DE LA HISTORIA OLÍMPICA: Para sorpresa, Zabala; el sol, la Didrikson

DE LA HISTORIA OLÍMPICA: Para sorpresa, Zabala; el sol, la Didrikson
Fecha de publicación: 
31 Julio 2012
0

Las piernas, suplicio.  El  aire se le escapa. El argentino Juan Carlos Zabala está a punto de protagonizar la gran sorpresa de los X Juegos Olímpicos. Los pasos derrotan el cansancio y el muchacho de 20 años  es el clásico eléctrico. Ya cruza la meta. ¿Tiempo?  2 horas,  31 minutos  y 36 segundos. ¡Auxilien a ese hombre! Se tambalea…Corren hacia él, lo ayudan pero como titular. Sus compatriotas Carmelo Robledo y Santiago Lovell son los mejores de las divisiones pluma y completa, plata para el mediano Amado Azar: logran para su país el pugilismo y envían a Estados Unidos al segundo: dos cetros (el welter Flynn  y el medio Barth)  y tres terceros puestos.

Los medallistas gauchos sitúan a su patria  en el undécimo puesto de la clasificación, la superior ubicación de América Latina en esta justa. En la cima, USA con 41-32-30; a continuación Italia (12-12-12) y Francia (10-5-4).
El norteamericano Eddie Tolan conquista las medallas de oro en 100 y 200 metros planos con 10.3, nuevo récord mundial (NRM), en la prueba reina y 21.2, nuevo récord olímpico (NRO),  en la restante Su coterráneo Ralph Metcalfe a su sombra: plata con el mismo tiempo en la más corta distancia de la pista competitiva y es el contendiente de bronce en los 200(21.5), a una décima de su coequipero George Simpson. Otras marcas del planeta burladas: en decatlón, el estadounidense Jim  Baush con 8  462.23 puntos; triple salto, el japonés Chuchei  Nambu con 15 metros y 72 centímetros y 800 llanos, Tom Hampson, Inglaterra, 1.49.8.

En los 400 llanos, igual proeza pero su realizador merece párrafo aparte. William Carr (EE.UU.) a los 17 años practicaba el salto alto con labor promisoria. Tronchado los sueños al fracturarse los tobillos. No se amilanó y el batallar cristaliza, lo que cambia de disciplina: a correr.  Lo hace bien. Crecido a magnífico: en la magna cita angelina,  a los 21 años de edad, triunfa en la vuelta al óvalo con 46.2 (NRM) y deja en  la segunda plaza a su compañero de selección Benjamín Eastman (46.4) quien hasta entonces era el plusmarquista del planeta. Como integrante del conjunto ganador del 4 x 400, su segunda dorada.  Un año después de la gloria, un accidente de tránsito deja inválido a Carr.

En salto con garrocha: Bill Miller (EE.UU.), en reñida batalla con el nipón  Shuhei Nishida, vence la varilla a 4.32 (NRM) por 4.30 su rival. De la misma delegación es el dueño de los 110 con obstáculos: George Saling al cronometrar 14.6; en su semifinal, 14.4 (NRM).  EE.UU., de los relevos con sendas cotas para el orbe: 40 segundos en el corto y 3.08.2 en el largo., En el primero no participó ninguno de sus dos premiados  en los 100; en el otro, solo el as de la carrera individual, lo que demuestra la calidad  altísima conseguida por USA en la velocidad.

El martillista irlandés Pat  O`Callaghan es el único titular del atletismo en 1928 repetidor de su dicha en la cita de Los Ángeles; llega aquí a los 53 metros y 92 centímetros. Otro de su seleccionado,  Bob Tisdall, se hace de la alegría mayor en los 400 con vallas con 51.8, no homologada como plusmarca mundial porque su realizador había tumbado un obstáculo, el último para ser preciso, y según lo establecido en la época eso invalidaba dicho reconocimiento;  NRM para el competidor plateado  Glenn Hardin (EE.UU.) con 52. El ocupante del tercer puesto debe mencionarse: el estadounidense Morgan Taylor (52.1) quien perdió en la lidia su primacía del planeta en la especialidad: tres premios olímpicos en la prueba; antes, titular en París 1924 y tercero en Ámsterdam 1928.

Los fineses no usaron de almohada los laureles de Nurmi y Ritola: Matti Jarvinen, oro en jabalina (72.71, NRO), seguido de sus compatriotas Matti Sippala (69.80) y Erno Penttilá (68.70);  Lauri  Alexander Lehtinen en 5 000(14.30, NRO);  Volmari  Iso-Hollo en steeplechase (10.33.4),  Lauri Johhannes Virtanen, bronce en 5 000(14.44) y en 10 000(30.35) donde Iso-Hollo resulta medallista de plata(30.12.6) ; Akiles Jarvinen, viceas en decatlón con 8 292. 48, semejante metal para Ville Pörholá en martillo (52.27); Armas Toivonen, maratonista tercero (2:32.12.).

El canadiense Duncan MacNaughton rompe la hegemonía estadounidense en salto alto; se cuela el filipino Simeón Toribio detrás de Bob Van Osdel (USA), todos con 1 metro y 95 centímetros. Reaparece Ugo Frigerio con bronce en la marcha 50 kilómetros (4 horas, 59 minutos y 6 segundos), superado por el inglés William Tommy Green (4:50.10) y Janis Danlish, de Letonia, (4: 57.20).

Amo de los 10 000, el polaco Janusz Kusocinski (30,11.4); en 1 500, el italiano Luigi Beccali (3.51.2, NRO).Peso y disco para los norteamericanos: Leo  Sexton (16, NRO) y John  Anderson (49.49). El japonés Nambu obtiene otro galardón: tercer sitio en salto largo, evento ganado por  Ed Gordon (EE.UU) al clavar los pinchos a 7 metros y 64 centímetros.

VISTAZO A OTRAS DISCIPLINAS

Los nipones destrozan el dominio de Estados Unidos en la natación para hombres  al agenciarse 5 de las seis pruebas: 100 libres para Yasumi Miyazaki;  1 500 de esa manera,  Kusuo Kitamura;  100 de espalda,  Masaji Kiyokawa; 200 de pecho,  Yoshiyuki Tsuruta;  y el relevo 4 x 200.Solo se le escapó los 400 libres: Clarence Búster Crabbe (EE.UU.) que se convertirá en un nuevo Tarzán, más simio que actor.

Las norteamericanas mantienen el brillo: Helena Madison  vence en los 100 y 400 metros estilo libre; Eleanor Holm, 100 de espalda y  el relevo 4 x100 con rotura de la plusmarca del planeta (4.38), tercera dorada para la Madison quien en la distancia de 400 logró 5.28.5 (NRM). La australiana Clare Dennis se impone en 200 de pecho con 3.06.3 (NRO).

Clavados: arrasan los de USA. Georgia Coleman y Michael  Galitzen, en trampolín y Dorothy Poynton y  Harold Smith en plataforma; vicetítulos para Harold y Michael además. Los mejores en esgrima: la austriaca Ellen Preis; Giorgi Piller, en sable individual y su equipo, Hungría, al lugar más admirado; el italiano  Giancarlo Cornaggia- Medici envenena con su espada a los oponentes; los franceses, por colectivo; Gustavo Marzi (Italia) en florete, los galos, por conjunto.

Polo acuático, los magiares; EE.UU: remo, velas y lucha libre; Francia, en pesas y equitación; en tiro, Italia y Suecia; esta nación, al frente  de  la grecorromana  y vuelve  a adjudicarse el pentatlón moderno; repite la India en hockey; con pasión  el all around Romeo Neri lidera a los gimnastas bambinos, triunfadores por seleccionado; el ciclista Attilio Pavesi lo imita en ciclismo.

CON EL SOL

Ascienden a seis las lides femeninas del  atletismo: en todas quiebran las primacías del orbe. La más rápida: Stella Walasiewicz (Polonia) 11.9,  única vencedora no estadounidense. Shiley salta 1.65 y la discóbola Copeland lanza 40.58. Y hacia el sol de la justa.

De los 1 408 deportistas- 127 mujeres- que representan aquí a 37 países, la gran figura es Mildred Ella Didrikson (EE.UU.), conocida por Babe.

Basquetbolista de primera línea, se embulló con el campo y pista. En el torneo nacional previo al gran certamen, se presentó ella sola como un conjunto. Hubo selecciones formadas por  22 muchachas. Babe luchó en 8 de las diez disciplinas. Se impuso en cinco y, por puntos, ¡ganó por equipos!

En Los Ángeles no sobrepasa las 18 primaveras. Victoria en 80 con vallas con 11.7. Su jabalina va más lejos que ninguna: 43.68 metros. Salto alto: debe conformarse con el segundo puesto a pesar de saltar lo mismo que la Shiley. Y son ¡tres plusmarcas para el planeta! Quería- y poseía condiciones para- topar en la prueba reina y en 4 x 100 pero su delegación no la inscribió.

Su mayor amor: el golf. Triunfo inicial en una lidia: 1940. Después, invencible. Veinte torneos nacionales en fila. Antes de pasar al profesionalismo, nueve cetros aficionados. Obtuvo en una oportunidad el Campeonato Femenino Británico.

Enferma de gravedad, compitió por la Copa de Estados Unidos en 1954. Tenía 40 años. La habían operado recientemente. Su mal no tenía remedio. Muy pocos pensaban que podía volver al deporte. Volvió. En Salem, Massachussets fue suya la Copa. Era la despedida: en 1956, fallecía.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video