Coleros y revendedores: otra pandemia en Cuba

Solapas principales

Coleros y revendedores: otra pandemia en Cuba
Por: 
Fecha de publicación: 
25 Julio 2020
5
Imagen principal: 

Ilustración tomada de Trabajadores

En el más reciente Consejo de Defensa Provincial (CDP) de La Habana, Luis Antonio Torres Iríbar, su presidente, dio a conocer que se implementará un plan para combatir a los coleros y revendedores, el cual será analizado para su posterior aplicación.

   Este tipo de actividad delictiva, comprendida como actividad económica ilícita, acaparamiento y especulación en el Código Penal cubano, ha sido enérgicamente rechazada por el pueblo y las máximas autoridades del país, e incluso Miguel Díaz-Canel, Presidente de la República de Cuba se ha pronunciado al respecto en varias ocasiones recientes.

   Sobre este tipo de actores, el jefe de Estado indicó a los organismos que tienen que ver con este enfrentamiento, actuar de “manera más directa, más precisa, menos tolerante, y que no exista impunidad”.

   En tal sentido, el CDP de este viernes en La Habana fue oportuno para que Torres Iríbar señalara que las medidas con estos sujetos van a seguir siendo severas, y el trabajo en ese sentido no se detendrá.

   También en esa cita, el Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba en La Habana, alertó a quienes usan sus casas de almacén y a quienes utilizan el transporte para trasladar mercancías de manera ilegal que se van a tomar medidas rigurosas con ellos.

   Este es un fenómeno que preocupa a la dirección del país, de manera que desde el inicio de la pandemia de la COVID-19 las autoridades competentes han actuado sobre mil 285 de estos coleros, de ellos, 453 recibieron medidas profilácticas, 634 fueron multados y 280 acusados por los delitos de Actividad Económica Ilícita, Desobediencia, Acaparamiento y Propagación de Epidemias.

   De estas acciones, mil 367, la mayoría, han tenido lugar en la capital, y de ellas, el 85 por ciento se concentró en los municipios de Centro Habana, Playa, Plaza de la Revolución, 10 de Octubre, Habana Vieja, Boyeros y San Miguel del Padrón, según informó el Ministerio del Interior (Minint) en su página web.

   La población también ha mostrado desagrado contra los modus operandi de estos actores, ya que estos delitos influyen en el desabastecimiento de los comercios y provocan una alteración en la correcta distribución y consecuentemente, no lleguen a las personas todas las mercancías necesarias para satisfacer sus necesidades.

   “Sabemos que hay productos que el Estado subsidia y es molesto ver cómo te venden un medicamento, alimentos, incluso productos que están normados, y te preguntas cómo es posible que la dirección del país provea y estos individuos lucren con cualquier cosa”, dijo a la Agencia Cubana de Noticias Alfredo Clemente Vedraza Landín, un vecino afectado por la acción de los coleros y revendedores.

   Por su parte, otras provincias del país han reportado enfrentamiento riguroso a ilegalidades de este tipo, pues se ha dicho que el pueblo tiene la obligación cívica de cumplir lo que está establecido y demostrar mayor respeto por el trabajo de las autoridades en la actual situación epidemiológica.

   En abril y mayo, Camagüey estuvo reportando sobre los procesos penales a los que fueron sometidos algunos coleros y revendedores, y las autoridades en ese territorio alertaron que el Código Penal cubano vigente impone sanciones que van de tres meses a un año por desobediencia, actividad económica ilícita, especulación y acaparamiento.

   También en Ciego de Ávila el presidente del Consejo de Defensa Provincial, Carlos Luis Garrido Pérez, subrayó que aparejado a la tercera fase recuperativa en ese territorio comenzaría la aplicación de algunas de las nuevas medidas económicas acordadas por el país, como la apertura de tiendas que comercializarán en moneda libremente convertible.

   En ese sentido, días antes de decretarse la tercera fase en la provincia, exhortó a enfrentar a los coleros, el mercado ilícito de divisas y los hechos de corrupción con trabajo integrado de todas las estructuras.

   Mientras, en las calles, las autoridades se siguen enfrentando a estas figuras, que se reinventan y encuentran la manera de sacar su beneficio de una crisis nacional, siendo las personas que necesitan los productos las más afectadas.

   Algunos entrevistados por la ACN coinciden en que se deben tomar medidas cada vez más extremas, y sugieren, entre ellas, anotar los números de carnet de identidad, no dejar que los menores de edad compren, identificar a las personas que están siempre en las colas o que vuelven a hacerlas y contar con oficiales de la Policía Nacional Revolucionaria o del MININT en todos los establecimientos.

   Por ahora, habrá que ver si las medidas que ya se han implementado resultan efectivas, sobre todo para los compradores, y si las nuevas que se irán aplicando terminan por erradicar este tipo de actividad ilícita para que no se convierta en una imagen común en todo tipo de comercios en Cuba.

 

Comentarios

En la Habana también hay k tomar medidas para k no sigan aprovechándose de la necesidad del pueblo. Que trabajen!
En Camagüey mi ciudad, a pesar de las sanciones que aqui se dicen han sido aplicadas, sigue el proceder de estos elementos en grado superlativo, enfrentan, desafian y hasta ofenden a las fuerzas policiales, sin una respuesta como se merecen por tal desacato, lo que le resta autoridad a las fuerzas el orden público, llega a tal grado el atrevimiento que en una tienda frente a una unidad policial, llegan las coleras y coleros arman escandalos, rompen colas, provocan riñas y golpean a quienes se les enfrentan, sin nadie que les ponga coto. De este modo no vamos a suprimir este mal, es preciso que sientan la fuerza del pueblo trabajador que desea orden y respeto
eduardo.esteban@nauta.cu
Hola, vivo en el Reparto La Portada, Municipio Cotorro. Este es un reparto bastante alejado del centro, con muchos habitantes y aunque tenemos un kiosco en cuc apenas llegan productos, mejor dicho es una población mayormente adultas y los productos escasean y cuando vienen son en pequeñas proporciones y siempre son los mismos los que compran y Los que no marcan para 20 o más personas no vienen autoridades a cuidar, los coleros meten guaperia a las personas mayores y compran una y otra vez sin contar por ejemplo por sitar uno el pollo vienen a lo máximo de 40 a 50 pqtes a lo sumo y la mayoría marcan todos los días por si entra algún producto. Se ha planteado y nada, necesitamos ayuda.
Hola. Lo que puedo decir es que no a todos los que realizan ese tipo de actividad se les puede valorar de la misma forma. Hayyy cooolerosss y coleros. Se que esta mal, pero hay de esos que solo se ganan unos centavos y hay de los que se enriquecen acosta de eso. Aqui en el dìa a dìa vemos cual es la triste realidad.En este tipo de situasiòn como en el reportaje presentado en la tv hay delito de cohecho pues este en particular era una tienda privada que por mucho que se hiciera cola no era para tan variada oferta. Nosotros el pueblo somos responsables y tenemos culpa de ello, pues compramos y aceptamos su precio. Cuando no estoy de acuerdo con algo simplemente no lo pago.Es necesario crear valores que nos ayuden a los seres humanos a ser mejores personas y ayudarnos unos a otros y no vivir esta sociedad egoista, egocentrica que nos consume y nos convierte en egoistas. El dinero no lo es todo. Es tiempo de que nos arrepintamos y pidamos perdòn por lo malo que hemos echo. .
La solución mágica y ideal para todos es sancionar con el peso de la ley sin piedad para evitar incidentes hay dar más disponibilidad de productos solo así se podrá acabar el abuso vs gente.
javierhdez2.capri171@gmail.com

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video