El saldo de Gabriela: humanidad (+ Fotos)

Solapas principales

El saldo de Gabriela: humanidad (+ Fotos)
Fecha de publicación: 
21 Octubre 2020
0
Imagen principal: 

Foto tomada del Facebook de la entrevistada.

Cuando Gabriela Puivert Alfonso regrese a la Universidad de Matanzas Camilo Cienfuegos para continuar sus estudios, recorrerá el mismo camino de siempre, encontrará los mismos pasillos, las mismas aulas, hasta la misma gente, pero ella no será la misma, ni la escuela será igual en sus ojos.

Mientras todo un país libraba una batalla colosal contra la COVID-19, esta ardillita inquieta, pequeña, menuda, creció a la altura de su propio Moncada y asistió como voluntaria al centro de aislamiento que funcionó durante meses en aquella Casa de Altos Estudios:

“Estudio Licenciatura en Educación, Lenguas Extranjeras, Inglés, pero soy cadete insertada de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, o sea, soy militar. Estoy aquí, primeramente, porque me llamó la Vicerrectora, mi Decana, todo el mundo movilizando. Yo soy la secretaria general de la UJC en mi facultad, y por supuesto que soy la que tiene que dar el paso al frente, no por obligación, sino porque tengo que dar un ejemplo y porque también está en mis principios. Mi familia es revolucionaria, mis padres son militares y, aunque yo no sea médico, sé que puedo aportar a salvar vidas, puedo apoyar, así que dije sí desde el primer momento y ya es la segunda vez que vengo para acá.

No tendría problemas en volver una tercera y una cuarta, asegura la jovencita que ha estado al frente de un equipo de seis estudiantes y profesores de diferentes facultades. La conocimos cuando ya la experiencia había anulado ciertos temores, pero confiesa:

“Primeramente, sí, mucho miedo en el sentido de contagiarme, pero me he dado cuenta de que si uno cumple con todas las medidas, no tiene por qué pasar; aquí estamos con médicos y enfermeras que todo el tiempo te están cuidando, existen todas las condiciones para no contagiarnos”.

122113423_644004049592882_4328283073338779144_n.jpg
Foto tomada del Facebook de la entrevistada.

Nadie le dijo que sería fácil, y ella tampoco se queja. Se despertó durante quince días consecutivos a las seis de la mañana para revisar todo lo necesario en el día y hacer los pedidos al almacén; luego, atender a los pacientes, servirles en los seis horarios de alimentos, responder a cada uno de sus reclamos, recibirlos y despedirlos a la hora que sea, limpiar los cuartos de los que son dados de alta… una rutina que podía ser agotadora, pero, a la vez, reconfortante:

“La primera experiencia fue trabajando con personas mayores y niños, pacientes de riesgo. Salieron cuatro positivos, imagínate, mucho llanto, porque nosotros nos encariñamos con los pacientes. Yo creo que eso fue lo más difícil, eso y que a veces uno no puede resolver algún problema que tengan y uno se desespera, porque sabe la situación por la que están pasando.

“Lo más reconfortante son los niños, adoro a los niños, me encantan. Creo que esa es la alegría y cuando llegan, trato de estar ahí para ellos, de darles caramelos, de hacer lo que sea para que no lloren, eso es lo que más me reconforta, y el agradecimiento de los pacientes. Lo más lindo que me ha pasado fue una pareja de señores mayores que me dejaron una carta dándome las gracias y la tengo bien guardada en mi casa”.


Foto tomada del Facebook de la entrevistada.

Gabriela ya debió concluir su segundo año, pero está tranquila, sabe que podrá terminar su curso académico y está lista para dar lo mejor de sí también en los estudios. Por ahora, no parece que tendrá que volver a esta área. Estará en casa, estudiando, viviendo con responsabilidad todo lo que esos veinte años merecen, pero lista, listísima, para cual sea la próxima misión, el siguiente empeño en el que dejar un poco de lo que ganó en este:

“Humanidad. Mucha humanidad. Mucha felicidad también. He llegado a mi casa satisfecha, se lo he dicho a mi mamá: me siento bien, cumplí con algo, no me quedé de brazos cruzados, aporté algo”.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video