Golpismo en Perú: Impónese no retroceder ante el fascismo

En este artículo: 
Golpismo en Perú: Impónese no retroceder ante el fascismo
Fecha de publicación: 
29 Noviembre 2021
0
Imagen: 

La moción de vacancia presidencial contra Pedro Castillo se oficializó el jueves 25 de noviembre. (Foto: Presidencia Perú)

Ni un solo día ha dejado el Parlamento controlado por la derecha gobernar al presidente de Perú, Pedro Castillo, quien accedió limpiamente al poder, mediante elecciones avaladas incluso por entes conocidos por sus tendencias proimperialistas, como la Organización de Estados Americanos.

Ahora un grupo de partidos opositores presentó una moción para destituirlo, lo cual fue calificado por sus ministros como un intento de golpe de Estado, lo cual está en línea con lo que pretenden algunos empresarios, que, además de valerse de legisladores bajo su férula, bien pagados, están promoviendo una huelga general de camioneros, pagándoles unos mil dólares por día, rememorando aquel paro que coadyuvó al golpe pinochetista contra el presidente chileno, Salvador Allende.

Castillo acusó a las élites y a los partidos que promueven su destitución de desestabilizar el país, al asegurar en el Encuentro Nacional de Rondas Campesinas (guardias rurales), Nativas y Urbanas del Perú, que los promotores de su destitución "no toleran que un maestro rural y agricultor haya llegado a la Presidencia".

Agregó que "esos mismos grupos quieren negar la participación de un gobierno, cuyos resultados electorales nos han traído acá, y que en estos años se han dedicado a socavar la institucionalidad".

"El problema no es Pedro Castillo, lo que quieren es recuperar el poder para seguir manoseando y manipulando con los grupos de poder", añadió.

La moción para destituir al mandatario fue presentada formalmente en el Parlamento, tras reunir las 26 firmas necesarias, procedentes de congresistas de partidos de derecha como el fujimorista Fuerza Popular, el ultraderechista Renovación Popular y el neoliberal Avanza País.

Más enfáticos fueron algunos de los ministros del gobierno de Castillo, que no dudaron en tildar de golpe de Estado el movimiento de la derecha en el Congreso.

"Este es un golpe de Estado, es claramente una vulneración a la voluntad popular y le he expresado al presidente que salga a expresar sus opiniones y que se comunique más con la prensa", dijo el ministro del Interior, Avelino Guillén, en una entrevista al canal RPP Noticias.

El titular advirtió que la moción de vacancia es una nueva arremetida de la derecha que no aceptó la derrota de Keiko Fujimori en las urnas, quien denunció un fraude electoral que nunca pudo probar, por lo que sus recursos para anular votos fueron desestimados en bloque en todas las instancias.

Por su parte, la ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Anahí Durand, indicó en una entrevista al canal Latina que "lo que tenemos es un sector golpista que no asimila su derrota y que permanentemente está boicoteando y erosionado la democracia".

"Yo creo que cuando un partido o unos partidos pierden las elecciones lo que dice la Constitución es que hagan su trabajo y en cinco años vuelven a postular. Lo que estamos viendo aquí es una mala interpretación (de la Carta Magna)", sostuvo.

LO QUE PRETENDE LA REACCIÓN

Para destituir a Castillo, la oposición se aferra a la "incapacidad moral permanente", una figura contemplada en la Constitución para casos extraordinarios donde el jefe de Estado sufra alguna enfermedad o incapacidad mental que le impida ejercer el cargo, pero que ahora es interpretado como insuficiencia de ética.

Es la misma figura que el fujimorismo y otros partidos de derecha ya esgrimieron para sacar del poder al expresidente Martín Vizcarra (2018-2020) y para intentar destituir hasta en dos ocasiones a su predecesor, Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), quien dimitió antes de ser vacado.

Pese a que es difícil que la moción alcance los 52 votos necesarios en el Congreso para ser admitida a trámite y aún más complicado que logre los 87 votos para ser aprobada, el líder del partido ultraderechista Renovación Popular, Rafael López-Aliaga, convocó este sábado 27 una manifestación a favor de la destitución de Castillo, la cual, según observaron EFE y AFP, tuvo muy pocos adeptos.

Según la agencia noticiosa española, la concentración reunió a unos pocos participantes de las clases acomodadas de Lima, la mayoría ataviados con camisetas de la selección peruana de fútbol y pancartas como "Fuera Castillo" y "Salvemos al Perú".

Entre los asistentes, que tildaban de "comunista" al presidente, estuvo la congresista Patricia Chirinos, del partido Avanza País, quien fue la autora principal de la moción para destituir a Castillo.

CONTRA LA NOCIVIDAD COMUNICACIONAL

Castillo advirtió y cumplió con dejar sin publicidad estatal a los medios de comunicación que desinformen a la población y tergiversen la realidad.

El mandatario está sorteando a una prensa que se ampara en la defensa de la aparente libertad de expresión, cuando en la práctica lo que está exigiendo es la libertad de desinformación solventado por los monopólicos grupos de poder, asociados con los políticos corruptos que durante 200 años saquearon a Perú.

Claramente se opondrán a cambiar la Constitución de 1993 creada por la dictadura de Fujimori, hecha a la medida para dejar sin justicia social al pueblo, y los medios lo saben y hacen todo lo posible para crear caos y promover campañas de desinformación, mientras funcionarios de empresas y gremios pretenden humillar a Castillo, porque no sirve a sus intereses.

Y, como expresó la Defensoría del Pueblo, la guerra informativa está declarada por los medios de comunicación de Lima, pertenecientes a los grupos de poder económicos, contra el pueblo mayoritario y sus representantes en el gobierno.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video