Bacallao: «Nos propusimos hacer un programa impredecible»

Bacallao: «Nos propusimos hacer un programa impredecible»
Fecha de publicación: 
2 Febrero 2021
19
Imagen principal: 

Fotos: Jorge Carlos Rodríguez

Eso nos dijo sobre El motor de arranque, la actual propuesta del canal Cubavisión para los domingos en la noche, su guionista y conductor, Jorge Bacallao, un matemático de profesión que se ha tomado muy en serio el arte de hacer reír.

—Llevas el guion y la conducción del programa. ¿Cuáles fueron los principales retos en ambos departamentos?

—Las dos cosas me resultaron retos muy complicados. La conducción, porque necesitaba mantener un tono natural y desenvuelto, sin frases hechas, poder hablar en serio en determinados momentos sin desentonar y a la vez hacer humor tipo stand up, en forma de pequeños monólogos. Para eso soy yo mismo, pero con la ironía y la burla un poco por encima de lo normal. En esencia, no me fabriqué un personaje pero sí distorsioné un poco mi yo, y eso cuesta trabajo mantenerlo igual siempre, para enfrentarse a situaciones, temas e invitados muy diferentes.

“Y con respecto al guion, este es un programa muy, muy dinámico, donde no es posible escribir sketches con textos e intenciones que los actores puedan  aprenderse de memoria. La idea es crear situaciones donde los actores tengan la posibilidad de generar humor de acuerdo a sus habilidades y su capacidad de improvisación. Eso es un reto. Si se le une el hecho de que se grabaron 9 programas de una hora en 9 días, que la complejidad del formato (cantidad de cámaras, tamaño del set, escenografía que variaba de un programa a otro) era la más grande a la que yo me he enfrentado y que tienes que crear situaciones humorísticas que a veces involucran a invitados que no son comediantes, y con los cuales no es posible ensayar, pues eso le pone la parada alta al guión. Así lo sentí yo, al menos”.

—Cuando ves los programas en pantalla, ¿sientes que se parecen a lo que te propusiste desde el guion?

El Motor... fue concebido por Doimeadiós y realizado por Juan Carlos Travieso en el Canal Habana como un anti show donde es posible reírse de casi todo, empezando por nosotros mismos. La idea es mantener esa premisa. Nos propusimos hacer un programa impredecible, para sorprender siempre al televidente, evitando la estructura repetitiva que suelen tener las revistas humorístico-musicales. En ese sentido, mi opinión es que se logró. Ya te comentaba lo dinámico del guión, que es algo que no se puede evitar cuando intentas hacer un programa así. Eso implica que muchas veces tienes que hacer ajustes y que aparecen situaciones que nacen de la improvisación controlada o surgen de una respuesta de un invitado que no esperabas (la respuesta, no el invitado)".

—Si hubiera otra temporada, ¿qué harías diferente?

—Bueno, si me incluyen en el elenco (risas)... intentaría tener más tiempo para ganar control sobre factores que, de la manera que trabajamos está vez, fue difícil controlar. Intentaría entrevistarme antes con algunos invitados para, sin perder el factor sorpresa, reunir información que sirva para crear humor con ellos, y estimaría más cuidadosamente los tiempos de duración de cada parte del programa, para evitar desbalances.

—En casa, todos nos divertimos mucho viendo el programa. ¿Te divertiste haciéndolo? 

—Me divertí muchísimo. Y no solo yo. Creo que el elenco completo la pasó muy bien. Para eso fue esencial el tipo de personas que había allí: Tomasita Quiala, que no pierde el humor ¡jamás!; nuestro director, Juan Carlos Travieso, además de todas sus cualidades como profesional, tiene un carácter que unió al elenco y permitió salir adelante en los momentos más complicados; los muchachos de la Barbarie Semiótica, que jamás dejaron de hacer humor y música en las largas sesiones de grabación; en fin... Te hago una anécdota: Malaka, que no está acostumbrada a trabajar con comediantes, estaba riéndose constantemente y señalando que le era imposible saber cuándo hablábamos en serio y cuándo no. Ese humor tras las cámaras creó un ambiente entre todo el equipo, incluyendo a la parte técnica, que fue, a mi juicio, muy importante.

OTRAS ENTREVISTAS SOBRE EL PROGRAMA:

Comentarios

Mis respetos y saludos. Pero a mi en lo particular no me gusta el programa, no creo que tenga madera para un domingo en la noche. Hubo mucho esfuerzo en la escenografía y creo que fue en vano realmente. El tiempo es largo y mal aprovechado, creo que tiene mucho relleno y pocos chistes. Hay podemos decir mucho desbarajuste, hablan todos a la vez, parece un solar o una aula cuando todos los estudiantes quieren responder. Eso sí, la música genial. Andrea lo hace muy bien aunque su guión pudiese mejor. Conclusión: se la gozaron más los artistas haciendo el show que nosotros viéndolo después. No quiero ofender, todos son buenos humorista ahí está su hoja de ruta y nos han hecho reír más de una vez.
Joseflores88@nauta.cu
DEMACIADA MUSICA...ABURRE....DEBEN DARLE MAS ESPACIO A LOS HUMORISTAS
ofuentes@infomed.sld.cu
Que programa más malo, que manera de gastar recursos.
tonyalmanza1983A@yahoo.com
Necesita cambios
Los imitadores deben tener calidad.

Páginas

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video