Zaida del Río, entre una dedicatoria especial y un sueño realizado

Zaida del Río, entre una dedicatoria especial y un sueño realizado
Fecha de publicación: 
17 Junio 2021
0
Imagen principal: 

La destacada artista de la plástica Zaida del Río consiguió realizar el sueño de plasmar, en un disco, algunas de sus canciones favoritas, de la mano del Sello Unicornio de Producciones Abdala.

La producción de 10 temas, titulada De mi padre lo aprendí, fue presentada este jueves en los conocidos estudios con la presencia de uno de los mentores de esa realización, el cantautor y fundador del Movimiento de la Nueva Trova, Silvio Rodríguez.

Conocida por su profusa y reconocida obra visual, Zaida confesó sus viejos anhelos de poder cantar, desde aquellos días de sus inicios en 1967, en que luego de un engorroso viaje junto a su padre, no pudo matricular la especialidad de canto y tuvo que optar por Artes Plásticas.

De regreso, mi mamá estaba haciendo frijoles en su fogón de leña y preguntó, “por fin qué vas a estudiar”, recordó la admirada artista. "Yo respondí, “yo creo que peines plásticos” y ella me dijo “bueno, eso podría ser un buen trabajo”.

Al cruzar la cerca del frente, donde vivía una prima mía, -continuó rememorando-, me hizo la misma pregunta y le respondí que estudiaría artes plásticas. “¡Ay, te embarcaste! –me dijo- ¡Eso es trabajar con fango! Yo me dije, ¡Pero bueno! ¿Voy a salir del fango para seguir en el fango? ¿Qué es lo que he hecho yo?

Por supuesto, al llegar a la Escuela de Arte comprobó que no, al fin y al cabo, fue el mismo padre quien le había dicho que había que salir de allí para estudiar, para no desperdiciar su inteligencia.

Desde entonces, definitivamente Zaida no estudió canto, pero en cambio siempre que ha tenido la oportunidad, ha interpretado canciones como las que aparecen en De mi padre lo aprendí.

Célebres composiciones como Amorosa Guajira, de Nené Allué, o grandes canciones de Manuel Corona (Longina y Santa Cecilia), pasando por El amor de mi bohío, de Julio Brito, y Una Rosa de Francia, de Rodrigo Prats, entre otras, integran la selección.

Temas que siempre escuchó en guateques en voz de su padre José, en la radio o aprendidas en sus travesuras y fiestas con amigos, pero sentidos todos y registrados gracias a los estudios Lázaro Horta Record´s, con las posteriores mezclas de Olimpia Calderón Arias, de los estudios Ojalá.

Imágenes de la obra de la propia pintora forman parte del diseño del disco (Mauricio Chávez Delgado), enriquecido por la fotografía de su hijo Cristhian González-Téllez del Río, en un fonograma que se completa con las notas del musicólogo Oni Acosta Llerena.

Zaida recrea su raíz guajira desde su voz no curtida, no moldeada, no académica, pero auténtica, rezan las notas. “Los convido entonces a imaginar en la escucha íntima de este disco, a una mujer montada a caballo por los campos de Cuba”.

"De mi padre lo aprendí" ya se encuentra disponible en la plataforma Altafonte y constituye un homenaje a los padres de Cuba cuando está próxima la celebración de su día, el domingo 20 de junio venidero.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video