Másters de Doha: El gris, color de rendimientos para Cuba (+ Video)

Másters de Doha: El gris, color de rendimientos para Cuba (+ Video)
Fecha de publicación: 
14 Enero 2021
1
Imagen principal: 
Kaliema fue, junto a Maylin del Toro, la única representante cubana capaz de agenciarse un triunfo en Doha. Foto: Carlos Ferreira

Inició el judo cubano su andadura olímpica en 2021 con actuaciones grises en el Másters de Doha, luego de que ninguno de nuestros seis representantes pudiera agenciarse una medalla.

Lo más destacado, en materia de rendimientos, resultó los séptimos escaños de Maylin del Toro (63 kg) y Kaliema Antomarchi (78), con lo cual ambas sumaron 468 puntos a su actual acumulado en el ranking de clasificación a Tokio.

Ahora bien, sorprende el hecho de que cuatro de nuestros seis efectivos hayan sucumbido en su primer pleito, independientemente de las siembras que ostentaron la propia Del Toro, Iván Silva (90) e Idalys Ortiz (+78).

Analicemos los rendimientos de cada uno de los antillanos, fundamentalmente ante quiénes cedieron en sus respectivas divisiones y qué variables pudieron haber incidido.

Esto, partiendo de la idea de que el impasse provocado por el coronavirus, lógicamente, incidió en los nuestros, sin roce competitivo internacional por casi una decena de meses.

A eso, sumémosle algunas afectaciones de variables psicológicas y un proceso de reinserción al más alto nivel que apenas comienza:

Maylin del Toro (63 kg, 4 002 puntos - 7ma. del ranking olímpico): Venció por wazari en regla de oro a la italiana María Centracchio (1 881 puntos - escaño 26), según el sitio oficial www.ippon.org.

Cedió luego en cuartos de final por ippon, igualmente en pleito extendido (5:48 minutos), ante la holandesa Sanne Vermeer (2 480-21), capaz de sonreír por tercera ocasión ante Maylin, tras doblegarla en los Grand Slam de Dusseldorf, Alemania, en 2018 y 2019.

El cierre de su andadura se produjo al ser descalificada por tres penalizaciones cara a cara versus la eslovena Andreja Leski (2 971-13).

Por tanto, todas sus oponentes se encontraban en ubicaciones inferiores en el escalafón. Se agenció el oro la archifavorita y líder del escalafón, la francesa Clarisse Agbegneneu (7 710).

Kaliema Antomarchi (78 kg, 4 242 - 8va.): Aquí también se hizo justicia la puntera del listado del orbe, la igualmente gala Madeleine Malonga (6 259).

Kaliema, por su parte, superó por wazari a la ucraniana Anastasiya Turchyn (1 431-29), y luego hincó su rodilla frente a la holandesa Gussje Steenhuis (3 372-14).

Posteriormente, en la repesca, volvió a resbalar por ippon versus Loriana Kuka (3 813-12), de Kosovo.

Cabe señalar que Kaliema tuvo una deuda de entrenamiento producto de una molestia en su hombro.

Idalys Ortiz (+78 kg, 7 118 - 1ra.): Nuevamente la representante de Francia se llevó el gato al agua, correspondiendo el honor a Romane Dicko (2 410-18), justamente la victimaria de Ortiz.

En el caso de una judoca de la constancia de Idalys, sorprende su revés, pero es válido acotar que Idalys arrastra las secuelas de haber perdido recientemente a su padre, dolor irreparable que lógicamente le dejó secuelas tanto en el plano físico (deudas de preparación), como en el psicológico.

Muy pocos cuestionan el hecho de que nuestra principal carta en esta disciplina se pueda recuperar en certámenes venideros.

Magdiel Estrada (73 kg, 1 853 - 32): Fue víctima de un ippon relámpago que le propinó el italiano Fabio Basile (2 703-18), quien a la postre quedó fuera de las preseas.

Se colgó el metal áureo el sudcoreano An Changrim (3 207-13).

Por el momento, Magdiel se aferra a uno de los cupos asignados por cuota continental, pero está urgido de estabilizar rendimientos en torneos futuros.

Iván Silva (90 kg, 5 185 - 2do.): No pudo avanzar el principal exponente de nuestra armada masculina en esta ocasión. Su verdugo fue el alemán Edduard Tripplel (2 736-17), quien escalará escaños en la próxima actualización, pues se agenció uno de los bronces.

El curtido holandés Noel Vant End (5 091-3ro), alzó el título, y se mantuvo como sólido candidato al podio en Tokio.

Andy Granda (+100 kg, 2 778 - 17): De nuevo un hijo pródigo de Le France se llevó el botín mayor. Nada más y nada menos que el intratable Teddy Rinner (1 860-27). El policía busca retornar por sus fueros y escalará posiciones cuando se oficialice la próxima actualización del ranking.

En el caso de Granda, cayó por ippon frente al georgiano Gela Zaalishvili (2 971-14), quien, en definitiva, luego fue apartado del camino de las preseas.

Si bien es indiscutible su progresión, debe continuar evolucionando, especialmente si pretende emular sus potencialidades frente a los mejores de su categoría, que le superan además en talla y peso corporal.

Esa fue la huella, endeble, que dejaron nuestras armadas en su paso por el Lusail Multipurpose Sports Arena, donde se dieron cita 398 atletas (de ellos183 féminas) en representación de 69 naciones. Muchos de ellos, con un propósito similar: mejorar sus ubicaciones o reafirmarse en zona de clasificación rumbo a la cita bajo los cinco aros en tierras del Sol Naciente.
 

Idalys no pudo hacerse justicia en su primera competición internacional de 2021.

Comentarios

Alarma para nuestro Judo.
vita.ramon@libero.it

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video