60 Serie Nacional de Béisbol: Tres invictos y algunas claves

Solapas principales

60 Serie Nacional de Béisbol: Tres invictos y algunas claves
Fecha de publicación: 
15 Septiembre 2020
0
Imagen principal: 
Mucha rivalidad desde el comienzo matizó el fin de semana beisbolero, con algunas candidaturas claras a clasificación. Foto: José Raúl Rodríguez Robleda.

Arrancó la temporada 60 de la pelota cubana, con el vacío de no escuchar el eco ensordecedor de la afición en los estadios, pero con un número mayor de “pacientes”, como le diría yo a esos a los que le circulan bolas y strikes por el torrente sanguíneo, sentados fielmente frente a sus telerreceptores.

Hablamos de doble cartelera diaria en el TV, lo que se traduce en más de seis horas de pelota, y por consiguiente una mayor capacidad para opinar y calibrar esta temporada sui géneris de nuestro clásico desde casa.

Uno que transita de forma simultánea con otros certámenes ligueros en distintas latitudes del planeta como la MLB, el torneo nipón y el de Sudcorea en el lejano Oriente, y otros en donde también hay presencia de peloteros nacidos y formados en nuestra Isla. Además de la posibilidad de poder establecer un patrón comparativo inter-torneos.

De vuelta a nuestra campaña desde ya los gurúes comienzan a mover sus piezas respecto a posibles clasificados luego de los 75 juegos de la fase regular.

Pese a ser muy prematuras estas predicciones, varios de los elencos llamados a clasificar mostraron sus principales armas en las dos primeras subseries:

Camagüey: Demostró que su pitcheo seguirá siendo su estandarte en la actual temporada. Pese a apalear 15-8 a Matanzas en el primer desafío, el triunfo desde la lomita lo apuntaló el talento diestro Yosimar Cousín.

Luego, en el segundo acto de dos embestidas a los actuales campeones yumurinos, los Toros de la llanura remontaron el marcador y desde la lomita el esfuerzo combinado de Frank Madán, Lisander Hernández y Alejandro León Ramos, rindió sus frutos para contener a la tanda yumurina y limitarla a dos anotaciones y cinco hits, pese al fatídico balance de ponches-bases por bolas, fijado en 3-9.

Al bate, Loidel Chapellí Jr. con seis inatrapables en la doble cartelera, fue pieza clave de una ofensiva bastante bien repartida en cuanto a las anotaciones fletadas.

Santiago de Cuba: Dos choques cerrados, un extrainnning. Venir de abajo en par de oportunidades. Características todas que hablan de esta novena de las avispas, diciendo que batallarán siempre hasta el último out. Lo sufrió en carne propia el aguerrido conjunto de la Isla de la Juventud, y créanme, la armada indómita deberá carburar mejor, y cuando esto suceda, se antojará más peligrosa aún para sus rivales.

Yunior Tur, as desde la lomita, se anotó en calidad de apagafuegos, ambas sonrisas. Madero en ristre preocupa su bateo con oportunidad, pues 28 corredores dejados en base 34 en dos duelos, es sencillamente una barbaridad inadmisible.
Quizás no se aproxime ni por asomo a la temible aplanadora, pero los planteles indómitos nunca se pueden descartar.

Industiales: Dos abultadas sonrisas ante uno de los planteles a los cuales le otorgo muy pocas opciones de contender, matizaron la barrida de Industriales a domicilio sobre Guantánamo.

Las huestes de Carmona enseñaron su artillería pesada, para situarse colectivamente al frente de los departamentos de hits (31), carreras (22, de ellas 20 empujadas), y jonrones (5), además de cuatro dobles para nueve extravases. Con dos vuelacercas per cápita aparecen el “torito” Barcelán, y el reinsertado como cuarto madero Lisbán Correa.

Es indudablemente su ofensiva la principal carta de presentación de los azules, amén de rendimientos decorosos desde la colina de los martirios de Yandi Molina y Héctor Ponce, por solo citar dos.

Con esa alineación que no parece tener fisuras, los azules llenan de esperanzas a sus parciales, al menos sobre una posible clasificación, y se pintan como verdadero dolor de cabeza para los staff contrarios.

El resto de los enfrentamientos particulares concluyó con igualada a una victoria por bando, con notas sobresalientes a la cuenta de Mayabeque, arráncandole un triunfo a Las tunas y vendiendo bien cara su derrota en el segundo desafío; y Artemisa, en su división de honores con Granma.

Cienfuegos y Sancti Spíritus se batieron a brazo partido, y dos clásicos de nuestra lid, Villa Clara y Ciego de Ávila, igualmente dividieron honores.

Primeros enfrentamientos en los que se conectaron 26 cuadrangulares y 59 biangulares, se promedió para 286 colectivamente, y se pisó el home en 178 ocasiones.

Desde el box, se promedió para elevado 4.67, con WHIP cuestionable de 1.58, y más boletos que ponches por cada nueve episodios: 4.19-4.02.

Guante en mano se cometieron 35 pifias en 1 266 lances, para 972 de average defensivo, por debajo de una media seria, fijada en 980 para cualquier competición de nivel. Factura de 46 dobles matanzas y 399 asistencias matizaron el fin de semana.

Este martes se reanuda el calendario y se exacerban las emociones con las segundas subseries, sobresaliendo el duelo de invictos entre Leones de la capital y Avispas indómitas, en el Guillermón Moncada.

Los restantes choques serán a razón de Villa Clara-Sancti Spíritus, Ciego de Ávila-Cienfuegos, Matanzas-Las Tunas, Artemisa-Holguín, Pinar del Río-Granma, Isla de la Juventud-Guantánamo, y Mayabeque-Camagüey, siempre en casa de los segundos.

Usted, mantenga la sintonía en su telereceptor, haga sus análisis y luego, si le queda tiempo y lo desea, al término de cada subserie particular, contraste sus criterios con el de nuestro Portal CubaSí.

En definitiva, el béisbol y la Serie Nacional, a pesar de la pandemia y el aislamiento social, continúan siendo la pasión de Cuba.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video