De los amaneceres más tristes del Alma Mater

De los amaneceres más tristes del Alma Mater
Fecha de publicación: 
25 Noviembre 2017
0
Imagen principal: 

Fotos: Eddy Martin y cortesía de la Universidad de La Habana

Cuentan quienes tuvieron el privilegio de acompañarlo en su propia contemporaneidad, que Fidel encontró en la Universidad de La Habana, desde el triunfo del Primero de Enero de 1959, un lugar especial para soltar las riendas de los sueños, comprobar que la práctica revolucionaria no podía llevarse a cabo sin la alianza con los intelectuales y los jóvenes y demostrar que las utopías —por inimaginables— podían alcanzarse.

De ahí que esta Universidad, donde desde una colina se alza con privilegio el Alma Mater, no solo le dio abrigo al Fidel universitario, al estudiante de la carrera de Derecho, sino al hombre que más de una vez sentenció que en ese sitio legendario de la historia patria también se había formado como revolucionario.

Por eso, y porque los estudiantes de esta Casa de Estudios Superiores lo consideran como el universitario mayor, la UH —como la llaman los muchachos de estos tiempos— sintió un gran compromiso ante la pérdida física del Comandante en Jefe aquel fatídico viernes 25 de noviembre de 2016.

Primero hubo sorpresa, confusión; existió la posibilidad de que el rumor fuera solo eso. Luego, la alocución del presidente Raúl Castro fue un duro golpe que silenció a toda Cuba: Fidel, el continuador de la guerra de liberación iniciada en octubre de 1868, el autor intelectual del Moncada, el expedicionario del Granma, el combatiente de la Sierra, el hombre que condujo a la total y definitiva liberación de la Patria, había muerto.

Una vez que la noticia fue confirmada, las llamadas telefónicas y los encuentros en las redes sociales contribuyeron de manera espontánea a que la escalinata se colmara de gente desde las primeras horas del sábado.

P1520767 cubasi
Los universitarios «tomaron» la escalinata horas después de conocerse la noticia

A un año de su desaparición física, CubaSí dialogó con algunos de estos jóvenes, dirigentes de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) y de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), quienes en aquel entonces tuvieron la responsabilidad de organizar el tributo, junto a las autoridades educacionales de esta institución de la Educación Superior.  

«La noticia era difícil de asimilar, uno sabía que era un anciano, que la muerte podía llegar de manera inesperada, pero lo primero fue no creerla», aseguró Juan Carlo Imbert Mayola, actualmente secretario general de la UJC en la Universidad y profesor en la facultad de Economía.

EM universidad fidel 03 cubasi
Juan Carlo Imbert Mayola

Cuando comprendió que el hecho no era un rumor, comenzó a recibir llamadas y mensajes de compañeros y amigos.

«Entonces me comuniqué con las autoridades de la Universidad y pensamos que en la madrugada no era conveniente el traslado de la gente hacia acá, que nos encontraríamos todos al día siguiente muy temprano. ¡Es difícil recordar esas cosas porque realmente fue algo fuerte, sentido!

«También decidimos conectarnos en las redes sociales, pues teníamos información de que se estaba tergiversando la información, poniendo cosas que no eran reales. Y en esos momentos se imponía la verdad. Esa fue una de las batallas.

«La otra era que debíamos responder rápido a la inquietud de muchos y la convocatoria para el encuentro era la escalinata. No sabíamos qué hacer, ni a qué hora, ni en qué momento. Pero estábamos conscientes de que sería junto al Alma Mater, todo un símbolo de la juventud, de este país, de Fidel. La idea era esa; después veríamos qué otras actividades podríamos realizar».

Luego del improvisado acto que allí tuvo lugar, surgió la idea de organizar la primera guardia de honor (después se mantuvo durante todos los días hasta cuando sus restos fueron trasladados al cementerio de Santa Ifigenia, en Santiago de Cuba) y la vigilia nocturna el sábado 26 de noviembre en la facultad de Derecho.

Alejandro Redondo Ramos, su actual presidente de la FEU, recordó que se enteró del hecho a través de sus padres. Al otro día, conmocionado, se presentó temprano en la Universidad. «Nos reunimos varios dirigentes estudiantiles y decidimos que esta debía ser una sede, un punto de concentración».

EM universidad fidel 06 cubasi
Alejandro Redondo Ramos, presidente de la FEU en la facultad de Derecho

En relación con la vigilia, explicó que los jóvenes de esa facultad reunieron dinero y que, incluso, algunos que no participan mucho en las actividades, aportaron considerables sumas. Eso les permitió comprar velas, flores. A las ocho de la noche todo estaba listo.

P1270455 cubasi
Vigilia en la facultad de Derecho, sábado 26 de noviembre

«De manera especial, la comunidad universitaria de Derecho asumió la pérdida de Fidel como algo muy cercano. Nosotros no perdimos solamente al Comandante en Jefe, sino al compañero, ya que si bien fue líder revolucionario, también estudió en nuestras aulas».  

«Mis padres son militares y enseguida fueron movilizados —manifestó Ailed Borges Senra, vicepresidenta de la FEU y alumna de cuarto año de Sociología—, así que me enteré de inmediato. Puedo decir que a las seis y media o siete de la mañana, cuando empezamos a llamar a los presidentes de las facultades y a los miembros de la FEU, pues en la Universidad debíamos estar todos, ya los estudiantes estaban despiertos, y nos decían “vamos para allá”. La respuesta fue increíble.

EM universidad fidel 08.gif cubasi
Ailed Borges Senra, vicepresidenta de la FEU y alumna de cuarto año de Sociología

«En ese contexto nació la frase “Yo soy Fidel”. Hoy no sabemos con exactitud quién la dijo.  Surgió de manera espontánea y cada quien empezó a tomarla como suya. En aquellos momentos no pude llorar, como hubiera querido. Tenía la responsabilidad de ayudar en la movilización y dirigir a cientos de universitarios. Pero sí lo hice en la Plaza, cuando fuimos a la despedida final. ¡Fueron instantes inolvidables!».

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video