Muestra positivos resultados aplicación a gran escala del trabajo a distancia en Cuba

Muestra positivos resultados aplicación a gran escala del trabajo a distancia en Cuba
Fecha de publicación: 
18 Febrero 2021
0
Imagen principal: 

Debido a la necesidad de distanciamiento físico por la pandemia de la COVID-19, en 2020 más de 629 mil trabajadores cubanos se acogieron al trabajo a distancia, modalidad que incluye el teletrabajo, con satisfactorios resultados hasta la fecha.

Ariel Fonseca, subdirector de la Dirección de Empleo del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), explicó en exclusiva a la Agencia Cubana de Noticias que el teletrabajo ha sido menos generalizado, porque requiere mayor conectividad a Internet y no todas las entidades poseen la estructura y el soporte tecnológico para asimilarlo.

No obstante, resaltó que el pasado año la aplicación a gran escala de esas variantes resultó positiva, pues propició el ahorro energético y se evidenció en algunos casos un mayor rendimiento de los empleados.

Comentó que casi todos los sectores de la economía cubana implementaron estas modalidades, y se manifestó más en organismos con la infraestructura necesaria y actividades propicias para ello como el Ministerio de Comunicaciones.

Al igual, agregó, se aplicó con eficacia en la industria del software, en la educación y en servicios profesionales ofrecidos por asesores jurídicos y abogados, entre otros.
Señaló que esferas como la construcción, la producción de alimentos y la industria manufacturera sí precisaron la presencia física de los trabajadores, pero también su personal de oficina pudo desempeñarse desde el hogar.

Añadió que desde el comienzo del 2021 ha sido menor el impacto cuantitativo del trabajo a distancia y el teletrabajo, pues aunque la trasmisión del virus se ha incrementado opinó que existe un entrenamiento superior en los centros laborales ante estas circunstancias y se enfocan en mantener su producción.

El directivo refirió que para el control de esos datos el MTSS ha trabajado en la informatización de sus procesos, lo cual permite conocer en tiempo real el comportamiento del empleo en cada organismo, así como la cantidad de trabajadores interruptos.

Sobre esa cuestión resaltó el empeño de gobierno cubano por proteger a quienes quedan temporalmente sin empleo, como se ha hecho con los vinculados al turismo, sector que no se recuperará de manera inmediata por los impactos de la pandemia.

La modalidad a distancia en Cuba se promulga desde el 2014 en la Ley No. 116 del Código del Trabajo, la cual en su Artículo 24 indica que los contratos deben contener el lugar de trabajo acordado entre las partes, horario, duración de la jornada y el régimen de trabajo y descanso.

Fonseca describió que en este método el empleado desempeña sus funciones alternando la presencia física entre el centro laboral y el hogar, debido a que el intercambio de información depende fundamentalmente de la comunicación directa con jefes y compañeros, y se puede prescindir de las tecnologías de la información.

Mientras, detalló que el teletrabajo sí necesita conexión a la Red de redes para que el trabajador se mantenga siempre en su casa y reciba las indicaciones a través de los dispositivos tecnológicos.

 

 

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video