¡Solavayas, Trump!: Ganó Biden

¡Solavayas, Trump!: Ganó Biden
Fecha de publicación: 
7 Noviembre 2020
0
Imagen principal: 

El mal manejo de la pandemia de la COVID-19 fue para mí el factor fundamental para que el pueblo norteamericano, esta vez con una asistencia considerada record, rechazara el intento de reelección de Donald Trump en los comicios de este domingo, dando la oportunidad al demócrata Joe Biden a enfrentar la difícil situación creada por la negligencia del mandatario republicano, que ha contraído la economía y dejado sin empleo a unos 40 millones de trabajadores.

Cierto que la exagerada violencia policial y de grupos de supremacistas blancos contra las minorías raciales, principalmente afronorteamericana, pesó en la votación contra Trump, quien hace cuatro años había recibido el voto de negros en el abandonado noroeste, así como de obreros blancos y hasta de mujeres engañados por promesas del hoy derrotado.

Terminado el conteo de los votos, Biden ya había sobrepasado los 270 votos electorales necesarios para ganar la presidencia, con 290, por 214 Trump. El victorioso obtuvo el 50,2% de los votos, por 49, 8 el derrotado.

Este es un éxito que aún demorará en declararse oficialmente, mientras que Trump reiteraba una y otra vez que no aceptará el resultado, al alegar fraude y robo, sin presentar evidencias, aunque afirmó que llevará el caso hasta el Tribunal Supremo, en el que ya había asegurado una mayoría ultraconservadora.

Biden logró la mayor parte de los votos que haya tenido un candidato presidencial, con más de 74 millones, aunque Trump obtuvo una alta aceptación, cerca de 71 millones, logrando algunos escaños en la Cámara de Representantes, que sigue siendo demócrata, y mantuvo la mayoría en el Senado.

El presidente electo afirmó que gobernará para todos los estadounidenses, seguidores y no, en tanto, luchará contra el racismo y a favor del cambio climático y una salud que llegue a todos, mientras comentaristas internacionales indicaron el alivio de la mayoría del planeta por la futura salida del actual mandatario, quien se ha distinguido por una política agresiva, principalmente contra Cuba, Venezuela e Irán, además de sanciones, amenazas y hasta guerrea comercial.

Trump había aprovechado en el 2016 el desgaste del sistema existente en EE.UU., logrando ganar por votos electorales a Hillary Clinton, quien había recibido más de tres millones que el vencedor.

Como generalmente se dice, y tiene enorme certeza, que el norteamericano vota por el bolsillo, el mandatario aprovechó el índice de crecimiento económico para bajar el desempleo a un 3,8 elevando salarios y ofreciendo más apoyo en las inversiones de las corporaciones que le ayudaron a triunfar y llevando virtualmente al matadero a quienes menos tienen, obligándoles a un trabajo virtualmente esclavo.

Tal expansión se convirtió en la segunda más larga registrada, superando el boom de la década de 1960, tuvo su base en la combinación de un repunte global sincronizado en la actividad industrial y la transformación digital de las empresas.

Así que con el fuerte apoyo de las corporaciones y quienes manejan la economía de EE.UU. resultó electo un presidente que parece estar contra el resto del mundo. Desde el minuto uno de la asunción de su cargo, el comandante en jefe del Ejército más avanzado tecnológica y militarmente del planeta y de la única potencia nuclear que ha utilizado armas atómicas contra población civil, no ha parado de lanzar diatribas y mensajes ofensivos y amenazadores, dispuesto a una guerra comercial, como ha hecho con China. “Fiel a su ideario”, dicen sus acólitos.

PERSONAJE INUSUAL

Donald Trump ha hecho lo que le ha dado la gana. Actor político conocido por sus trapacerías corporativas, sin declarar impuestos, insultar a diestra y siniestra, pero todo lo ha hecho inteligentemente, aunque no lo parezca, creando una brecha en el país, dividiéndolo en dos bandos.

En los débiles debates televisivos con Biden, no se tocó la política exterior, en la que Trump rompió con el Tratado de Cielos Abiertos y el Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio; abandonó el Acuerdo contra el Cambio Climático, dejó su membresía en la Organización Mundial de la Salud y retiró a Estados Unidos del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica,

Asimismo, dejó de comprometerse con el Pacto Mundial de Naciones Unidas Sobre Migración y Refugiados. También sacó a su país de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura y del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Además de todas estas rupturas, el mandatario utilizó una irracional política de sanciones y conspiraciones para derrocar a todos los gobiernos que no les agradaban, como sucedió en Brasil y Bolivia, e intensificó el bloqueo con el que trata de ahogar y hacer morir por hambre a los pueblos de Venezuela y Cuba.

Habrá mucho que escribir sobre lo que se propone Biden, con un amplio plan que, según afirma, ha tratado de poner en práctica desde hace muchos años, sin conseguirlo. Ahora tendrá la oportunidad, acompañado en la vicepresidencia por Kamala Harris.

 

 

 

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video