Kabir Bedi dice ser su propio héroe

Kabir Bedi dice ser su propio héroe
Fecha de publicación: 
27 Noviembre 2021
0
Imagen principal: 

El aclamado actor indio Kabir Bedi afirma tener cualidades similares a las del legendario Sandokán, el héroe de las novelas de Emilio Salgari que interpretó y a la vez reflejó su espíritu y metas en la vida.

«Tengo tanto de Sandokán como Sandokán tiene de mí», expresó Kabir Bedi en entrevista para Prensa Latina en Nueva Delhi al comentar su rol protagónico del novelesco luchador anticolonial, que lo catapultó a la fama en todo el mundo.

Su padre (Baba Pyare Lal Singh Bedi) se casó con su madre británica (Freda Bedi) y ambos lucharon por la independencia de la India, una historia similar a la del mítico protagonista de Los tigres de Mompracen.

«Así que comprendí muy bien su lucha, su idealismo y su amor, y coloqué en mi personaje todo lo que pude dar de mi propia experiencia y de mi meditación», agregó Bedi.

Rememora que cuando interpretaba a Sandokán, un líder natural y enérgico que cree sin reservas en la justicia y la libertad, el director italiano Sergio Sollima le advirtió: «Él es un héroe, pero tú no actúes como tal, pues los héroes son simplemente gente ordinaria que realizan actos extraordinarios».

«Ésa es la naturaleza de Sandokán,… un hombre que cree en lo que hace», señaló el afamado actor.

En mi espíritu soy mi propio héroe, y trato de cumplir mis sueños, acotó la estrella del cine indio a la interrogante de si existe algún ídolo para él en la vida real.

Luego de interpretar a varias figuras fascinantes de las obras de aventuras, como también lo fue el Corsario Negro, Bedi tuvo que vencer el lógico encasillamiento de los directores y demostrar su virtuosismo en la actuación.

En su texto biográfico «Historias que debo contar», Kabir Bedi hace una retrospectiva de su vida, como en un viaje al interior de su pasado, entre recuerdos de amor y de pérdidas.

En palabras de Bedi, su libro trata no solamente de sus triunfos y grandes amores sino también de sus tragedias, su caída, ruina y su propia resurrección, en una «montaña rusa de emociones».

De Cuba, a dónde viajó con motivo del Festival del Habano en 2015, comenta con emoción sobre el cariño de su pueblo, al cual califica de maravilloso, y también su comida y música fabulosa, los puros y las plantaciones tabacaleras que visitó y sus encuentros con artistas de la isla.

Dijo amar al pueblo cubano, que según él tiene virtudes muy comunes a los de la gente de la India, como son la hospitalidad, la familiaridad y la bondad, al tiempo que nos instaba a continuar la lucha por la salvaguardia de la vida en nuestro planeta.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video