EDITORIAL: Cuba, patrocinadora de la solidaridad

EDITORIAL: Cuba, patrocinadora de la solidaridad
Fecha de publicación: 
13 Enero 2021
0
Imagen principal: 

Cuba no promueve el terrorismo. Cuba promueve la paz, la solidaridad, la colaboración internacional.

La hipocresía y el doble rasero de la actual administración estadounidense no asombran a nadie, pero sí insultan. Insulta la inclusión de Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo que elabora (como si tuviera la moral y las credenciales para elaborarla) el Departamento de Estado.

A todas luces es un acto cínico, una jugarreta política, una muestra (otra) del burdo oportunismo de un gobierno desprestigiado internacionalmente, a unos días de que se cierre uno de los más vergonzosos periodos presidenciales de ese país.

Se trata, como ha denunciado el Ministerio de Relaciones Experiores de la República de Cuba, de imponer obstáculos adicionales a cualquier perspectiva de recuperación en las relaciones bilaterales entre Cuba y los Estados Unidos.

Lo han reconocido incluso importantes figuras del Congreso estadounidense, varios senadores que enviaron una carta al secretario de Estado, Michael Pompeo, en la que expresaron su preocupación por el hecho de que el proceso para la designación se hiciera sin consulta formal.

Pero más allá de cualquier tecnicismo legal, la mera inclusión ya es un despropósito. 

Cuba no debió regresar a esa lista. Cuba no debió haber estado ahí nunca. 

Es más, no debería existir esa lista, pues su razón de ser es justificar medidas económicas contra gobiernos que no comulgan con intereses de los Estados Unidos.

Lejos de promover el terrorismo, Cuba lo ha sufrido y lo ha combatido. Y muchos de los actos terroristas que ha enfrentado Cuba se han articulado precisamente en el territorio de los Estados Unidos, o por personas que han contado con el apoyo o la protección más o menos explícitos de las autoridades estadounidenses.

Las justificaciones que esgrime el Departamento de Estado son ridículas e ignoran el activo compromiso de Cuba en la solución de conflictos (reconocido internacionalmente) y su oposición expresa al terrorismo en cualquiera de sus variantes, sea contra quien sea, asumido por quien sea.

Cuba no promueve el terrorismo. Cuba promueve la paz, la solidaridad, la colaboración internacional.

Es paradójico que un país que ha enviado personal sanitario a decenas de naciones en el mundo, sin intereses geopolíticos ni propagandísticos, esté incluido en esa lista espuria.

Esa colaboración internacional, fruto del humanismo de la Revolución y del pueblo cubano, no cesó ni siquiera en las difíciles circunstancias actuales, ante el impacto de la pandemia de la COVID-19.

El agradecimiento de ciudadanos y autoridades de muchos países lo atestigua: Cuba lucha por la vida. Y es una obra de años, en la que han participado decenas de miles de cubanos. Millones de personas en el mundo se han beneficiado de ese aporte.

Y todo eso lo hace un país pobre, bloqueado por la principal potencia del mundo.

Una vez más, el gobierno de los Estados Unidos está solo en su pretensión de agredir a Cuba. Es ridícula esa inclusión. Es vergonzosa. 

Cuba tiene argumentos y moral de sobra para enfrentar la infamia.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video