Iceberg de más de mil kilómetros se desprende en la Antártida

Iceberg de más de mil kilómetros se desprende en la Antártida
Fecha de publicación: 
1 Marzo 2021
0
Imagen principal: 
El iceberg se desprendió de la plataforma de hielo Brunt, ubicación de la estación de investigación Halley, de British Antarctic Survey. Foto:PL.

Un iceberg de mil 270 kilómetros cuadrados se encuentra en las aguas de la Antártida, tras desprenderse de una plataforma de hielo de 150 metros de espesor, explicaron científicos del British Antarctic Survey.

'En las próximas semanas o meses el iceberg puede alejarse o encallar y permanecer cerca', afirmó Simon Garrod, director de operaciones de ese instituto perteneciente al Consejo de Investigación del Medio Ambiente Natural en Reino Unido.

Los investigadores detectaron desde hace casi 10 años el crecimiento de las grietas en el hielo, por lo que esperaban el actual evento.

Según detallaron en noviembre de 2020 se produjo un nuevo abismo, llamado North Rift, la tercera gran grieta a través de la plataforma de hielo que se activa en la última década y se dirige hacia otra cerca de Stancomb-Wills Glacier Tongue a 35 kilómetros de distancia.

Durante el mes de enero esta grieta avanzó hacia el noreste a una velocidad de hasta un kilómetro por día y así se formó el iceberg, precisamente cuando la grieta se ensanchó varios cientos de metros en unas pocas horas en la mañana del 26 de febrero, liberándolo del resto de la plataforma de hielo flotante.

En la plataforma de hielo Brunt se encuentra ubicada la estación de investigación Halley de British Antarctic Survey, pero los especialistas aseguran que son poco probables las afectaciones en ese centro.

En 2016, tomaron la precaución de reubicar la estación 32 kilómetros tierra adentro en la parte de la plataforma de hielo que permanece conectada al continente para evitar todos los abismos activos.

Y desde 2017, el personal asiste a la estación solo durante el verano antártico, pues en los oscuros meses de invierno la evacuación sería difícil, explican.

La plataforma de hielo se monitorea a diario mediante una red automatizada de instrumentos GPS de alta precisión que rodean la estación y miden cómo se deforma o se mueve.

También utilizan imágenes de satélite de la Agencia Espacial Europea, la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) de Estados Unidos y el satélite alemán TerraSAR-X, datos que se envían a la sede del British Antarctic Survey en Cambridge para su análisis.

'Nuestra red de instrumentos GPS nos dará una alerta temprana si el desprendimiento de este iceberg provoca cambios en el hielo alrededor de nuestra estación', añadió Simon Garrod. 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video