Estrecho de la Florida o fractura de las familias

Estrecho de la Florida o fractura de las familias
Fecha de publicación: 
20 Julio 2021
1
Imagen principal: 

Foto: Tomada de Internet.

Algo muy doloroso estamos sintiendo los cubanos que hoy vivimos en Cuba desde que comenzaron los actos violentos y vandálicos, los más despiadados, cuando hombres y mujeres arremetieron no solo contra establecimientos, sino contra un hospital pediátrico en Cárdenas poniendo en riesgo la vida de médicos, enfermeros, madres y niños inocentes, y peor aún, enfermos, hecho tan inhumano como imposible de entender y menos de perdonar.

La gran mayoría de las familias cubanas se sienten tristes, agredidas y dolidas por ver a todas esas personas destruyendo tiendas, volcando carros, robando, intimidando y agrediendo con palos y piedras. La tranquilidad, la paz y la seguridad que todos sentimos aquí se vieron maltratadas. Y es que no existe una justificación o motivos para entender la furia e indecencia de todos esos que pusieron en riesgo a familias, incluso, teniendo las de ellos viviendo en este mismo suelo.

En persona y de frente a frente se siente ello, pero virtualmente el dolor se agudiza por la campaña de odio y los más despiadados ataques que están llevando, no todos, pero sí una buena parte de los cubanos emigrados, sobre todo los que decidieron desarrollarse en los Estados Unidos, y para ser más específicos en el estado de la Florida. Una furia cruel, egoísta, desmedida, fría, ciega, injusta, una furia de cubano a cubano, un malestar entre familias.

No se sabe a dónde fueron a parar el respeto, los buenos modales, la educación recibida en casa, aquí en Cuba, desde cuándo alguien tiene derecho a maltratar a otro por ser negro, o por su inclinación religiosa, sexual o política. Cuál veneno echaron en miles de Coca Colas para olvidarse de tal modo de sus familias e incitarlas a vandalizar a las calles, cuando sabemos que la libertad que exigen es una total anexión y sin importar las consecuencias a la propiedad pública y las familias.

¿Qué hay de esos amigos de la escuela que desde hace mucho no viven aquí y postean imágenes de soldados americanos abogando que la guerra es la solución a nuestros problemas, o que es la suya para acabar con el comunismo y con la que ellos dicen dictadura de Díaz-Canel? ¿Acaso se olvidaron de sus seños en el círculo, de cuando fueron pioneros y orgullosos con sus pañoletas exclamaban “Seremos como el Che”? ¿Tampoco se acuerdan cuando marchaban con total tranquilidad, confianza y orgullo en un 1ro de mayo por la Plaza de la Revolución?

¿Qué hay de las amistades que se creían sólidas y verdaderas en el tiempo y por todo este show político, por el cual se dejaron manipular, terminaron en burlas, acosos, faltas de respeto, y rencores? ¿Cuánta hipocresía llevan esas almas conteniendo dentro de sí mismo, o es que son tan cobardes como para nadar a favor de la corriente así sea bajo el costo de perder los lazos humanos más importantes y valiosos que una persona pudiera atesorar, la familia?

¿Qué hay de esos amigos y familias, que cuando los dos todavía vivían aquí compartían el puesto de trabajo, se ayudaban en las tareas laborales y también si hacía falta una personal se echaban la mano? ¿Por qué el que está afuera ofende al que se quedó, y lo hace contra sus ideales, su forma de pensar y ver la vida, pero también ofende a su patria, y a su madre? ¿Cómo siendo como si fuera familia, hay quienes protagonizan las bajezas más sucias que un humano puede hacer?

Pero es que incluso, ¿qué hay de esos hijos que decidieron emigrar y soltaron como la cigüeña equivocada a sus propios hijos en manos de sus abuelos y hermanos, y en ese que voló no habita una pizca de agradecimiento de que esos abuelos se hayan ocupado, educado, alimentado y corrido en momentos de enfermedades a esos pequeños como si fueran sus padres? ¿Esos que incitan a la guerra se acordarán de sus hijos, padres y hermanos en esta tierra?

¿Qué hay de esos trumpistas que incluso estando a favor de Trump protestaron cuando las remesas fueron barridas y la ayuda económica a los suyos de aquí se vio fuertemente dificultada, pero que ahora les ha dado por hacer viral ciertos videos incitando a quienes viven allá y tienen familias aquí a una ruptura familiar, diciéndoles que si no van a las calles y no rompen tiendas van a desentenderse de la familia por supuestamente no ser recíprocos con ellos? ¿Será que querrán cobrarle a sus familias y amigos todo el supuesto “apoyo desinteresado”?

¿Qué cosa ha sido capaz de envenenar a tantas almas, o será que el capitalismo y lo material que ya consiguieron allá los despojaron de sus sentimientos, raíces, amistades y familiares que decidieron quedarse aquí? Son muchas las familias cuyos lazos se han quebrantado a raíz de todo esto. Como dijera nuestro presidente es como un odio “que fractura a la familia, a los amigos, a la sociedad, y que amenaza con llevarse muchos de nuestros valores al rincón de lo inservible”.

Comentarios

Estas generalizando todos los Cubanos que vivimos de la parte de acá no hemos dejado de ayudar, amar a nuestra familia y amigos quizás tu estas hablando de tu familia o los que fueron tus amigos, debe ser que no te rodeabas de gente con calidad humana haz escrito muchas cosas que no se ajusta a la mayoría de lod que vivimos de la parte de acá, creo que te quedo incompleta tu historia o es que esa parte no importa bajo tu punto de vista.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video