Cuartos de la Champions: Infierno en Portugal y… ¿cuarto pasajero?

Solapas principales

Cuartos de la Champions: Infierno en Portugal y… ¿cuarto pasajero?
Fecha de publicación: 
15 Agosto 2020
0
Imagen principal: 

Después de semejante humillación a cualquiera le cuesta sentarse a escribir líneas sobre lo acontecido en Portugal. Hablamos de una masacre germana a un algodón de azúcar blaugrana.

Así, al menos, puede calificarse la escandalosa goleada 8-2 que le propinó el Bayern Munich al Barcelona en esta instancia sui géneris de cuartos de final de la UEFA Champions League 2019-2020.

La imagen de Messi cabizbajo, impotente, y ansioso por que sonara el pitazo final lo dice todo.

El Camp Nou se estremece, Setién, Bartomeu y compañía no podrán conciliar el sueño. Tampoco ninguno de los jugadores que asaltaron el campo frente a los bávaros, que, de inicio, se apoderaron del campo, la moral, el triunfo, los goles… todo.

Ni siquiera se inmutaron con la igualada tempranera en el marcador. El 4-4-2 planteado por Setién, con Griezmann en la banca y el medio sector desprotegido en la contención, fue una obra de pantomima.

Busquets se mostró desnudo, al perder tres balones en los compases iniciales, uno de ellos de consecuencias fatídicas, luego de combinar esfuerzos Lewandowski y Müller, el corredor de Semedo y Sergi Roberto era vía expedita para Perisic y el canadiense de cuatro pulmones Alphonso Davies, capaces de ganar todos los duelos por velocidad.

Sin marcas de rigor ambos carriles se convirtieron en un Buffet, pues por el otro lado también se mostraron incisivos con efectividad Kimmich y Gnabry, al punto de lanzar pases que en definitiva culminaron en las redes de Ter Stegen, además de una anotación per cápita…

"¡Que se vayan todos!", los jugadores del #Barcelona son abucheados a su llegada al hotel en #Lisboa tras la derrota de 8-2 ante el #BayernMunich por la #ChampionsLeague pic.twitter.com/2EcWshGSck

— Reuters Latam (@ReutersLatam) August 15, 2020

Imaginen la dimensión del “baile”, que ya antes del descanso la pizarra exhibía un lapidario 1-4, y la zaga culé no encontraba la fórmula de contención, con Piqué y Lenglet diluidos en la avalancha de ataques bávaros. Una que culminó con 26 remates al arco, 14 de ellos entre los tres palos.

Tal fue la superioridad de los teutones, que según las estadísticas de Mr Chip en 4 400 partidos oficiales del Barcelona solo en seis oportunidades han encajado ocho o más goles:

1-12 ante el Atlético (liga-1931); 2-8 versus Real Madrid (liga-1935); 1-11 frente al Sevilla (Liga-1940); 1-11 vs. Real Madrid (Copa-1943); y 0-8 cara a cara con el Sevilla (Copa-1946). Eso antes del 2-8 de este viernes negro.

Seguir reseñando sería como narrar un nocao técnico boxístico. El Bayern hizo de todo ante el Barcelona. Dos pinceladas:

El jugadón hasta las entrañas del arco culé que se gastó el “imberbe” canadiense Davies, y dos goles de Philippe Coutinho, la clásica cuña del mismo palo.

El velo gris que cubre la permanencia de Messi en el Barca, se pega a las cabezas de todos los que laten por el club catalán… mientras las cabezas de los directivos del conjunto, con una de las peores políticas de fichaje en el último lustro me atrevería a decir, penden de un hilo.

Las otras escenas de cuartos y el cuarto pasajero

De todo ha habido en esta instancia de cuartos de final de la Champions: Un Paris Saint Germain exigido por el Atalanta hasta los minutos finales, y resolviendo el encuentro en un lapso de tres minutos con parte del descuento incluido, apostando a la calidad individual de su plantilla, pese a dominar la posesión 63%-37%; y casi doblar los intentos al arco 17-9 de sus rivales.

Con esfuerzo supremo, aferrados al último vagón, pero semifinalistas en definitiva.

El otro encuentro sí puede catalogarse de sorpresa. Ni siquiera el pulpo Paul hubiera predestinado que el RB Liepzig hincaría la rodilla del batallador Atlético del Cholo Simeone.

Un atlético que se vio superado en buena ley, desde la posesión, pasando por los pases efectivos, hasta los disparos al arco.

Hablamos de un atlético que en estos momentos si puede vanagloriarse de un plantel profundo, pues han desembolsado dinero para afianzarse como el tercer club más sólido de la Liga de las Estrellas.

¿Desenlace final? Idéntico 2-1 que el PSG-Atalanta y enfrentamiento entre Liepzig-Paris Saint Germain.

A todas luces la semifinal menos candente de las dos.

Mientras, el Bayern espera por el vencedor entre el Manchester City y el también francés Olympique de Lyon. La historia inclina la balanza a favor de los Citizens, pues será el tercer duelo entre ambos en Champions, con un revés y un empate.

El lyon reaparece en esta fase de semifinal luego de una década de ausencia.

Este sábado a partir de las tres de la tarde se conocerá el veredicto y rival de los Teutones, que se pintan como serios aspirantes a alzar la orejona, dada su superioridad respecto a los otros tres planteles en pugna.

Así de simple: un infierno en Portugal y un cuarto pasajero en suspense.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video