Lactancia materna: El mejor comienzo posible en la vida

Solapas principales

Lactancia materna: El mejor comienzo posible en la vida
Fecha de publicación: 
8 Agosto 2020
1
Imagen principal: 

Del 1 al 7 de agosto se celebró en más de 170 países la Semana Mundial de la Lactancia Materna, destinada a fomentar la lactancia materna, o natural, y a mejorar la salud de los bebés de todo el mundo.

Con la Semana Mundial se conmemora la Declaración de Innocenti, formulada por altos cargos de la Organización Mundial de la Salud y la Agencia de las Naciones Unidas para la infancia (UNICEF), en agosto de 1990 con el fin de proteger, promover y respaldar la lactancia materna.

La lactancia natural es el mejor modo de proporcionar al recién nacido los nutrientes que necesita. La OMS la recomienda como modo exclusivo de alimentación durante los 6 primeros meses de vida; a partir de entonces se recomienda seguir con la lactancia materna hasta los 2 años, como mínimo, complementada adecuadamente con otros alimentos inocuos.

Con el lema: “Apoyar la lactancia materna para un planeta más sano”, este año la OMS busca elevar la práctica de este método nutricional, pues su uso libera recursos que se gastan en la alimentación artificial del bebe, para ser utilizados en otras necesidades familiares. Además disminuye la contaminación del aire, el agua y la tierra, producida por la transportación y preparación de leches artificiales, y el desecho de los embalajes usados.

A decir de esta Organización, la lactancia materna es una de las intervenciones y servicios más básicos e importantes para reducir las muertes en los infantes menores de cinco años, y aumentar la supervivencia de los niños, niñas y de las mujeres; y es considerada una de las prácticas básicas para las intervenciones de atención de la salud, con el objetivo de promover la supervivencia, la salud y la nutrición infantil en las comunidades.

La lactancia materna ofrece a todos los niños el mejor comienzo posible en la vida, ya que aporta beneficios de salud, nutricionales y emocionales tanto a los niños como a las madres. Y forma parte de un sistema alimentario sostenible. Ahora bien, pese a que la lactancia materna es un proceso natural, no siempre es fácil. Las madres necesitan apoyo tanto para iniciar la lactancia como para mantenerla. Debido a las ventajas que ofrece sobre el neurodesarrollo la leche humana, tanto a corto como a largo plazo, la lactancia materna en la nutrición infantil debe ser considerada una política pública, y no solo un cambio en el estilo de vida.

En el caso de Cuba, nuestro Gobierno, a través del Ministerio de Salud Pública, garantiza que todas las mujeres puedan acceder a asesoramiento capacitado sobre lactancia materna. Otra de las prioridades es incrementar la financiación destinada a los programas de lactancia, así como la aplicación de las políticas, programas y servicios relacionados a esta práctica.

Para nuestro Sistema de Salud, resulta de vital importancia la participación activa de los profesionales que trabajan tanto, en la Atención Primaria como en los hospitales. En ambos casos tendrán dentro de su labor, brindar cobertura para el amamantamiento, y apoyar rutinariamente la iniciación y mantenimiento de la lactancia materna exclusiva; además de involucrar a la comunidad en la promoción de esta práctica.

Además deberán trabajar para que todas las mujeres bajo su atención, puedan acceder al asesoramiento competente sobre los beneficios que ofrece la lactancia materna, tanto para el bebé como para la madre. En tal sentido los pediatras también juegan un rol fundamental en la promoción y protección de esta práctica, alertando a padres y familia de los riesgos que entraña abandonarla.

Beneficios de la Lactancia Materna

Para los niños y las niñas

    Provee seguridad alimenticia total para el lactante en los primeros seis meses.
    Brinda fuente ideal de nutrientes.
    Su iniciación retardada incrementa riesgo de mortalidad neonatal.
    Mejora  la  respuesta a las inmunizaciones
    Protege a los niños y niñas de las infecciones. Reduce la incidencia y mortalidad por enfermedades infecciosas adquiridas en la comunidad.
    Reduce el riesgo de padecer en el futuro de enfermedades crónicas: Obesidad, Diabetes, Aterosclerosis, Asma e Hipertensión arterial.
    Favorece el desarrollo intelectual, emocional y motor, con ello el desarrollo integral de la primera infancia y su supervivencia.

Para las madres:

    Disminuye la morbilidad extremadamente grave y la mortalidad materna debida a la hemorragia postparto.
    Disminuye el número de mujeres que desarrollan cáncer de ovario, mamario y osteoporosis.
    Provee una forma natural de espaciar embarazos. Tiene propiedades anticonceptivas, aunque no es un método muy seguro y de larga eficacia.
    Ahorra gastos médicos ya que previene enfermedades y alergia.
    Incrementa el vinculo madre / hijo.
    Resulta económica y segura.
    Ahorra recursos vitales:  agua; tiempo y energía de la mujer

Para Cuba la atención al niño y a la madre, es y será una de sus mayores prioridades, por eso es tan importante potenciar la práctica de la lactancia materna, pues con ella colaboramos a promover una niñez saludable, y una maternidad responsable y activa. Velemos todos juntos, con compromiso, acción concertada y colaboración, porque todas las madres tengan acceso a asesoramiento cualificado sobre lactancia materna y empoderarlas para que ofrezcan a sus hijos el mejor comienzo posible en la vida.

Comentarios

Hay que apoyar las donantes el banco.
javierhdez2.capri171@gmail.com

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video