Grupos de Facebook: Mamis cocineras a la obra (+ Fotos)

Grupos de Facebook: Mamis cocineras a la obra (+ Fotos)
Fecha de publicación: 
24 Noviembre 2020
0
Imagen principal: 

En Cuba, desde hace poco tiempo, una parte de la población tuvo un mayor acceso a Internet primero con la implementación del servicio Nauta Hogar, el cual se han ido expandiendo poco a poco y cada vez más por cada una de las provincias, y después, hubo una mayor apertura a todo ese variado y colorido mundo virtual a través de los datos móviles. La sociedad cubana ha experimentado en los últimos años una socialización e interacción social en el ciberespacio nunca antes vista y desarrollada.

A todo este fenómeno, en el año 2020 hay que agregarle los nuevos patrones de vida que de la noche a la mañana tuvimos que asumir para evitar los contagios y que la enfermedad de la Covid-19 se extendiera por toda la Isla sin control alguno. El distanciamiento social implicó que tantos familiares como amigos tuvieran que pausar encuentros, salidas, festejos, etc. Sin embargo, esa necesidad de interacción y vínculo social de algún modo fue “remediada” con el uso de aplicaciones de mensajería y redes sociales.

Sobre el mes de abril, mayo, junio, las semanas corrían, las medidas para el control seguían en pie, e incluso se agudizaban en dependencia de la situación epidemiológica por los territorios. La novedad para algunos de no poder ir a la escuela, de otros de no poder ir al trabajo por ser grupos de riesgo o por el cierre parcial de centros como lo fue en los relacionados con el turismo, pasó a ser monótona en casa e hizo un cambio hacia la comunicación, pero dentro de la red de redes.

WhatsApp y Telegram, y otras vías de mensajería online, “aliviaron” esa ausencia de interacción entre amigos, vecinos, colegas de trabajos y estudios, familiares. En ciertos casos la comunicación pasó a tener en vez de un emisor y un receptor y estos en intercambios de roles, a tener varios emisores y receptores, estamos hablando de los grupos en estas aplicaciones, como fuera entre amigos en general, de la universidad, la secundaria, entre familiares y amigos de aquí y en el exterior. 

Pero para muchos esa forma y tipo de vínculo escrito y oral entre las personas caían nuevamente en el bostezo, pues seguían transcurriendo las semanas de estricto aislamiento a nivel nacional, aunque todavía actualmente hay provincias en fase de transmisión autóctona limitada. Fue por ello que muchos que antes ya contaban con perfiles en la red social Facebook decidieron formar parte de grupos o de otros grupos, más quienes debutaban en esos espacios, se impulsaron hacia un terreno de mayor convergencia social y temática. 

¡Hola cocineros y cocineras!

Envuelta también entre rutinas de teletrabajo, poca interacción familiar y casi que nula entre colegas y amigos, limitadas salidas en busca de verduras y viandas por los agromercados, y de otros productos esquivando el peligro de las tumultuosas y agitadas colas, llegué a ser parte de este grupo de Facebook el cual fue nombrado por sus administradores como Recetas Madres Cubanas, de carácter privado, aunque visible, pues cualquier persona puede encontrarlo, como mismo yo pasé a formar parte meses atrás.

No data de hace mucho tiempo, tan solo fue creado el 11 de abril de este año como bien aparece en el apartado de información y cuenta con la impresionante cifra de más de 91 400 miembros, de cubanas y cubanos que no solo radican en La Habana, sino también de madres y padres afectuosos de cualquier provincia de este archipiélago que convergen en ese espacio, como tampoco se escapan quienes residen en suelo foráneo, pero conservan ese fuerte y concentrado ingrediente de ser cubanos.

Muchos lo consideramos como una gran familia. Impera el respeto, los buenos modales, la solidaridad, la ayuda, toda característica positiva que bien caracteriza y distingue a los cubanos. Incluso en el apartado de la página para subir archivos hay quienes comparten documentos de texto, PDF con sencillas recetas o más allá, hubo quien compartió Cocina Cubana de Nitza Villapol, una de las más valiosas bibliografías del arte culinario en Cuba.

Las recetas bien que pululan a toda hora, lo mismo de postres caseros como flanes, panetelas, buñuelos, natillas; como caldos, sopas, guisos; arroces en muchas opciones; las carnes en especial, el pollo, con mil iniciativas de cocción y con las más elocuentes salsas a fin de variar su sabor. También se publican y se recomiendan métodos para hacer mayonesas con y sin huevo, cómo arreglarlas cuando se cortan, y cómo realizar con leche en polvo la condensada, cómo se consiguen quesos caseros y mantequilla también a base de leche en polvo. 

Recetas Madres Cubanas, más que un grupo, funciona como un grueso libro que, bajo la fraternidad entre todos sus integrantes, deviene una plataforma propicia para consolidar nuestra cubanía, nuestros orígenes, costumbres, lazos culturales, la historia y el presente de la gastronomía y la alimentación hogareña en particular. Hay quienes aluden a la creatividad con platos que evidencian más pasos y una mayor complejidad, y otros comparten soluciones sencillas y prácticas a pruebas de reloj.

Como cuaderno de sugerencias además funciona, si tienes dificultades en cuanto a cómo cocinar el arroz, ahí siempre habrá quien comparta su caso y explique la solución, después una que otra posteará agradecidamente si le funcionó y el cómo le fue. Se presentan escapatorias a comidas para un mayor agrado a los más pequeños. Se readaptan platos con los ingredientes que el cubano tiene más a la mano y a precio módico. Se revive el sabor del plato de la abuela.

No faltan los días en que sus miembros agradecen su existencia y el valor de quienes lo componen, la comunidad que ha dado a luz la iniciativa, las relaciones personales que han surgido, las amistades que han brotado, los sentimientos encontrados no antes percibidos, el impulso a quienes no frecuentaban ese local de la casa y ahora disfrutan permanecer e innovar en él, la pizca de felicidad que le faltaba a quienes sentían placer al cocinar y ahora lo hacen en compañía y por el disfrute y aprendizaje de muchos.

Los grupos de Facebook como este, además de todo lo negativo, pero también positivo que ha conllevado la vida de manos al nuevo coronavirus, sellarán el año como el de poca interacción física social, pero de una mayor virtual que en definitivas en un futuro tendrá la posibilidad de que algunas, entre físicas y virtuales, se armonicen entre sí.  
 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video