EDITORIAL: Otra jugarreta en el Parlamento Europeo

EDITORIAL: Otra jugarreta en el Parlamento Europeo
Fecha de publicación: 
16 Septiembre 2021
1
Imagen principal: 

Otra vez la situación de los derechos humanos en Cuba es objeto de análisis de los diputados del Parlamento Europeo. Parece ya una obsesión. En un mundo impactado por la pandemia de COVID-19, asolado por conflictos en varias regiones, en un mundo escandalosamente desigual, donde la riqueza está mal distribuida, donde persisten injusticias sistémicas... algunos eurodiputados singularizan a Cuba. Les preocupa mucho Cuba. Se desvelan por Cuba. Como si Cuba definiera la agenda internacional.

Estamos, en todo caso, ante un ejercicio hipócrita, sesgado e injustificado. De muchos temas deberían ocuparse los integrantes del Parlamento Europeo: conflictos y desafíos de la propia política de ese continente, que no es, en muchos casos, modelo de ética para el resto del mundo (por más que algunos políticos de esa región insistan en dar lecciones de corrección y buenas maneras... aunque no hayan sido solicitadas). 

Y lo peor es que, aunque se presenta como una acción independiente y soberana, está clarísimo que el debate se supedita a la política anticubana del gobierno de los Estados Unidos, que a la vez es rehén de sectores conservadores que han hecho del odio un provechoso negocio.

El Parlamento Europeo no tiene moral ni competencias para juzgar a Cuba. Y sus resoluciones en ese sentido no pasan de ser papel mojado. El doble rasero de esas iniciativas es evidente. No se han convocado debates para analizar las violaciones flagrantes y cotidianas de los derechos humanos en otros países que los mismos que pretenden condenar a Cuba consideran aliados. Y, extrañamente, los promotores de la jugarreta no consideran violatorio el bloqueo que los Estados Unidos le impone al país caribeño, pese a que es condenado por la inmensa mayoría de la comunidad internacional.

Europa no es la metrópolis de Cuba. Eso parecen ignorarlo algunos eurodiputados. Cuba apuesta por una relación mutuamente beneficiosa con Europa, partiendo del respeto y la igualdad. Cuba no teme debatir ningún tema, pero no aceptará descaradas injerencias. Los problemas de Cuba se discuten aquí. 

Comentarios

Que equivocado están de la realidad el 1594 fue hace más de 500 años y 62 de dejar de ser colonia. Mi madre Patria es Cuba y al que no le guste que se mude. Cuba es la fortaleza que garantiza una igualdad de oportunidades y respeto a los derechos de quienes representan a nuestro pueblo sin diferencias de credo raza o género y diversidad. #CubaNoEstaSola
guadarramas@vc.tsp.gob.cu

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video