Los códigos de nuestra soberanía

Los códigos de nuestra soberanía
Fecha de publicación: 
9 Marzo 2021
1
Imagen principal: 

Las líneas de código traducen, con sus lenguajes propios, las soluciones que ha pensado antes, lápiz en mano, en su mesa de trabajo. Funciones y procesos lógicos los plasma primero en el papel, para luego convertirlos en algoritmos de programación que impactan socialmente, más allá de la pantalla. La pizarra con apuntes de El Capital recuerda al ingeniero Dalexi González Madruga la tan necesaria productividad del trabajo y le satisface poder contribuir al desarrollo de su país con aplicaciones informáticas, sobre todo, en tiempos de pandemia.    

Sus conocimientos de la Electrónica le permitieron defender a Cuba, como el agente Raúl de la Seguridad del Estado, con apenas 31 años, cuando lo contactaron personajes de la ONG Freedom House, patrocinada por la USAID en Estados Unidos, para introducir antenas parabólicas clandestinas con fines subversivos.  Diez años después de la denuncia de “Las razones de Cuba” a la CIA, encontró otro modo de salvaguardar nuestra soberanía, desde el ámbito tecnológico, con el desarrollo de aplicaciones, como Dónde ando, Mi Mensajero y Habana Servicentro, cuya última versión lanzó recientemente.    

dalexi1.jpg

¿Qué te motivó a desarrollar la App Habana Servicentro?

Estudié Ingeniería en Telecomunicaciones, pero en mi época el lenguaje de programación que se impartía en la carrera era muy básico. Siempre me atrajo el hecho de que un software permite innovar y solucionar diversas problemáticas sociales que vivimos a diario, como la escasez de combustible por causas del bloqueo a Cuba. Soy, además, un apasionado del marxismo y aunque parezca que no tienen nada que ver ambas ciencias, la dialéctica materialista me dio las herramientas para aprender a programar de manera autodidacta en corto tiempo y es un modo que tengo de probar sus preceptos. Una vez terminado un sistema informático, la sociedad se apropia de él y lo hace evolucionar.

¿Cuál es su principal propósito?

El objetivo fundamental de la aplicación es proveerle a los choferes de La Habana y por ende, a la economía de la capital, un ahorro de tiempo y combustible, que son factores productivos para el desarrollo de cualquier economía. Esta plataforma posibilita darle un uso eficiente a estos recursos, con un efecto multiplicador en otras ramas también.  

¿En qué consiste su funcionamiento básico?

La app se apoya, fundamentalmente, en la colaboración. Son los propios choferes capitalinos quienes comparten en tiempo real  dónde hay combustible durante los recorridos por la ciudad para abastecer sus vehículos en los servicentros.

Recientemente, lanzaste una nueva versión en apklis, ¿cuáles son las novedades?

Concebimos un paquete de utilidades Prémium y además,  incluye también la venta de alimentos con servicio a domicilio para reducir la movilidad de los conductores y así prevenir contagios por COVID-19.
app1.jpg

¿Qué prestaciones se incluyen en el Paquete Prémium y cómo pueden adquirirse?

Este paquete contiene un grupo de herramientas que les facilitan la vida a los conductores:

  • Envío de coordenadas GPS en un SMS.
  • Lista ordenada cronológicamente,  con los reportes más recientes sobre el combustible.
  • Búsquedas rápidas, según el tipo de combustible y el nombre del servicentro.
  • Calculadora para determinar la distancia a los servicentros.
  • Sección social o foro especializado.
  • Parquímetro GPS online
  • Calculadora en la nube con precios del combustible, actualizados en tiempo real e historial del consumo.

El envío de coordenadas GPS en un SMS puede ser útil para que vayan a socorrerle en caso de una rotura de su auto u otra situación de emergencia. Con esta funcionalidad, el usuario que reciba el SMS, solamente tendrá que tocar un enlace y se le abrirá en su teléfono un mapa con el destino y la ruta más corta para llegar hasta esa posición.

La calculadora online permite hacer cuentas más rápidas a la hora de comprar cualquier tipo de combustible, al tener predeterminados los precios actuales, tanto mayoristas, como minoristas, en tiempo real, sin necesidad de memorizarlos. Además, permite registrar cuánto combustible ha consumido y sus gastos diarios durante el mes en curso y el pasado.

La Sección social es un foro especializado  que le permite  al chofer relacionarse con otros usuarios para mantener su vehículo en el mejor estado técnico posible o vender la pieza que le hace falta a otro chofer. El usuario formula una pregunta u oferta y recibe  la respuesta directa en su post.

El Parquímetro GPS online  permite guardar la posición de parqueo y recuperarla luego, de utilidad también para recordar direcciones o registrar lugares nuevos.

app3.jpg

Esta nueva versión posee una lógica de funcionamiento renovada, ahora a los choferes que comparten dónde hay combustible, se les habilita ese día y el siguiente el paquete de utilidades Prémium, es decir, que puede ser adquirido sin necesidad de realizar un pago, solo compartiendo diariamente el estado del combustible con el resto de los usuarios de la app. Pero, también existe la posibilidad de obtenerlo por el precio de 1 litro y medio de combustible para un período de 2 meses. Lo establecimos así, pues el ahorro que provee el uso de la app es significativamente mayor.

¿Tiene un cálculo estimado del potencial ahorro que puede aportar la apk?

Según sondeos a choferes registrados, ahorran al menos 10 L de combustible mensualmente. Los datos que dispongo del número de choferes de La Habana, están basados en un informe de la OMS del 2011, que cuantifica 54 vehículos por cada 1000 habitantes en Cuba. Tomando como referencia esa información, en la capital serían 108 000 conductores y en un mes ahorrarían 1 080 000 L, que equivalen a 43 carros cisterna en un mes. Este cómputo puede ser mayor, pues del 2011 a la fecha ha de haber aumentado el número de vehículos.  
¿Cómo ha sido la acogida que ha tenido esta plataforma entre los choferes habaneros?

Muy buena, en solo dos meses del lanzamiento, se han registrado 700 choferes y muchos nos han transmitido su satisfacción y gratitud por los diferentes canales que tenemos en redes sociales.

La colaboración es el principio de funcionamiento más importante, muy usado en la industria del software a nivel mundial en estos tiempos de pandemia. ¿Por qué consideras que Cuba tiene una mayor potencialidad en el desarrollo de programas de este tipo? ¿Qué beneficios tienen las aplicaciones colaborativas?

 La inmensa mayoría de los cubanos, como sabe todo el que nos conoce, somos seres muy colaborativos, de manera natural. En mi opinión, es fundamentalmente esto lo que nos ha permitido resistir durante más de medio siglo el cruel bloqueo económico, comercial y financiero, impuesto por Estados Unidos. Este tipo de app, por lo tanto, tiene muchas posibilidades de desarrollo aquí.  A nivel económico, es un modo eficiente de resolver problemas sociales causados por factores externos que desencadenan carencias empresariales, al usar los propios medios de los individuos. No obstante, los beneficios de este sistema pueden superar los netamente económicos o estructurales, pues identifica a los sujetos con los problemas nacionales y los implica en su solución, crea conciencia de ahorro y una responsabilidad social, fortalece los valores de unidad, solidaridad y empatía con el otro, es un ejemplo concreto de  la utilidad de la virtud, como nos enseñó el maestro.

La App Habana Servicentro es la única de su tipo en el país, ¿qué proyecciones tienes?

Estamos trabajando para extenderla a todo el país y hacer la versión para iPhone.

app2.jpg

En medio de la Tarea Ordenamiento, varias disposiciones han flexibilizado el ejercicio por cuenta propia para acelerar la informatización de la sociedad cubana con el concurso de todos los actores sociales, ¿cuánto puede aportar la fuerza no estatal en esta meta?

Puede convertirse en un motor impulsor de nuestra economía, pues la informática y más concretamente el desarrollo de software genera un ahorro de recursos y aumento de la productividad en casi todos los sectores económicos. Además, no solo es posible exportar el producto, sino también la propia fuerza de trabajo, con condiciones óptimas, por tratarse de un servicio en el cual no es necesario  que el que lo provea esté fuera del país, solo hacen falta tres recursos  para hacerlo: una laptop, un local y conexión a internet, solamente en este último invierte directamente el estado, con aportes tributarios en divisas.

Aunque existen restricciones del bloqueo que afectan la industria del software, como impedimentos de acceso a sitios y programas al detectar las direcciones IP cubanas, dadas las características socio-económicas especiales en su exportación, como el hecho de que los actores económicos son los propios individuos y no una empresa estatal, el no uso directo de materias primas físicas para la producción, la alternativa de mantenernos actualizados a través de VPN con los programas para trabajar, la posibilidad del pago online como personas naturales, etc. anulan muchos de los intentos por bloquearnos, al igual que la solidaridad que sustenta a nuestra Habana Servicentro.  

 

Comentarios

Compañero Dalexi, sería un honor contar su colaboración en nuestra dirección de Historia y Marxismo— Leninismo del MES en sus propósitos de informatización, Saludos revolucionarios, Cervantes.
remilio@mes.gob.cu

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video