Sesiones CasaAdentro: para esparcir la belleza

Sesiones CasaAdentro: para esparcir la belleza
Fecha de publicación: 
13 Junio 2020
0
Imagen principal: 

La iniciativa del cantautor Rey Pantoja no cree en fronteras ni distancias, es otro ejemplo de ese mágico poder con que el arte nos reúne, mientras la COVID-19 nos mantiene físicamente lejos.
 

Y CubaSí, también sin salir de casa, conversó con Rey para conocer los detalles de este regalo musical que recibimos a través de las redes sociales.
 

¿Cómo surgió la idea de estas sesiones CasaAdentro y con qué intención?
 

Surgió de la necesidad de seguir creando y compartir las nuevas y viejas canciones con un público que a menudo frecuenta mis conciertos, mis peñas. Con la única intención de hacerles y hacerme un poco más llevadera la atroz cuarentena por la Covid 19.


 

¿Qué ha sido lo más complicado para hacer realidad esa idea?
 

Lo más complicado ha sido poder sincronizar grabaciones que se hicieron con distintos dispositivos de grabación, de diversas calidades, en ambientes supremamente distintos y que se vieran y oyeran con una coherencia lógica y aprehensible. Sin tener, empezando por mí, que solo tengo un celular como dispositivo de grabación, ni las más mínimas condiciones tecnológicas para hacerlo.
 

¿Cuántos colegas han pasado ya por este proyecto y a quiénes esperamos para las próximas entregas?
 

Ya ha participado un gran grupo de amigos cercanos que me apoyaron desde el inicio, otros que se fueron sumando con mi llamado y otros que pidieron participar porque les enamoró lo que estábamos haciendo. Y no solo de Matanzas y Cuba, también de otras ciudades en otros países. Me da temor mencionarlos y errar dejando alguno fuera de mi lista, pero hay algunos muy activos que incluso repiten la experiencia creando y sugiriendo detalles cada vez más interesantes. Es el caso de Pepe Gavilondo, quien no solo ha aportado su ingenio y talento musical, que ya es suficiente, si no que nos ha ayudado muchísimo en la edición y conformación de los videos. El caso de Carlos Fidel Taboada, quien ha aportado sus canciones para compartirlas juntos y ha servido de grabador y editor en otras que ni siquiera está presente visualmente. Está el caso de Johann Medina que ha aportado todos sus conocimientos de la percusión, para crear en formas insólitas bases rítmicas que dan un especial colorido. El caso de mi compañera Dayren Hidalgo-Gato quien no solo da ideas de en qué lugar de la casa grabar y sostiene el celular en agotadoras sesiones, si no que es quien ha llevado las Sesiones CasAdentro a tener una visualidad importante en diferentes plataformas de internet. Más recientemente se ha vuelto imprescindible Miriel Santana con su experiencia en la edición de videos, quien desinteresadamente roba parte de su tiempo para dedicarlo a ayudarnos. Además, han pasado músicos como el flautista Yasel Muñoz de Holguín, Héctor (Pepo) Herrera bajista desde Miami, Kin Crhistman de USA en el dúlcimer, Marcos Morales, baterista cubano dese Bélgica, el gran Oscar Sanchez desde la Habana, Rebeca Inclán de Matanzas y en espera de salir muy pronto están Aliesky Pérez desde Brasil, Cindy Scott y Brian Seeger desde USA, entre otros músicos europeos.


 

¿Cuál ha sido la mayor ganancia de esta experiencia?
 

La única ganancia de Sesiones CasAdentro ha sido el regocijo de compartir la música de una forma nueva para mí y diría que, casi lúdica, porque ha sido un juego, donde no solo ganamos los que jugamos porque nos divertimos, sino que también ganan los que de lejos nos ven jugando y se acercan para de alguna forma  ser parte del juego.

Involucrando artistas tan diferentes y geográficamente tan distantes, me despierta curiosidad cómo es el proceso, desde seleccionar lo que van a interpretar, hasta la edición y el momento final, que es la confrontación con el público.
 

El proceso en cada sesión ha sido distinto, porque ninguna se repite, ni en locación (aunque sea dentro de casa) ni la música, ni el formato, incluso, cuando en algunos casos hemos repetido el invitado, porque yo hago una canción de él y él hace una mía. Pero después que yo pienso en la canción, me pongo a soñar el invitado, luego el formato que nos permita hacerlo realidad sin artilugios ni superficialidades técnicas que más bien se alejan de lo que somos en esencia. Nos comunicamos todos los implicados por whatsapp, o correo electrónico y luego de que cada cual graba su parte todos las mandamos por email al que va a editar el video y mezclar la música. Una vez terminado el video regresa a mi email para desde mis páginas en las distintas plataformas subir la sesión. Estos últimos pasos son los más tediosos, pues con la conectividad que contamos es la misma con la que cuenta cualquier cubano de a pie y muchas veces no hay la señal adecuada para mandar o descargar los archivos y cuando creemos que se completa la acción, se cae la conexión. Esto nos hace perder tiempo, dinero y nos estresa bastante, pero  como en todas las cosas que verdaderamente valen la pena, los obstáculos se vuelven efímeros y quedamos pensando en la sesión siguiente.


 

¿Crees que esta situación generada por la COVID-19 ha cambiado definitivamente el mundo de la música, sus mecanismos o maneras de hacer?
 

Creo que esta forma de hacer música se viene haciendo desde hace muchísimo tiempo. Conozco discos que se han grabado desde diferentes lugares del mundo utilizando las plataformas digitales y la sincronización posterior de los archivos que se envían a través de ella. Lo que sí es nuevo es la masividad, espontaneidad, inmediatez e interactividad con que se está haciendo en estos momentos. Nosotros tenemos todo el tiempo del mundo para crearlo y la gente tiene todo el tiempo del mundo para disfrutarlo y compartirlo.
 

¿En qué aprovechas, además de este proyecto, los largos días de distanciamiento social?
 

Yo trato de hacer lo más provechoso el tiempo libre que nos ha obligado a tener esta pandemia. Leo, compongo dedico tiempo a la cotidianidad hogareña como cualquier mortal, incluso a los juegos de mesa. Pero debo aclarar que además de las Sesiones CasAdentro, que me consume gran parte de tiempo, otra gran parte la dedico a la promoción del más reciente disco que grabé a fines del pasado año titulado "Naturaleza" y que me disponía a promover justo antes de la pandemia con la publicación de dos sencillos "Renacimiento" y "Ojo de la noche" y que no he desmayado en seguir promoviendo, porque es un trabajo en el que me divertí mucho, es en vivo y creo que gran parte de lo que soy como artista en él va implícito.
 

¿Algo que se te quede en el tintero?
 

Bueno que sepan que nunca imaginé que me fuera a gustar tanto la realización de algo que surgió de la más absoluta espontaneidad y deseos de esparcir la belleza, o al menos, esa parte de nuestras creaciones que uno mismo cree bello y quiere regalarlo como tal. Con ese sentido aún se están gestando las más insospechadas formas de "Sesiones CasAdentro".

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video