Nueva reforma constitucional en Cuba: Al compás de la vida

Nueva reforma constitucional en Cuba: Al compás de la vida
Fecha de publicación: 
17 Julio 2018
0
Imagen principal: 

Y eso, lógicamente, debe estar plasmado en la llamada Carta Magna.

Primero serán los diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular quienes tendrán la posibilidad de evaluar y emitir criterios respecto al anteproyecto de lo que será la nueva Constitución de la República.

Luego el pueblo, en cada una de las circunscripciones y en centros de trabajo y estudio, debatirá capítulo a capítulo lo que debe permanecer o cambiarse en el referido texto.

CubaSí les presenta hoy el criterio de tres jóvenes universitarios, de la especialidad del Derecho, quienes tienen no solo la visión de pueblo, sino también la profesional.

“La Constitución debe responder a la realidad de un país y, por tanto, la reforma constitucional es un proceso común, una cuestión de actualización, es decir para que la realidad fáctica de un país se asemeje a su realidad jurídica”, explicó Alejandro Redondo, de la Universidad de La Habana.

 cubasi

Alejandro Redondo Ramos, estudiante de Derecho de la Universidad de La Habana.

Sin conocer a profundidad cuáles van a ser los cambios, el joven afirmó que si se toma en cuenta el proceso de actualización del modelo económico y social cubano se puede deducir que entre las modificaciones va a estar la inclusión del sector cuentapropista, la cual hoy no está incluida en el texto.

Otra de las cuestiones, muy debatida en los últimos años, es lo relativo al matrimonio igualitario. “Si bien está en proceso la modificación del Código de Familia, existe una barrera constitucional que prohíbe el matrimonio entre dos personas del mismo sexo; la Constitución actual solo lo prevé entre un hombre y una mujer.

“Esta es una de las cuestiones que me agradaría ver, teniendo en cuenta que vivimos en una nación progresista. En el plano social, esto reafirmaría la igualdad entre todos los cubanos. Es decir que ante los ojos de la ley todos somos iguales”.

Alejandro resaltó su fe en la Comisión encargada de redactar este anteproyecto (la cual preside el Primer Secretario del Comité Central del Partido, General de Ejército Raúl Castro) y comentó: “Tenemos el orgullo y el honor de que el presidente nacional de la Federación Estudiantil Universitaria, Raúl Alejandro Palmero, la integre. Entonces podemos inferir también que los intereses de los estudiantes serán tenidos en cuenta”.

Una visión similar del asunto es la de Claudia Castañeda Sueiro, de la Universidad de Granma. “Nuestras leyes deben parecerse a lo que estamos viviendo, y la reforma es necesaria porque Cuba ha ido cambiando, pero hay otros elementos que necesitan una nueva mirada, como el reconocimiento a los matrimonios entre dos personas de igual sexo.

IMG 20180707 124425
Claudia Castañeda Sueiro, estudiante de la Universidad de Granma.

“Al margen de los cambios necesarios, atemperados a los nuevos tiempos, nuestra Carta Magna mantendrá su esencia socialista, siempre teniendo en cuenta que el mundo cambia y que Cuba no puede quedarse atrás. Esta reforma va a ser el reflejo de lo que hemos vivido durante todos estos años, lo que se ha trabajado en cuanto a leyes, y a la cultura jurídica que ha ido adquiriendo nuestra poblacion.

 
“Si en 1976 más del 97 % de los electores dijeron sí al proyecto de Constitución, creo que ahora el proceso de referendo popular arrojará una cifra igual. El pueblo cubano está aferrado a sus principios”.  

José Ángel Fernández Castañeda, de la Universidad de Oriente, vicepresidente nacional de la FEU — elegido recientemente durante el 9no. Congreso de la organización—  subrayó que la importancia de la actualización de la Carta Magna tiene que ver con la propia dinámica del país y la implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y de la Revolución.  

La reforma va a brindar mayor seguridad jurídica —comentó— y los ciudadanos tendrán la posibilidad de participar en su aprobación. Nuestra Constitución desde 1976, cuando fue aprobada por el 97,7 % de los electores que concurrieron a votar, solo ha tenido tres modificaciones, una formal en 1978, y otras dos en 1992 y en el 2002.

“¿Qué modificar? Los cambios deben incluir las nuevas formas de propiedad, teniendo en cuenta el sector de los trabajadores por cuenta propia, así como la inversión extranjera. Con ello quiero decir que la reforma hay que considerarla en el sentido más amplio, desde todos los puntos de vista, y no solo desde el ámbito económico.  

“Resulta imprescindible actualizar la Constitución, esta debe reflejar nuestra realidad. La reforma debe defender, sobre todo, aquellos artículos que por principios son irrevocables, pues de alguna manera así estaremos también preservando a la Revolución”.

 ABT Congreso FEU 29
José Ángel Fernández Castañeda, estudiante de la Universidad Oriente. Vicepresidente nacional de la FEU.

Reunión Comisión Reforma Constitucional 580x435

El Primer Secretario del Comité Central del Partido, General de Ejército Raúl Castro Ruz,preside la comisión de trabajo que tiene a su encargo la redacción del anteproyectode la nueva Constitución, el cual será presentado próximamente a los diputados de la Asamblea Nacional.

------------------------------------------------------------------------------------

Diez puntos claves de la actual Reforma Constitucional en Cuba

Cortesía de la Agencia Cubana de Noticias

alt

- ¿Por qué los países tienen constituciones?

La Constitución es la ley fundamental sobre la que se asienta un Estado. Establece los fundamentos de la nación, la estructura de los poderes y sus alcances, a la vez que garantiza derechos y deberes de los ciudadanos.

Es el documento jurídico-político más importante de cualquier país, la ley que traza las líneas legislativas para el resto de las normas que involucran a todos los sectores de la sociedad.
  

- ¿Qué es una Reforma Constitucional?

La Reforma de la Constitución es la revisión parcial o total de la Constitución de un Estado y puede llevarse a efecto de diferentes formas.

Nuestra actual Carta Magna, en su artículo 137, establece que la ANPP es el único órgano facultado para modificarla mediante acuerdo adoptado -en votación nominal, por una mayoría no inferior a las dos terceras partes del número total de sus integrantes- excepto en lo que se refiere al sistema político, social y económico, cuyo carácter irrevocable lo estipula el artículo 3 del Capítulo I, y la prohibición de negociar bajo agresión, amenaza o coerción de una potencia extranjera, como se dispone en el artículo 11.

Si la reforma se refiere a la integración y facultades de la ANPP o del Consejo de Estado, o a derechos y deberes consagrados en la Constitución, se requiere, además, la ratificación por el voto favorable de la mayoría de los ciudadanos con derecho electoral, en referendo convocado al efecto por la propia Asamblea.     

- ¿Por qué realizarla ahora?   

Para recoger en la Constitución las transformaciones socioeconómicas realizadas en el país en todos estos años, así como implementar una estructura estatal acorde con los tiempos actuales, todo ello en consonancia con los acuerdos aprobados en el 6to y 7mo congresos del Partido Comunista de Cuba, fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado.

En el actual escenario de cambios, también resulta esencial reconocer otras formas de propiedad, además de incorporar al texto constitucional contenidos de tratados y protocolos internacionales que en materia de derechos de los ciudadanos fueron suscritos por Cuba en los últimos años, bajo el precepto de igualdad entre las personas, sin discriminación de ningún tipo.

Reflejar igualmente lo dicho en el Parlamento de limitar a dos los períodos de mandato de los cargos fundamentales de la nación, debería quedar plasmado en la nueva Ley de leyes.  

Se trata de cambiar la Ley suprema del país para tener un Estado y Gobierno más funcional y moderno que vaya a la par de los cambios en la nación, contemplados en los documentos aprobados por el Partido Comunista de Cuba: Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista, las Bases del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta el 2030 y los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución.

-    ¿Qué pasos contempla un proceso de este tipo?

Los primeros pasos ya fueron dados: la Asamblea Nacional del Poder Popular acordó comenzar el proceso y comisionó a 33 de sus diputados para realizar el anteproyecto de Constitución a discutirse, artículo por artículo, en el plenario del Parlamento y que se someterá a votación en dicho seno.

El proyecto de Carta Magna luego pasará por un amplio proceso de discusión popular a lo largo y ancho del país, como ha sido práctica en Cuba a través de la historia de la Revolución. Cada ciudadano podrá expresar sus criterios y sugerir cambios al documento normativo-

Los debates en los barrios y centros de trabajo han de reflejar la genuina expresión de participación y democracia popular, poco común en el mundo, máxime cuando se revisa lo sucedido en procesos constituyentes similares en otras naciones.

Cada una de las opiniones y propuestas serán valoradas por la comisión parlamentaria. Un proyecto de Constitución actualizado como resultado de ese proceso volverá a la Asamblea Nacional, se discutirá nuevamente y el texto será sometido a ratificación en referendo popular mediante el voto directo y secreto de cada ciudadano.

- ¿Es necesario realizar un referendo para aprobar la nueva Constitución?

Sí. Lo mandata la Ley de leyes vigente. Un referendo es un método de participación ciudadana mediante el cual el pueblo puede aprobar o rechazar una ley u otra disposición jurídica a través del sufragio. Cuando se realice el referendo, cada ciudadano cubano tendrá la oportunidad de votar por la aprobación de la nueva Constitución con una simple cruz en la casilla con el SI o el NO.    

- ¿Por qué una Reforma Constitucional desde la ANPP y no convocar a una Asamblea Constituyente?

La actual Constitución de la República no prevé un mecanismo de reforma a través de una Asamblea Constituyente.

El artículo 69 de la Constitución vigente establece que la Asamblea Nacional del Poder Popular es el órgano supremo del poder del Estado y representa y expresa la voluntad soberana de todo el pueblo; en tanto en el 70 se señala que es el único órgano con potestad constituyente y legislativa en la República, por lo que no es necesario convocar a una Asamblea Constituyente –como en otros países– porque la nuestra en sí misma lo es desde que se concibió en 1976.

- ¿Por qué una reforma total y no parcial de la Constitución?

Una reforma total de la Constitución implica cambios profundos a la Carta Magna y que desemboca en el nuevo instrumento. Se eliminan, aumentan o se modifican casi la totalidad de los artículos.

Parciales fueron las reformas realizadas a la Constitución de 1976 en los años 1978, 1992 y 2002.

A la estructura de la actual Carta Magna se le incorporarán nuevos títulos, capítulos y un articulado mayoritariamente nuevo.

- Si de principios se trata, ¿cuáles no variarán en la nueva Ley Fundamental de la República?  

Se tienen en cuenta de la actual Constitución los principios de justicia social y humanistas que configuran el sistema político y se consideran pilares inconmovibles, como es el caso de la irrevocabilidad del sistema socialista, la unidad del pueblo y el papel dirigente del Partido como vanguardia organizada y fuerza dirigente superior de la sociedad y el Estado.

En suma, la nueva Constitución significará la modernización y evolución de los preceptos humanistas defendidos por la Revolución y refrendado históricamente por los cubanos.

   - ¿Qué beneficios en lo personal brinda una nueva Constitución?

También conocidas como Ley de leyes o Carta Magna, se escriben bajo el principio de que sirvan de guía para elaborar instrumentos legales más específicos. Establece deberes y derechos y como diría el Apóstol cubano, José Martí, contribuye a que la “ley primera de nuestra República sea el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre”.

En lo personal cada cubano tiene en su Constitución un instrumento de defensa de sus derechos y una brújula para con sus deberes.

Un nuevo texto constitucional es un mensaje muy claro: en Cuba prima la legalidad socialista y el apego a las leyes.

- ¿Cuántas se han redactado en Cuba?

La mayor de las Antillas tiene una vasta historia constitucional. Siete han sido redactadas desde que comenzaron nuestras luchas independentistas en 1868.

La constitución actual fue aprobada el 24 de febrero de 1976, en referendo popular, justamente cuando se cumplía el aniversario 81 del comienzo de la Guerra de 1895, cuyo organizador principal fue José Martí, Apóstol de la Independencia.

En la historia cubana sobresale que apenas seis meses después de iniciada la lucha armada, los patriotas confeccionaron y aprobaron la Constitución de Guáimaro, el 10 de abril de 1869, en plena guerra y con artículos sumamente radicales a favor de las masas populares.

Otras de la etapa mambisa fueron la de Baraguá, en 1878, con apenas cuatro artículos; la de Jimaguayú, en 1895, y la de La Yaya, en 1897.

Durante el siglo XX destacan: la de 1901, cuando ocurría la Ocupación Militar de Estados Unidos aquí, lo cual impidió que fuera más avanzada, y la de 1940, considerada una de las más progresistas hasta ese momento en América.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video