Denver y Jokic, la consagración

Denver y Jokic, la consagración
Fecha de publicación: 
14 Junio 2023
0
Imagen principal: 

Nikola Jokic, determinante en Denver Nuggets frente a Miami Heat en las Finales de la NBA. Foto: Getty Images

Desde que vi jugar por primera vez a Nikola Jokic hace cuatro años, supe que estaba en presencia de uno de los mejores baloncestistas de esta generación. Su físico para nada impresionaba, salvo los 2,11 metros de estatura por supuesto, pero no era, ni es, nada atlético en apariencia.

Sin embargo, sobre la cancha es una máquina de jugar y hacer jugar a los suyos. De alguien con sus características se espera que anote bastante cerca de las tablas, que haga buenas cortinas para sus compañeros de equipo y que no se le escape un rebote, pero el Joker también es un excelente tirador de triples y un asistidor de lujo.

No por gusto se ha convertido en el Rey del triple-doble, algo que ratificó ahora en la postemporada de la Liga estadounidense de baloncesto (NBA), al echarse en hombros a los Nuggets de Denver y promediar 30 puntos, 13,5 rebotes y 9,5 asistencias, con un demencial 46 por ciento de acierto en triples.

De hecho terminó estos playoffs como líder en los tres departamentos, algo que jamás había hecho nadie, y lo hizo con la parsimonia que le caracteriza, sin siquiera un drible de más.

Jokic fue escogido por su conjunto en el número 41 de la segunda ronda del Draft de la NBA de 2014, y por ende es el Jugador Más Valioso (MVP) de las Finales menos valorado en su momento de la historia, como mismo sucedió cuando conquistó los MVP de temporada regular en 2021 y 2022. En esta no quisieron dárselo de nuevo, pero lo recontramereció.

El quinteto de Colorado nunca había conseguido un anillo, pero también desde aquella ocasión en que pude verlos jugar algo me dijo que tenían madera para lograrlo si mantenían esa base con el serbio y el base canadiense Jamal Murray, y al final lo lograron.

Vaya si lo lograron, con apenas cuatro derrotas en 20 partidos. Una le dejaron ganar a los Lobos de Minnesota en el primer cruce, cuando ya la serie iba 3-0, y dos a Soles de Phoenix, mientras que en las finales de Conferencia barrieron a los Lakers de LeBron y compañía.

Parecía que todo cambiaba en el juego 2 de la Final, cuando Miami Heat les rompió el invicto en casa que tenían en la postemporada, pero todo quedó en anécdota y los Nuggets sentaron cátedra en los dos encuentros en Florida.

De todas formas, las palmas para el Heat, que fue el Matagigantes de esta campaña, pero no pudo levantar el trofeo ante el mejor equipo de toda la NBA en los últimos meses.

La ausencia de su canastero estelar Tyler Herro la pudieron solventar en las primeras eliminatorias, pero ya contra los de Colorado Jimmy Butler y Bam Adebayo solos no pudieron completar la hazaña.

Sin dudas, para Jokic y los Nuggets es la consagración de un proyecto que, sin gastos exorbitantes, dio los frutos sobre todo a base de estabilidad y confianza.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.