria no puedo describir lo incómodo que era. Nosotros acostumbrados al calor de nuestra región nunca he aprendido a tirar con abrigo, fue todo un desafío lograr disparar así”.

Te vi competir en Guadalajara 2011. Desde entonces hasta ahora, ¿cuánto ha evolucionado el tiro deportivo y específicamente la pistola en América?

“En Guadalajara 2011 podemos decir que como rivales teníamos a EEUU, Canadá, Brasil, México como equipos completos y alguna atleta puntual de otro país. Ahora casi todos los países tienen equipos completos bien preparados, no sólo a una atleta en particular.

Ejemplo de ello son Ecuador, Guatemala, Colombia, Puerto Rico, Perú, El Salvador, y otros más que están despuntando cada año. Además, para estar acordes con el COI se ha modificado el reglamento, tratando de igualar la cantidad de eventos y participantes de ambos sexos para la igualdad de género, se ha intentado hacer el deporte más espectacular, más televisivo, más mediático de ahí que el tiempo de duración de las tiradas clasificatorias haya disminuido en varios eventos; y se han modificado las finales para hacerlas más atractivas al público.

Así que son una serie de cambios que nos han tenido en una montaña rusa para adaptarnos. A eso súmale el tema de la tecnología que siempreeeee está avanzando: el arma y la munición que tienes hoy ya mañana deja de ser la más moderna”.

¿Cómo has mantenido la comunicación con tus compañeros de equipo y colectivo de entrenadores?

“Gracias a la tecnología hoy en día puedo comunicarme con los compañeros de equipo y los entrenadores, con el equipo médico, ya sea por redes sociales o vía telefónica, aunque se extraña no estamos del todo aislados”.

¿Cómo has logrado combatir el ocio en casa y cúan importante consideras una buena forma física?

“La forma física es muy importante, no sólo para el deporte, para la vida en general ayuda mucho mantenerse en forma, aunque confieso que me cuesta llevarlo a cabo con el rigor que debería. SÉ que es muyyyy necesario y para un atleta de alto rendimiento más.

El estar todo este tiempo en casa lo he disfrutado mucho porque la mayor parte de mi vida he estado albergada lejos de la familia, estudiando, entrenando, compitiendo, así que a pesar de esta difícil situación he podido pasar tiempo con mi familia y disfrutar su compañía. A mí me gusta mucho estar en casa así que no ha sido tan difícil para mí el hecho de no poder salir”.

Con las marcadas limitaciones existentes para entrenar en Cuba, ¿cuán difícil es obtener un resultado de nivel e insertarse en la élite de tus modalidades?

“El Tiro en general tiene un alto nivel mundial, mi modalidad tiene marcas a las que aún no logro llegar, y es muy difícil entrenar cada día con las carencias existentes y respaldar un propósito a cumplir porque la mayoría de las veces no tienes cómo comprobar que estás haciendo un buen trabajo.

No puedes repetir una buena tirada para ganar en confianza, no puedes competir tantas veces como para verlo como algo natural sin el estrés que le ponemos por el hecho de ser estas muy reducidas y no siempre de talla mundial.

Pero a pesar de todas las dificultades tenemos la voluntad de conquistar nuestros sueños, el amor que le tenemos al deporte que hemos practicado toda la vida, las ganas de superarnos cada día y dar lo mejor por nosotros, por nuestra familia, amigos, por los entrenadores que se dejan la piel por ayudarnos a lograr nuestras metas, por todas esas personas anónimas que están detrás y ponen su granito para nuestro desempeño, y por no defraudar a un pueblo que nos respalda, nos impulsa a buscar cada objetivo.

¿La química con Jorge Grau en la nueva modalidad mixta?

“A Grau lo conozco casi desde que empecé en el deporte, hace ya cerca de 20 años, siempre nos hemos llevado bien y lo admiro como tirador, eso ha hecho que tenga una gran confianza en él cuando disparamos juntos porque me siento sumamente respaldada cuando no me salen las cosas como quisiera.

Me tranquiliza su serenidad en la línea de tiro, aunque a veces me desespero viéndolo tan calmado jijiji, ¡parece imperturbable!! Y me ayuda con palabras de aliento cuando lo he necesitado. Considero que es vital tener esa complicidad con tu compañero de equipo para lograr un buen resultado”.

¿Momentos de mayor tristeza y felicidad en tu carrera deportiva hasta ahora?

“Más triste por desgracia no ha sido sólo uno, cada vez que terminaba unos Juegos Panamericanos y no lograba la clasificación olímpica era muy doloroso, y la noche que recibí la noticia de la muerte de quién había sido entrenador, padre y amigo Víctor Rogelio Ortega Pérez, fue una gran pérdida personal y profesional.

El momento más feliz sin dudas cuando obtuve mi primera medalla de oro en Lima y me dio el ¡boleto olímpico”!!!!!

¿Por qué Jagüey en Matanzas siempre han sido potencia en el tiro deportivo de Cuba?

Siempre hemos tenido un grupo de entrenadores excelentes, no todos siguen ahí, pero han tratado de legar el respeto, la disciplina, el amor por nuestra profesión, por este deporte.

Se han convertido en amigos que desde los inicios nos ayudaban a sacar lo mejor de nosotros, a explotar el talento o crearlo mediante el trabajo constante, la dedicación, la exigencia desde la disciplina y el respeto, su sacrificio merece resultados.

Una anécdota, en una época cuando todavía estaban las secundarias y preuniversitarios en el campo, aquí en Jagüey habían guaguas que nos llevaban a entrenar diariamente y hubo un tiempo en que no se pudo y los entrenadores nos iban a recoger a las becas ¡en bicicleta!!! ¡Hablamos de kilómetros de recorrido!! Así que ya ves, todo el trabajo duro no puede quedar sin resultados”.

Color preferido, predilecciones en casa, mayores placeres…

“Mi color el morado, violeta, ¡en todas sus tonalidades!! Aunque para vestir tengo debilidad por la ropa oscura principalmente el negro.

Me gustan mucho los Doramas, algo parecido a novelas asiáticas, principalmente las coreanas. De hecho, por ellos me decidí a estudiar coreano y lo empecé en esta etapa del Covid, debido a que he tenido más tiempo libre. En general los idiomas me apasionan. También me gusta mucho cocinar, sobre todo la parte de repostería, soy fan número uno de los dulces, ¡necesito el postre en mi vida!! Jijiji. La lectura también la disfruto”.

¿Qué opinas del aplazamiento de los Juegos Olímpicos y qué le recomendarías a la población en tiempos tan difíciles?

“Uff, el aplazamiento de los Juegos Olímpicos....creo que fue una decisión necesaria por la situación actual, pero que no por ello es fácil de aceptar.

Creí que lo más difícil había sido el camino para llegar a tener el boleto y de repente algo que no está en nuestras manos resolver llega y amenaza con arrebatarlos.

Está la incertidumbre de si podrán realizarse, de cómo nos podremos preparar deportivamente para asistir a ellos, muchos atletas quizás ya no podrán participar porque es un año más esperando, exigiéndole al cuerpo, a la mente…

hay deportes que físicamente desgastan mucho y las lesiones están esperando el momento más inoportuno para llegar, en algunos la edad pesa para ese compromiso con lo físico y psicológico que debes asumir. En fin, son muchas decisiones para tomar y aspectos a tener en cuenta en esta pausa obligada.

A la población, al país les pido que sean responsables, cuidadosos, que mantengamos las medidas de higiene y sigamos las orientaciones dadas para lograr detener esta pandemia y lograr salir de esta situación lo antes posible. Hagamos lo que esté en nuestras manos para ayudar”.

¿Volverías a ser deportista, específicamente tiradora?

“Creo q sí, a pesar de las lágrimas de frustración y dolor derramadas, también ha habido de alegría, he conocido gente buena, amigos para toda la vida y he tenido experiencias inolvidables”.

¿Qué otro sueño te quedaría por cumplir?

“Primero poder participar realmente en las Olimpiadas, más de una claro jejeje, luego subir al podio, si es al primer lugar mejor todavía”.

Hasta aquí este capítulo de perseverancia de Laina, uno que pasa por más de casi dos décadas con una pistola en la mano, cuatro ediciones de citas multideportivas continentales desde su debut en Río 2007, y muchas lágrimas de descompresión.

No juzguen sus respectivos escaños 110-5 ptos en la pistola de aire a diez metros; ni el 125-1 pto en la standard a 25. Ubicaciones engañosas dadas las poquísimas opciones de defender su calidad en eventos de nivel.

Por ahora y hasta Tokio, toca seguir apoyándola siempre, como al resto de nuestros preseleccionados olímpicos, los que merecen nuestra gratitud y mucho más que este ciclo de perfiles por su entrega.

Laina festeja su primer título y lA clasificación olímpica.
Laina junto a su compañero de la modalidad mixta Jorge Grau, a quien le tiene enorme confianza.
Alegría desbordada tras cuatro ciclos en busca del tan ansiado objetivo.
Laina y su coequipera Sheyla gonzález, junto a su entrenador Dariel Suárez, de quien considera ha hecho un excelente trabajo con el equipo de pistola femenino.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video